ALAR­MA

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Jo­sé M. Cae­rols

Se­ñor Di­rec­tor: No­ti­cia y ad­ver­ten­cia de la FAO en días pa­sa­dos, “El cam­bio cli­má­ti­co ya es­tá afec­tan­do a la agri­cul­tu­ra y la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria por lo que, si no se to­man me­di­das ur­gen­tes, más mi­llo­nes de per­so­nas su­fri­rán ham­bre y po­bre­za, ad­vir­tió hoy la Or­ga­ni­za­ción de la ONU pa­ra la Ali­men­ta­ción y la Agri­cul­tu­ra (FAO)”.

Es di­fí­cil de en­ten­der que con és­tas se­ña­les de alar­ma so­bre el fu­tu­ro mun­dial, no só­lo de la ali­men­ta­ción, sino to­dos los com­po­nen­tes bá­si­cos, ener­gía, agua, ai­re y me­dio am­bien­te en ge­ne­ral, sin con­si­de­rar la pér­di­da de la paz so­cial y de una vi­da de ca­li­dad, que des­de ha­ce tiem­po ve­ni­mos pal­pan­do y pa­de­cien­do; man­ten­ga­mos nues­tro cur­so de ac­ción (de co­li­sión) sin mi­rar el fon­do y prin­ci­pio de to­do; no­so­tros los hu­ma­nos.

Alar­ma es­cu­char a au­to­ri­da­des ha­blar de la ba­ja ta­sa de cre­ci­mien­to po­bla­cio­nal y sus in­con­ve­nien­tes o del li­bre flu­jo mi­gra­to­rio en­tre las na­cio­nes.

¿Aca­so, to­da­vía son dé­bi­les las se­ña­les de es­ta gra­ve in­con­gruen­cia en­tre el fu­tu­ro cer­cano que se ave­ci­na ( pro­nós­ti­co FAO) y las po­lí­ti­cas de ex­pan­sión de­mo­grá­fi­ca?

¿Aún so­mos tan mio­pes y no ve­mos que el ori­gen de to­do es­tá en no­so­tros, la es­pe­cie hu­ma­na sin re­co­no­cer nues­tras li­mi­ta­cio­nes y el de nues­tro me­dio pa­ra ge­ne­rar a la ve­lo­ci­dad que se re­quie­re, los bie­nes y re­cur­sos que de­man­da el ex­ce­so de po­bla­ción na­cio­nal y mun­dial que hoy exis­te y que va cre­cien­do en for­ma des­con­tro­la­da y las li­mi­ta­cio­nes que ge­ne­ra­rá?

No ol­vi­de­mos que do­mi­na­mos a cuan­ta es­pe­cie se nos ocu­rre, pe­ro me­nos a no­so­tros mis­mos, avan­zan­do a dies­tra y si­nies­tra des­tru­yen­do y con­ta­mi­nan­do el me­dio, de acuer­do a nues­tros ob­je­ti­vos irres­pon­sa­bles y cor­to­pla­cis­tas sin con­si­de­rar la úni­ca ca­sa y huer­ta que te­ne­mos; es de­cir, és­te el úni­co pla­ne­ta que hay. Oja­lá reac­cio­ne­mos aun­que sea tar­de.

Por lo me­nos ya se sa­be de vo­ces en or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les, tam­bién en la ONU, que es­ta­rían re­co­no­cien­do y ha­cien­do los pri­me­ros lla­ma­dos al res­pec­to; “en opi­nión de Ch­ris­tia­na Figueres, se­cre­ta­ria eje­cu­ti­va de la Con­ven­ción Mar­co de las Na­cio­nes Uni­das so­bre el Cam­bio Cli­má­ti­co, quien de­cla­ró re­cien­te­men­te en una en­tre­vis­ta que “la Tie­rra es­tá so­bre­car­ga­da de gen­te y que de­be­mos pen­sar en des­po­blar el pla­ne­ta”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.