Las otras ma­yo­rías de las mu­ni­ci­pa­les 2016

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Re­na­to Se­gu­ra Ce­rre­gio­nal.cl

Con 52 al­cal­días, lo que re­pre­sen­ta el 17.4% del to­tal de al­cal­des elec­tos, los in­de­pen­dien­tes fue­ra de pac­to, se han cons­ti­tui­do en la se­gun­da fuer­za po­lí­ti­ca con ma­yor nú­me­ro de mu­ni­ci­pios a su ha­ber. Es­te re­sul­ta­do, jun­to con la abs­ten­ción de 2 de ca­da 3 elec­to­res, mar­ca­ron lo más lla­ma­ti­vo de las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les 2016.

Mu­cho se ha­bía es­pe­cu­la­do res­pec­to del ni­vel de desafec­ción de la po­bla­ción, res­pec­to de la es­truc­tu­ra de li­de­raz­go ac­tual. El cues­tio­na­mien­to a la éti­ca de gran par­te de los in­vo­lu­cra­dos, ha­cían in­cier­to el com­por­ta­mien­to de la po­bla­ción fren­te al pro­ce­so elec­cio­na­rio.

El ma­si­vo triun­fo de can­di­da­tos in­de­pen­dien­tes a al­cal­de, fue una de las ma­ni­fes­ta­cio­nes ciu­da­da­nas que dio cuen­ta del de­sen­can­to ha­cia las prin­ci­pa­les fuer­zas po­lí­ti­cas del país. El aplas­tan­te 53.7% que ob­tu­vo el can­di­da­to in­de­pen­dien­te por la co­mu­na de Val­pa­raí­so, en des­me­dro de los pac­tos Chi­le Va­mos y Nue­va Ma­yo­ría, fue una de las for­mas ele­gi­das por la ciu­da­da­nía pa­ra ma­ni­fes­tar su an­sia de va­li­dar li­de­raz­gos al­ter­na­ti­vos.

La abs­ten­ción, por su par­te, que al­can­zó el 65% del to­tal del pa­drón elec­to­ral (más de 9 mi­llo­nes de per­so­nas que no fue­ron a vo­tar), fue otra po­ten­te ma­ni­fes­ta­ción ele­gi­da por la po­bla­ción pa­ra de­jar es­ta­ble­ci­do su ma­les­tar. El abs­te­ner­se de vo­tar, es una op­ción vá­li­da, de acuer­do a la ley; el ejer­cer di­cha op­ción, es una se­ñal del ba­jo va­lor ciu­da­dano que se le asig­na al vo­to en tér­mi­nos de su ni­vel de ca­li­dad de vi­da.

Es­tas dos gran­des ma­yo­rías (in­de­pen­dien­tes y abs­ten­ción), de­jan en una in­có­mo­da si­tua­ción al es­ta­blish­ment. La fuer­za elec­to­ral, que otro­ra era se­du­ci­da por las si­tua­cio­nes an­ta­gó­ni­cas he­re­da­das de la gue­rra fría, ha mos­tra­do ma­yor em­po­de­ra­mien­to e in­cer­ti­dum­bre, res­pec­to de su com­por­ta­mien­to fren­te a las al­ter­na­ti­vas pa­ra con­du­cir el país.

Res­ca­tan­do la re­tó­ri­ca de los can­di­da­tos in­de­pen­dien­tes ven­ce­do­res, las ta­reas prio­ri­ta­rias de su ges­tión, se con­cen­tran en el des­plie­gue en te­rreno pa­ra re­sol­ver los pro­ble­mas más apre­mian­tes de los ve­ci­nos, ge­ne­rar un pro­gra­ma de tra­ba­jo pa­ra en­fren­tar la de­sigual­dad en ba­rrios y re­nun­ciar a los pri­vi­le­gios que po­ne a dis­po­si­ción los gru­pos de po­der, a quie­nes sir­ven sus in­tere­ses.

La pre­sen­cia en la ca­lle, acor­tar las bre­chas en ca­li­dad de vi­da y des­es­ti­mar pri­vi­le­gios, se­rán, sin du­da, los gran­des desafíos que, es­ta nue­va ca­ma­da de lí­de­res, de­be­rá sor­tear con éxi­to. De ello de­pen­de­rá, en gran me­di­da, que su ges­tión tras­cien­da al mu­ni­ci­pio y, de pa­so, de­vuel­va la con­fian­za de la po­bla­ción en la ca­pa­ci­dad y ho­nes­ti­dad de sus lí­de­res.

El abs­te­ner­se de vo­tar, es una op­ción vá­li­da, de acuer­do a la ley; el ejer­cer di­cha op­ción, es una se­ñal del ba­jo va­lor ciu­da­dano que se le asig­na al vo­to en tér­mi­nos de su ni­vel de ca­li­dad de vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.