Hay que educar en cul­tu­ra sís­mi­ca

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

La ma­dru­ga­da de ayer, un sis­mo de 5,9 en la es­ca­la de Rich­ter, nue­va­men­te nos hi­zo re­cor­dar que es­ta­mos ex­pues­tos a los sis­mos, más que cual­quier otro país del mun­do. De­be­mos vi­vir con es­to. Por ello, de­be ser par­te de nues­tra cul­tu­ra e iden­ti­dad, es­tar siem­pre pre­pa­ra­dos pa­ra evi­tar que al­go de ma­yor mag­ni­tud se trans­for­me en una tra­ge­dia.

El 27 de fe­bre­ro de 2010, un mo­vi­mien­to te­lú­ri­co de 8.8 gra­dos en la es­ca­la de Rich­ter, sa­cu­dió las costas de Chi­le y gran par­te del te­rri­to­rio, afec­tan­do a más del 80% de los ha­bi­tan­tes del país. Vi­vien­das en el sue­lo, puen­tes y ca­mi­nos cor­ta­dos y lo que es peor, más de 525 muer­tos, en­tre el te­rre­mo­to y pos­te­rior tsu­na­mi.

Tras es­te he­cho, se des­ple­gó por par­te del Es­ta­do un plan de edu­ca­ción sís­mi­ca que se ha ve­ni­do apli­can­do por par­te de las au­to­ri­da­des, tan­to pa­ra me­jo­rar la coor­di­na­ción de los or­ga­nis­mos pú­bli­cos y de emer­gen­cias, co­mo tam­bién a la po­bla­ción.

So­mos un país de múl­ti­ples ca­rac­te­rís­ti­cas te­rri­to­ria­les y cli­ma­to­ló­gi­cas y los desas­tres na­tu­ra­les es­tán a la or­den del día, es por ello que se de­be pro­fun­di­zar en ma­te­ria de pre­pa­ra­ción de la ciu­da­da­nía, pa­ra que, cuan­do ocu­rran he­chos de pe­li­gro, to­dos se­pan có­mo ac­tuar.

Si ana­li­za­mos el 27F con un ni­ño de 5 años, es­te hoy tiene 11, por lo tan­to es una ge­ne­ra­ción que cre­ce sin ma­yor in­for­ma­ción. Los adul­tos ya sa­be­mos la ex­pe­rien­cia que sig­ni­fi­ca un te­rre­mo­to de gran mag­ni­tud, pe­ro la savia nue­va, ca­re­ce de in­for­ma­ción y si­mu­la­cros.

La ma­dru­ga­da de ayer, un sis­mo de 5,9 en la es­ca­la de Rich­ter, nue­va­men­te nos hi­zo re­cor­dar que es­ta­mos ex­pues­tos a los sis­mos, más que cual­quier otro país del mun­do. De­be­mos vi­vir con es­to. Por ello, de­be ser par­te de nues­tra cul­tu­ra e iden­ti­dad, es­tar siem­pre pre­pa­ra­dos pa­ra evi­tar que al­go de ma­yor mag­ni­tud se trans­for­me en una tra­ge­dia.

Pa­ra ello, en la pro­vin­cia de Bio­bío, se ne­ce­si­ta ha­cer si­mu­la­cros. Asi­mis­mo, se re­quie­re que to­dos los equi­pos de emer­gen­cia ta­les co­mo, te­lé­fo­nos sa­te­li­ta­les, ejér­ci­to y hos­pi­ta­les, se en­cuen­tren coor­di­na­dos pa­ra aten­der un even­tual desas­tre.

Só­lo con pre­pa­ra­ción, coor­di­na­ción y an­ti­ci­pa­ción, se po­drá evi­tar que un nue­vo he­cho co­mo el ocu­rri­do ha­ce ca­si 7 años, se vuel­va a re­pe­tir.

Las au­to­ri­da­des de­ben to­mar el rol de coor­di­nar tra­ba­jos de pre­ven­ción y ac­ción, de tal ma­ne­ra que to­dos los in­vo­lu­cra­dos e in­clu­so los me­dios de co­mu­ni­ca­ción so­cial, se­pan su rol cuan­do lle­gue el mo­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.