Con­me­mo­ran nue­vo aniver­sa­rio de la muer­te del te­nien­te Me­rino Co­rrea

Du­ran­te la ce­re­mo­nia, des­ta­ca­ron a un fun­cio­na­rio que sal­vó a una per­so­na que por po­co mue­re tras col­gar­se de un ár­bol en la co­mu­na de Los Án­ge­les.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - POLICIAL -

Co­mo es tra­di­cio­nal, ca­da 6 de no­viem­bre Ca­ra­bi­ne­ros de Chi­le rea­li­za una ce­re­mo­nia pa­ra con­me­mo­rar la caí­da del te­nien­te Hernán Me­rino Co­rrea en ac­to de ser­vi­cio.

Pre­si­di­da por la má­xi­ma au­to­ri­dad de la pre­fec­tu­ra de Ca­ra­bi­ne­ros N º 20 de Bío Bío, co­ro­nel Hu­go Zen­teno Vásquez, és­ta se cum­plió fren­te al mo­no­li­to ubi­ca­do en la es­qui­na de ca­lle Co­lón con ave­ni­da Ri­car­do Vi­cu­ña.

El 6 de no­viem­bre de 1965, en La­gu­na del De­sier­to, si­tua­da en la fron­te­ra Chi­le-ar­gen­ti­na, el jo­ven te­nien­te de Ca­ra­bi­ne­ros ofren­dó su vi­da en ac­to de pro­tec­ción de la so­be­ra­nía na­cio­nal, la que ha­bía ju­ra­do de­fen­der.

La his­to­ria de la muer­te de Me­rino se con­vir­tió en una le­yen­da y en mu­chas ciu­da­des, es­cue­las y ca­lles lo re­cuer­dan con pla­cas de bron­ce que per­pe­túan su me­mo­ria.

La jor­na­da de es­te lu­nes es­tu­vo mar­ca­da por la his­to­ria de quien es con­si­de­ra­do un hé­roe na­cio­nal pa­ra Ca­ra­bi­ne­ros de Chi­le.

Por lo mis­mo, Zen­teno va­lo­ró el tra­ba­jo de quie­nes se de­di­can a ha­cer fron­te­ra, a to­dos aque­llos ca­ra­bi­ne­ros que es­tán, las 24 ho­ras del día, res­guar­dan­do la so­be­ra­nía del país en los des­ta­ca­men­tos fron­te­ri­zos ubi­ca­dos a lo lar­go de to­do Chi­le.

“Es­ta ce­re­mo­nia no es en vano, es pa­ra que to­dos los ni­ños que nos han ve­ni­do a sa­lu­dar, las au­to­ri­da­des que han es­ta­do pre­sen­tes y los pro­pios ca­ra­bi­ne­ros vean el sa­cri­fi­cio, el he­roís­mo de nues­tros efec­ti­vos que dia­ria­men­te es­tán rea­li­zan­do su fun­ción”, des­ta­có el ofi­cial.

Du­ran­te la ce­re­mo­nia, ade­más de co­lo­car ofren­das flo­ra­les en el mo­no­li­to que lo re­cuer­da, des­ta­ca­ron a un fun­cio­na­rio que sal­vó a una per­so­na que por po­co mue­re tras col­gar­se de un ár­bol en la co­mu­na de Los Án­ge­les.

En la ac­tua­li­dad, es­te fun­cio­na­rio po­li­cial se en­cuen­tra apos­ta­do en la avan­za­da “Los Ba­rros” en la­bo­res pro­pias de fron­te­ra.

51 AÑOS DE SU MUER­TE

Han pa­sa­do ya 51 años des­de aquel fa­tí­di­co desen­la­ce que co­bró la vi­da del te­nien­te Hernán Me­rino Co­rrea, for­mán­do­se un gran mo­vi­mien­to de uni­dad en su me­mo­ria.

Hernán Me­rino Co­rrea fue hi­jo del ca­pi­tán de Ca­ra­bi­ne­ros Car­los Me­rino Char­pen­tier y Ana Co­rrea de la Fuen­te; na­ció en An­to­fa­gas­ta el 17 de ju­nio de 1936.

Por el tra­ba­jo de su pa­dre, Me­rino Co­rrea cur­só sus es­tu­dios bá­si­cos y hu­ma­nís­ti­cos en la ciu­dad de Li­ma­che y, en 1956, se in­cor­po­ró a las fi­las de la Es­cue­la de Ca­ra­bi­ne­ros, egre­san­do co­mo sub­te­nien­te el 16 de di­ciem­bre de 1957.

LA JOR­NA­DA ES­TU­VO MAR­CA­DA por la co­lo­ca­ción de ofren­das flo­ra­res que re­cuer­da al te­nien­te Me­rino Co­rrea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.