El PC y la Nue­va Ma­yo­ría: la olla a pre­sión

Hoy es­tá la op­ción de al­can­zar el diá­lo­go y el con­sen­so en­tre los ac­to­res po­lí­ti­cos de la NM y lle­var eso al Par­la­men­to o de lo con­tra­rio, es­tán a tiem­po de or­ga­ni­zar su equi­po fu­tu­ro pa­ra en­fren­tar lo que que­da de go­bierno y por so­bre to­do, la ca­rre­ra pr

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Los úl­ti­mos días pa­ra la nue­va ma­yo­ría no han si­do na­da de fá­ci­les. La ley de re­ajus­te pa­ra el sec­tor pú­bli­co, ha ter­mi­na­do por que­brar el blo­que, mien­tras al­gu­nos lu­chan por­que eso no sea así.

Sin em­bar­go, lo ocu­rri­do el día de ayer en el sus­pen­di­do co­mi­té po­lí­ti­co de La Mo­ne­da, es preo­cu­pan­te, más aun cuan­do se co­mien­za a pre­pa­rar el te­rreno pa­ra la pró­xi­ma elec­ción pre­si­den­cial y par­la­men­ta­ria.

El vocero de go­bierno in­ten­tó po­ner pa­ños fríos a la si­tua­ción, sos­te­nien­do que la can­ce­la­ción del en­cuen­tro era de­bi­do a que no hay pro­pues­tas es­pe­cí­fi­cas to­da­vía so­bre la me­sa so­bre el pro­yec­to de re­ajus­te y que es­tán en una con­sul­ta con los par­ti­dos, con los par­la­men­ta­rios y que las ener­gías es­ta­ban ahí.

El Eje­cu­ti­vo es­tá do­li­do. Y lo peor es que es con su pro­pio sec­tor. Es di­fí­cil go­ber­nar de esa ma­ne­ra.

Uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas, es que, tal co­mo di­ce el mi­nis­tro Val­dés, no pue­de ha­ber un in­cre­men­to ma­yor. Y si se ha­ce, se­ría só­lo una me­di­da po­pu­lis­ta que afec­ta­ría al res­to de los pro­yec­tos del go­bierno.

En otras edi­to­ria­les, he­mos co­men­ta­do acer­ca de la in­co­mo­di­dad per­ma­nen­te de la de­mo­cra­cia cris­tia­na de for­mar par­te de una coa­li­ción con los co­mu­nis­tas, pe­ro en es­ta oca­sión, es el pro­pio PC el que apa­ren­te­men­te de­jó de es­tar có­mo­do en la Nue­va Ma­yo­ría. No se sien­ten den­tro y no com­par­ten los ob­je­ti­vos. Con ello, se evi­den­cia un po­si­ble quie­bre del blo­que.

Tal co­mo di­ce el tí­tu­lo, hoy hay una olla a pre­sión. Hoy es­tá la op­ción de al­can­zar el diá­lo­go y el con­sen­so en­tre los ac­to­res po­lí­ti­cos de la NM y lle­var eso al Par­la­men­to o de lo con­tra­rio, es­tán a tiem­po de or­ga­ni­zar su equi­po fu­tu­ro pa­ra en­fren­tar lo que que­da de go­bierno y por so­bre to­do, la ca­rre­ra pre­si­den­cial fu­tu­ra.

Sea cual sea el rum­bo que em­pren­da el ofi­cia­lis­mo, lo cier­to es que el pac­to elec­to­ral en la prác­ti­ca no ha si­do un equi­po uni­do pa­ra tra­ba­jar y eso es con­se­cuen­cia de las ideo­lo­gías tan di­ver­sas que exis­ten. Ya era di­fí­cil la re­la­ción en­tre el PS y el PPD o el PS y la DC, pe­ro la pre­sen­cia del PC nun­ca se ha sen­ti­do bien­ve­ni­da, só­lo se per­ci­be que era por los vo­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.