Ne­ce­si­ta­mos el Puen­te Me­cano: Desa­rro­llar la pro­vin­cia más allá de los be­ne­fi­cios electorales

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Ro­dri­go Díaz ha se­ña­la­do per­ma­nen­te­men­te que co­mo tra­ba­ja­dor so­cial, la ren­ta­bi­li­dad más gran­de es­tá en me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas, más que en un fu­tu­ro re­sul­ta­do elec­to­ral e ins­ta­lar el me­cano en­tre Laja o San Ro­sen­do y San­ta Jua­na, se­ría una gran mues­tra de aque­llo, en don­de se com­pro­ba­ría con he­chos es­te dis­cur­so tan altruista.

La pro­vin­cia de Bio­bío, for­ma par­te im­por­tan­te del in­gre­so de la re­gión. El ru­bro fo­res­tal, agrí­co­la y energético – prin­ci­pal­men­te – dis­tri­bui­do por las 14 co­mu­nas de nues­tro te­rri­to­rio, no só­lo apor­tan em­pleo y gran­des di­vi­den­dos al PIB de la na­ción, sino que tam­bién po­si­cio­nan al Bio­bío co­mo un eje es­tra­té­gi­co cla­ve pa­ra la eco­no­mía.

Sin em­bar­go, exis­te la per­cep­ción por par­te de mu­chos ha­bi­tan­tes que, in­de­pen­dien­te de los go­bier­nos de turno, no hay prio­ri­dad pa­ra que los re­cur­sos lle­guen a la zo­na. Tam­bién so­mos pri­sio­ne­ros del cen­tra­lis­mo. La pro­vin­cia de Con­cep­ción con­cen­tra una gran can­ti­dad de pro­yec­tos via­les y de in­fra­es­truc­tu­ra, real­men­te no­ta­bles. Ñu­ble por su par­te, es­tá ad por­tas de con­ver­tir­se en re­gión y con ello, re­ci­bir una gran can­ti­dad de re­cur­sos pa­ra po­der desa­rro­llar­se y pro­gre­sar. Arau­co en tan­to, tie­ne im­por­tan­tes pro­yec­tos en car­pe­ta, prin­ci­pal­men­te en ma­te­ria in­dí­ge­na y en tu­ris­mo, don­de Cor­fo y el pro­gra­ma pre­si­den­cial de zo­nas re­za­ga­das es­tán tra­ba­jan­do fuer­te­men­te pa­ra res­ca­tar sus ele­men­tos his­tó­ri­cos. Asi­mis­mo, a fi­nes de sep­tiem­bre se abrió la po­si­bi­li­dad de ha­cer los es­tu­dios pa­ra la cons­truc­ción de un puer­to de car­ga en la cos­ta.

El progreso su­ma y si­gue. Pe­ro nues­tra pro­vin­cia, de vez en cuan­do pa­re­ce es­tar ro­gan­do un po­co de aten­ción.

El go­ber­na­dor Luis Barceló, se en­cuen­tra em­pu­jan­do con fuerza el pro­yec­to del pa­so Pi­cha­chén, el cual ni es­te ni el pró­xi­mo go­bierno se pue­den dar el lu­jo de pos­po­ner­lo. Es una ne­ce­si­dad im­pe­ra­ti­va.

Pe­ro hoy, hay un te­ma que pue­de ser de me­nor es­ca­la, sin tan­ta ren­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca, pe­ro si con un gran apor­te pa­ra zo­nas eter­na­men­te pos­ter­ga­das co­mo Laja, San Ro­sen­do y San­ta Jua­na. Se ne­ce­si­tan cer­ca de 800 me­tros del puen­te me­cano, pa­ra per­mi­tir unir un tra­mo que ac­tual­men­te to­ma más de una ho­ra y me­dia y así re­du­cir­lo a 1 mi­nu­to. Ya sea des­de la co­mu­na del pa­pel o de la cu­na fe­rro­via­ria de la re­gión, lo im­por­tan­te es po­der con­tar con es­te via­duc­to.

El go­ber­na­dor, los par­la­men­ta­rios, con­se­je­ros re­gio­na­les y al­cal­des, de­ben pre­sio­nar al ni­vel cen­tral, y so­li­ci­tar­le al in­ten­den­te que el pró­xi­mo mes de di­ciem­bre, trai­ga el an­sia­do progreso a nues­tra zo­na.

Ro­dri­go Díaz ha se­ña­la­do per­ma­nen­te­men­te que co­mo tra­ba­ja­dor so­cial, la ren­ta­bi­li­dad más gran­de es­tá en me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas, más que en un fu­tu­ro re­sul­ta­do elec­to­ral e ins­ta­lar el me­cano en­tre Laja o San Ro­sen­do y San­ta Jua­na, se­ría una gran mues­tra de aque­llo, en don­de se com­pro­ba­ría con he­chos es­te dis­cur­so tan altruista. # Puen­te­pa­ra­san­ro­sen­do # Puen­te­me­cano #me­ca­no­pro­vin­cia­bio­bio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.