Leer nos ha­ce me­jo­res per­so­nas

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Ger­mán Pros­ser San­ta­na

Leer, no só­lo es un apren­di­za­je, es una vir­tud, es un don que uti­li­za nues­tros ojos y la men­te. Aun­que per­te­ne­ce­mos al Reino Ani­mal nos di­fe­ren­cia­mos de otros, co­mo aque­llos que tie­nen cua­tro pa­tas o dos y vue­lan o co­la que vi­ven en las aguas, por lo tan­to ese her­mo­so pri­vi­le­gio de­be­mos uti­li­zar­lo, pa­ra acer­car­nos a la sa­bi­du­ría, que ca­rac­te­ri­za­ba a nues­tros an­cia­nos, que eran res­pe­ta­dos y muy apre­cia­dos por su sa­bi­du­ría ad­qui­ri­da en sus años de vi­da. En mi ca­so ten­go gran­des ami­gos, que de la lec­tu­ra ha­cen un ol­vi­do o sim­ple­men­te una fun­ción po­co atrac­ti­va, co­lo­can­do ocu­pa­cio­nes sim­ples e in­tras­cen­den­tes so­bre la lec­tu­ra, aun­que sus ojos les fun­cio­nen muy bien. El leer sig­ni­fi­ca co­no­cer más, cre­cer co­mo per­so­nas, ya que si bien es cier­to exis­ten me­dios au­dio- vi­sua­les, que con imá­ge­nes ex­pre­san más que mil pa­la­bras, la lec­tu­ra en esos ca­sos com­ple­men­ta el co­no­ci­mien­to, co­mo tam­bién lo es al re­vés y pa­ra bien leer hay que do­mi­nar un len­gua­je, co­no­cer sus pa­la­bras, su sig­ni­fi­ca­do y por so­bre to­do, edu­car­se en el sen­ti­do de pa­la­bras y fra­ses, ya que si al­guien nos di­ce “Vi­va Chi­le…más una gro­se­ría sa­bre­mos, que ese glo­rio­so gri­to pa­trió­ti­co es­tá vul­ga­ri­za­do rom­pien­do su le­gí­ti­mo sen­ti­do pa­trió­ti­co y eso no lo sien­to así por pro­cu­rar ser cur­si o ale­ja­do de los chi­le­nis­mos, sim­ple­men­te la Pa­tria es tan res­pe­ta­ble co­mo el más mo­des­to de nues­tro com­pa­trio­tas, que aun­que se ex­pre­se así, con epí­te­tos o si­nó­ni­mos del vul­go im­pe­ran­te, se le en­tien­de y va­lo­ra co­mo al­go pro­pio de su for­ma­ción, de ahí que pa­ra ex­pre- sar­se ade­cua­da­men­te es no so­lo apren­der a leer y des­cri­bir ade­cua­da­men­te, pro­nun­ciar y es­cri­bir, aun­que sea la es­cri­tu­ra rá­pi­da, co­mo la que eje­cu­tan al­gu­nos profesionales, pe­ro que al leer­la con de­ten­ción, di­cen lo que quie­ren ex­pre­sar, co­mo es el ca­so de los mé­di­cos, que los fun­cio­na­rios de farmacias les en­tien­den per­fec­ta­men­te.

Qui­zás me ex­ten­dí mu­cho pa­ra de­cir que la lec­tu­ra es un atri­bu­to tan im­por­tan­te co­mo sa­ber es­cu­char, tal cual nos di­ce Is­mael Ga­la un gran en­tre­vis­ta­dor cu­bano del Ca­nal CNN en es­pa­ñol, que ob­tie­ne co­lo­sa­les En­tre­vis­tas y Con­ver­sa­cio­nes, con dis­tin­gui­dos per­so­na­jes del li­de­raz­go mun­dial y las Ar­tes, que tan­ta fal­ta nos ha­ce, en paí­ses co­mo el nues­tro, don­de la ba­ja con­cep­ción de ideas y la po­ca es­ti­ma­ción de los ta­len­tos nos mues­tran reali­da­des fic­ti­cias y sim­ples de des­ta­ca­dos re­pre­sen­tan­tes de la vi­da hu­ma­na, co­mo es el ca­so de otro no­ta­ble en­tre­vis­ta­dor co­mo don Fran­cis­co, que ha­ce dis­fru­tar a quie­nes se en­cuen­tran en sin­to­nía y por su­pues­to a la te­le­au­dien­cia, que de esa for­ma que­da­mos au­to con­vo­ca­dos, pa­ra fu­tu­ras y pró­xi­mas edi­cio­nes, de per­so­nas que do­mi­nan el co­no­ci­mien­to glo­bal de his­to­rias, he­chos y tra­yec­to­rias de sus en­tre­vis­ta­dos, por­que do­mi­nan el es­tu­dio y sa­ber es­cu­char, don­de la lec­tu­ra es el prin­ci­pal pro­ta­go­nis­ta de su cul­tu­ra que los ha­ce y mo­ti­va a des­ta­car­se. Leer, leer, leer: es el men­sa­je de es­te ser­vi­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.