Un des­tino fi­nal con al­ter­na­ti­vas

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Un re­cien­te re­por­ta­je de pren­sa ti­tu­la­do: “Cuán­to cues­ta mo­rir en Los Án­ge­les: el ne­go­cio del úl­ti­mo adiós”, pu­so en evi­den­cia no so­la­men­te los al­tos pre­cios que sub­ya­cen en los ser­vi­cios fú­ne­bres en la co­mu­na, sino tam­bién la ur­gen­te ne­ce­si­dad de con­tar con una al­ter­na­ti­va a los cam­po­san­tos an­ge­li­nos.

Lo an­te­rior, pues se­gún se ex­pli­ca en la no­ta, el Ce­men­te­rio Ca­tó­li­co de la co­mu­na se en­cuen­tra – prác­ti­ca­men­te- sin ca­pa­ci­dad pa­ra re­ci­bir nue­vos di­fun­tos, por lo cual no se pue­de con­tem­plar co­mo una op­ción real pa­ra -los po­ten­cia­les- deu­dos an­ge­li­nos.

De igual mo­do, el Ce­men­te­rio Ge­ne­ral de la co­mu­na es­tá al­can­zan­do su cuo­ta má­xi­ma, co­mo con­fir­mó su pro­pio ad­mi­nis­tra­dor, Alfonso Arria­ga­da, por lo tan­to su vi­da útil es­ta­ría lle­gan­do a su fin, lo que ha­ce ur­gen­te la apa­ri­ción de un nue­vo cam­po­san­to.

En es­te sen­ti­do, el mis­mo Arria­ga­da con­tex­tua­li­zó que ya se ha tra­ba­ja­do en la cons­truc­ción una nue­va ne­cró­po­lis pa­ra la co­mu­na, me­dian­te un pro­yec­to pre­sen­ta­do a fon­do re­gio­nal del FNDR, el cual se en­con­tra­ría en ob­ser­va­cio­nes en el GORE Bio­bío.

Pe­se a ello, y pre­ci­san­do que se ha­ce ne­ce­sa­rio un nue­vo cam­po­san­to, no es­tá de­más ha­cer hin­ca­pié en que Los Án­ge­les de­bie­ra ya con­tar con un cre­ma­to­rio, co­mo sí exis­te en la pro­vin­cia de Con­cep­ción.

Lo an­te­rior, ser­vi­ría pa­ra des­con­ges­tio­nar los cam­po­san­tos de la co­mu­na, los que tar­de o tem­prano lle­ga­rán a un lí­mi­te de sa­tu­ra­ción, que ha­rá ne­ce­sa­rio –nue­va­men­te- bus­car un nue­vo re­cin­to.

Ade­más, cons­truir un nue­vo ce­men­te­rio no es pa­ra na­da una ta­rea sen­ci­lla, pues pri­me­ro se de­be bus­car un re­cin­to a las afue­ras de la co­mu­na, pa­ra lue­go ges­tio­nar los re­cur­sos con el Go­bierno Re­gio­nal, los que no siem­pre lle­gan cuan­do se ha­ce más ne­ce­sa­rio.

Por úl­ti­mo, va­le co­men­tar que la ca­pi­tal pro­vin­cial ha de­mos­tra­do de­jar atrás su es­tig­ma de zo­na ru­ral, al­ber­gan­do to­do ti­po de ciu­da­da­nos, mu­chos de los cua­les no son ca­tó­li­cos e –in­clu­so- cris­tia­nos, quie­nes ve­rían de buen agra­do ter­mi­nar sus días, en una op­ción dis­tin­ta a una se­pul­tu­ra en un ce­men­te­rio ol­vi­da­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.