Bus que tras­la­da­ba a ca­de­tes de Ibe­ria se in­cen­dió cuan­do iba ca­mino a Yun­gay

El vehícu­lo que mo­vi­li­za­ba a los ju­ga­do­res de las ca­te­go­rías sub 17 y 19, tras el si­nies­tro, pu­do ser re­pa­ra­do y re­tor­nó a Los Ángeles fun­cio­nan­do con “nor­ma­li­dad”.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - POLICIAL -

Lo que pa­re­cía ser una nue­va jor­na­da de fút­bol pa­ra las series me­no­res de Ibe­ria ter­mi­nó sien­do una ma­ña­na aje­trea­da, pro­duc­to de un in­cen­dio que afec­tó al bus que tras­la­da­ba a 37 ju­ga­do­res de las ca­te­go­rías sub 17 y 19, quie­nes via­ja­ban a dispu­tar los par­ti­dos res­pec­ti­vos con­tra Pa­les­tino en la lo­ca­li­dad de Yun­gay.

Se­gún fuen­tes de Diario La Tribuna, el he­cho ocu­rrió a eso de las 9 de la ma­ña­na de es­te sá­ba­do, en ave­ni­da Ecua­dor con O’hig­gins en la lo­ca­li­dad de Huépil, cuan­do ines­pe­ra­da­men­te co­men­za­ron a sa­lir lla­mas y hu­mo de la par­te pos­te­rior del bus, lo que aler­tó a los pa­sa­je­ros, quie­nes fue­ron rá­pi­da­men­te eva­cua­dos del vehícu­lo que los trans­por­ta­ba.

Con ba­se en lo in­for­ma­do, fue­ron las mis­mas per­so­nas que pa­sa­ban por el lu­gar las que ayu­da­ron a apa­gar el in­cen­dio mien­tras lle­ga­ban los bom­be­ros del sec­tor, quie­nes no re­ci­bie­ron lla­ma­do por el in­ci­den­te, sino que fue­ron aler­ta­dos de la si­tua­ción por una per­so­na que se di­ri­gió al cuar­tel a avi­sar­les lo ocu­rri­do.

Por es­ta ra­zón, el per­so­nal de Bom­be­ros de Huépil lle­gó al­re­de­dor de cua­tro mi­nu­tos des­pués de la emer­gen­cia.

Gra­cias a la ayu­da de los ha­bi­tan­tes y per­so­nal de emer­gen­cia, los 37 jó­ve­nes de las ca­te­go­rías sub 17 y 19 del equi­po azul­gra­na re­sul­ta­ron ile­sos de las lla­mas y hu­mo que el bus ema­na­ba.

De acuer­do con in­for­ma­ción que re­ci­bió la di­ri­gen­cia del club, un ca­ble cor­ta­do ha­bría si­do la ra­zón por la cual el bus ter­mi­nó en lla­mas, de­bi­do a un cor­to cir­cui­to.

El bus fue cam­bia­do in­me­dia­ta­men­te por la em­pre­sa que los tras­la­da­ba -LAC- y los ca­de­tes de Ibe­ria pu­die­ron con­ti­nuar su ca­mino rum­bo a Yun­gay. Si bien la emer­gen­cia hi­zo que se re­tra­sa­ran 15 mi­nu­tos, los jó­ve­nes igual ju­ga­ron su par­ti­do pac­ta­do con­tra el elen­co de co­lo­nia.

DES­DE EL CLUB

Ca­be des­ta­car que lue­go del in­ci­den­te, fue uno de los di­ri­gen­tes de Ibe­ria, Ch­ris­tian Mon­to­ya, quién co­men­tó la si­tua­ción, don­de acla­ró los he­chos y pu­so pa­ños fríos a la emer­gen­cia.

“Fue en Huépil, en la par­te pos­te­rior del bus, pe­ro no pa­só na­da, ya que co­mo Bom­be­ros es­ta­ba cer­ca lo apa­ga­ron de in­me­dia­to. La bue­na in­ter­ven­ción del con­duc­tor de la ma­qui­na per­mi­tió reac­cio­nar rá­pi­da­men­te”, di­jo. Tan­to el plan­tel del fút­bol co­mo el cuer­po téc­ni­co re­sul­ta­ron ile­sos.

Es­pe­ci­fi­có que es­ta se­ría la pri­me­ra vez, des­de que man­tie­nen con­tra­to con la em­pre­sa que mo­vi­li­za a sus ca­de­tes, que se pro­du­ce un he­cho de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, por lo que no po­nen en du­da la con­ti­nui­dad del ser­vi­cio.

“Siem­pre he­mos tra­ba­ja­do con la em­pre­sa, y nun­ca tu­vi­mos in­con­ve­nien­te”, con­clu­yó Mon­to­ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.