Cui­de­mos nues­tra de­mo­cra­cia

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Se­re­mi de Go­bierno Re­gión del Bio­bío En­ri­que Inos­tro­za San­hue­za

“Re­do­blar los es­fuer­zos pa­ra re­cu­pe­rar la con­fian­za y el es­pí­ri­tu cí­vi­co de la ciu­da­da­nía”, ese fue el lla­ma­do que la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let hi­zo lue­go de las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les. La al­ta abs­ten­ción en es­te pro­ce­so elec­cio­na­rio no de­jó a na­die in­di­fe­ren­te y las ra­zo­nes, en­tre otras son el co­no­ci­mien­to de ma­las prác­ti­cas por lí­de­res po­lí­ti­cos, so­cia­les y em­pre­sa­ria­les, lo que ha dis­tan­cia­do a los ciu­da­da­nos de las ins­ti­tu­cio­nes.

La Pre­si­den­ta Ba­che­let ha pro­pues­to una agen­da cla­ra de pro­bi­dad y trans­pa­ren­cia que sir­vió, co­mo se com­prue­ba en la elec­ción que re­cién ter­mi­na, pa­ra dis­tan­ciar el di­ne­ro de la in­fluen­cia política, que se ha re­fle­ja­do en la trans­pa­ren­cia de los apor­tes elec­to­ra­les, en una ciu­dad más li­bre de con­ta­mi­na­ción vi­sual, don­de ha pri­ma­do el tra­ba­jo de te­rreno de los can­di­da­tos y no la exu­be­ran­cia pu­bli­ci­ta­ria. Sa­be­mos que los re­sul­ta­dos aún son par­cia­les, pe­ro em­pie­zan a no­tar­se.

Es­te es­ce­na­rio de abs­ten­ción es un lla­ma­do de aten­ción a to­dos aque­llos que es­ta­mos en la ac­ti­vi­dad pú­bli­ca, que exi­ge tra­ba­jar con más fuer­za e in­cen­ti­var la par­ti­ci­pa­ción. To­dos de­be­mos ha­cer un es­fuer­zo por su­pe­rar es­ta desafec­ción, por­que la de­bi­li­dad de la de­mo­cra­cia afec­ta el bie­nes­tar de to­dos.

Sin du­da la abs­ten­ción es un fe­nó­meno que se ha ins­tau­ra­do en di­ver­sas de­mo­cra­cias del mun­do, es nues­tro de­ber com­pren­der­la e in­ten­tar re­du­cir­la, ya que só­lo a tra­vés de la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na po­dre­mos acer­car- nos ca­da vez más al bien co­mún de nues­tra so­cie­dad chi­le­na.

Sin em­bar­go, es­ta ne­ga­ti­va ten­den­cia a ni­vel na­cio­nal es me­nos drás­ti­ca a ni­vel re­gio­nal, co­mu­nas co­mo Trehua­co, Cob­que­cu­ra y Nin­hue des­ta­can con ni­ve­les de par­ti­ci­pa­ción so­bre un se­sen­ta por cien­to y los ni­ve­les de abs­ten­ción en la re­gión son me­no­res a los pro­me­dios na­cio­na­les.

La in­vi­ta­ción que se reali­zó du­ran­te to­dos es­tos días, fue que la gen­te par­ti­ci­pa­ra y que no nos ol­vi­de­mos lo mu­cho que nos cos­tó re­cu­pe­rar la de­mo­cra­cia y la im­por­tan­cia por tan­to de cui­dar­la. Hay que ha­cer no­tar con fuer­za, las ve­ces que sea ne­ce­sa­rio, lo mu­cho que hu­bo que lu­char pa­ra que al­go que es tan bá­si­co y tan esen­cial en la de­mo­cra­cia, co­mo lo es nues­tro de­re­cho a su­fra­gio y po­der ele­gir a nues­tras au­to­ri­da­des, sea una reali­dad.

De­be­mos per­se­ve­rar en la ta­rea de cui­dar la de­mo­cra­cia, aque­llos que es­ta­mos en la ac­ti­vi­dad pú­bli­ca, de­be­mos ele­var el ni­vel del de­ba­te, ser ac­ti­vos en la im­ple­men­ta­ción de la agen­da an­ti­co­rrup­ción que ha pro­pues­to la Pre­si­den­ta Ba­che­let y cui­dar que nues­tra Re­gión del Bio­bío sea un ejem­plo de diá­lo­go re­pu­bli­cano y sano de­ba­te de­mo­crá­ti­co.

Es­te es­ce­na­rio de abs­ten­ción es un lla­ma­do de aten­ción a to­dos aque­llos que es­ta­mos en la ac­ti­vi­dad pú­bli­ca, que exi­ge tra­ba­jar con más fuer­za e in­cen­ti­var la par­ti­ci­pa­ción. To­dos de­be­mos ha­cer un es­fuer­zo por su­pe­rar es­ta desafec­ción, por­que la de­bi­li­dad de la de­mo­cra­cia afec­ta el bie­nes­tar de to­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.