Ces­fam Nue­vo Ho­ri­zon­te desa­rro­lló en­cuen­tro de fa­mi­lias con di­ver­sas ins­ti­tu­cio­nes

La ac­ti­vi­dad fue cum­pli­da por la me­sa téc­ni­ca In­fan­cia-ado­les­cen­cia y bus­ca po­ten­ciar el tra­ba­jo con fa­mi­lias y jóvenes que re­quie­ren in­ter­ven­ción.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA -

Con el fin de po­ten­ciar el tra­ba­jo que rea­li­zan ins­ti­tu­cio­nes re­la­cio­na­das a la fa­mi­lia y su pro­tec­ción, se efec­tuó el “En­cuen­tro de fa­mi­lias en torno a la pa­ren­ta­li­dad po­si­ti­va”, even­to or­ga­ni­za­do por el Ces­fam Nue­vo Ho­ri­zon­te, con­for­ma­do ha­ce 5 años.

Las en­ti­da­des que par­ti­ci­pa­ron del en­cuen­tro, ta­les co­mo jar­di­nes in­fan­ti­les de Jun­ji e In­te­gra; el Po­der ju­di­cial; es­cue­las de len­gua­jes; la PDI; es­ta­ble­ci­mien­tos, en­tre otros, par­ti­ci­pan en un tra­ba­jo que bus­ca una pa­ren­ta­li­dad po­si­ti­va.

“Nues­tros be­ne­fi­cia­rios son las fa­mi­lias de los ni­ños y ado­les­cen­tes que es­tán ins­cri­tos den­tro de nues­tro ra­dio de ac­ción de nues­tro Ces­fam y que, ge­ne­ral­men­te, son usua­rios vul­ne­ra­dos en sus de­re­chos” de­cla­ró Ka­ren Pro­bos­te, asis­ten­te so­cial y coor­di­na­do­ra de la me­sa.

Aque­lla vul­ne­ra­ción que afec­tan a ni­ños y ado­les­cen­tes, di­ce re­la­ción con di­ver­sas cau­sas ju­di­cia­les, co­mo mal­tra­to in­fan­til, vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar, con­su­mo pro­ble­má­ti­co de al­cohol y dro­gas e in­clu­so in­frac­to­res de ley.

IN­FAN­CIA PRO­TE­GI­DA

El en­cuen­tro sur­ge en el con­tex­to de un diag­nós­ti­co par­ti­ci­pa­ti­vo del con­se­jo de desa­rro­llo y de la pro­pia me­sa, lue­go de des­cu­brir que una de los con­flic­tos es la crianza de los ni­ños y la re­la­ción de có­mo és­ta con­fi­gu­ra y con­di­cio­na su pos­te­rior desa­rro­llo en el trans­cur­so de su vi­da.

En palabras de Pro­bos­te, la pa­ren­ta­li­dad po­si­ti­va “ha­bla de una crianza que sea res­pe­tuo­sa, de sa­car los po­ten­cia­les re­cur­sos que tie­ne la fa­mi­lia por­que to­dos te­ne­mos re­cur­sos, no tan so­lo fi­jar­se en los fac­to­res de ries­go de las fa­mi­lias sino que ver con qué re­cur­sos ellos cuen­tan y con esos re­cur­sos no­so­tros po­ten­ciar­los y tra­ba­jar en torno a lo que sea una in­fan­cia fe­liz”.

Tác­ti­cas co­mo ju­gar con la fa­mi­lia, fo­men­tar la pro­tec­ción de los pa­dres ha­cia sus hi­jos, po­ten­ciar un tra­to cui­da­do­so que a la vez per­mi­tan in­de­pen­den­cia en el desa­rro­llo de los ni­ños res­pec­to al a crianza, es lo que se apli­ca y en­se­ña.

Ka­ren des­ta­có la im­por­tan­cia de tra­ba­jar en el res­pe­to ha­cia los ni­ños, ya que es­to les en­se­ña a ac­tuar así, lo que sig­ni­fi­ca que un ni­ño fe­liz y res­pe­ta­do, sue­le ser un adul­to fe­liz y res­pe­tuo­so, quien se preo­cu­pa­rá del cui­da­do de su sa­lud, de la de su fa­mi­lia y de su en­torno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.