FRAU­DE EN RE­DES SO­CIA­LES

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Ro­dri­go Va­re­la Fis­cal de In­mu­ne

Se­ñor di­rec­tor: Las re­des so­cia­les e in­ter­net dan pa­ra mu­chos ne­go­cios, tan­to lí­ci­tos co­mo ilí­ci­tos. Con mu­cha preo­cu­pa­ción he­mos vis­to en In­mu­ne el au­men­to de de­nun­cias so­bre gen­te que ven­de y ofre­ce da­tos so­bre mé­di­cos que en­tre­gan li­cen­cias mé­di­cas de for­ma frau­du­len­ta en es­tas pla­ta­for­mas.

A tra­vés de re­des so­cia­les, al­gu­nos ines­cru­pu­lo­sos ofre­cen re­fe­ren­cias de mé­di­cos que dan, apa­ren­te­men­te, li­cen­cias mé­di­cas pa­ra que la gen­te pue­da que­dar­se en sus ca­sas por un tiem­po pro­lon­ga­do.

In­mu­ne ha rea­li­za­do va­rias de­nun­cias an­te las Con­tra­lo­rías Mé­di­cas y Po­li­cía de In­ves­ti­ga­cio­nes (PDI), de­bi­do a que mu­chos de esos in­ter­me­dia­rios re­sul­tan ser es­ta­fa­do­res que se apro­pian del di­ne­ro de sus víc­ti­mas o en­tre­gan da­tos ma­li­cio­sa­men­te falsos o erra­dos so­bre doc­to­res que ni si­quie­ra son es­pe­cia­lis­tas en el te­ma que el usua­rio ne­ce­si­ta. Al fi­nal, la per­so­na ter­mi­na per­dien­do su di­ne­ro y tiem­po.

Ade­más, el ne­go­cio es con­tra­pro­du­cen­te, ya que tan­to las Isa­pres co­mo Fo­na­sa es­tán al tan­to de es­tas ma­las prác­ti­cas. Si se lle­ga a com­pro­bar que al­gún “pa­cien­te” es­tá co­me­tien­do al­gún ti­po de frau­de con es­te ins­tru­men­to, se arries­ga a se­rias san­cio­nes co­mo pe­nas de cár­cel de has­ta tres años, mul­tas que pue­den lle­gar a los 2 mi­llo­nes y me­dio de pe­sos, y el tér­mino con­trac­tual con su Isa­pre. Di­chas san­cio­nes son apli­ca­bles tan­to pa­ra el mé­di­co que co­me­te el de­li­to co­mo pa­ra la per­so­na que lo in­ci­ta.

Es im­por­tan­te re­cor­dar que la li­cen­cia mé­di­ca es un ins­tru­men­to le­gal con­sa­gra­do co­mo un de­re­cho pa­ra que los pa­cien­tes re­cu­pe­ren su sa­lud y de­be ser uti­li­za­do por per­so­nas que es­tán real­men­te en­fer­mas. Por des­gra­cia, son los usua­rios ho­nes­tos los más afec­ta­dos, por­que ven cues­tio­na­das sus li­cen­cias por fal­ta de cre­di­bi­li­dad, por cul­pa de gen­te que abu­sa del sis­te­ma, ge­ne­ran­do ex­ce­si­va tra­mi­ta­ción y de­mo­ra en los pa­gos. No de­je­mos que es­ta mi­no­ría de per­so­nas si­ga da­ñan­do un sis­te­ma que to­dos de­be­mos cui­dar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.