Naib Se­bik y Ál­va­ro Pi­men­tel: los ta­len­tos de la Lib­sur del co­le­gio Ale­mán

Uno de ellos es an­ge­lino, el otro tie­ne des­cen­den­cia ecua­to­ria­na, pe­ro más allá de eso –que es un de­ta­lle- am­bos re­sul­tan ser la me­jor ca­ra del bás­quet­bol lo­cal.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - DEPORTES -

El

bás­quet­bol an­ge­lino ha sur­gi­do mu­cho du­ran­te los úl­ti­mos cin­co años, pe­ro tam­bién ha cre­ci­do en tér­mi­nos del tra­ba­jo de ca­da es­ta­ble­ci­mien­to edu­ca­cio­nal, gra­cias al es­pí­ri­tu com­pe­ti­ti­vo que sur­ge por los Jue­gos Es­co­la­res.

En es­te sen­ti­do, uno de los plan­te­les edu­ca­ti­vos que es­tá ha­cien­do bien las co­sas de la mano de uno de sus do­cen­tes, Jor­ge Bau­mann –en­tre otros­han po­di­do sa­car ade­lan­te al bás­quet­bol del co­le­gio, lle­gan­do a ser in­clu­so cam­peo­nes re­gio­na­les, y tam­bién ter­ce­ros a ni­vel na­cio­nal.

En ri­gor, Naib Se­bik (15) y Ál­va­ro Pi­men­tel (16), las dos fi­gu­ras del es­ta­ble­ci­mien­to, con­ver­sa­ron con La Tri­bu­na, y die­ron a co­no­cer su vi­sión res­pec­to a su pre­sen­te y fu­tu­ro.

“Par­tí en ter­ce­ro bá­si­co ju­gan­do bás­quet­bol, con mi pro­fe­sor que era tu­tor. Me sa­lí des­pués por­que en­tró un pro­fe­sor nue­vo, y es­ta­ba acos­tum­bra­do al otro, y no me pa­re­cía el nue­vo. En quin­to bá­si­co lo re­to­mé, y en sép­ti­mo me me­tí a la ca­te­go­ría su­pe­rior, a la sub 18, cuan­do te­nía 13 años. En­tre­na­ba 4 días a la se­ma­na. El año pa­sa­do me ci­ta­ron a la Se­lec­ción chi­le- na sub 14 pe­ro no pu­de ir, a An­cud, pe­ro ha­bía que via­jar el mis­mo día. En ese mo­men­to pen­sé que ha­bía per­di­do mi po­si­bi­li­dad”, co­men­tó Naib.

Ade­más, aña­dió que “me in­vi­ta­ron de la Uni­ver­si­dad de Chi­le a re­pre­sen­tar­los al Pro­me­sas de Chi­le, en San Fe­li­pe, ahí me vio el asis­ten­te de la se­lec­ción y me di­jo que me con­vo­ca­rían. En­tre­né y co­men­cé a des­ta­car. Es­te año sa­lí es­co­gi­do el me­jor ju­ga­dor con­tra Pe­rú y ca­pi­tán del equi­po”.

Pa­ra él, la ex­pe­rien­cia dic­ta bue­nos y ma­los mo­men­tos, in­clu­yen­do una frac­tu­ra por es­trés en la es­pal­da, te­nién­do­lo 6 me­ses sin de­por­te.

“Él es un en­tre­na­dor (Bau­mann) que real­men­te ha ayu­da­do a es­te co­le­gio. Des­de que lle­gó cam­bió to­tal­men­te el bás­quet­bol, el de­por­te, por­que le in­tere­sa el te­ma y ha­ce to­do pa­ra que ten­ga­mos lo me­jor. Él y Rei­nal­do Vé­jar me han ayu­da­do de­ma­sia­do a sur­gir co­mo bas­quet­bo­lis­ta”, sos­tu­vo.

Por su par­te, Pi­men­tel se­ña­ló que “co­men­cé des­de pe­que­ño has­ta aho­ra, y he pro­gre­sa­do de a po­co. Aho­ra soy se­lec­cio­na­do y me he da­do cuen­ta de to­do el tra­ba­jo que se re­quie­re pa­ra lle­gar a un ni­vel al­to. Mi pa­pá fue de­por­tis­ta, cuan­do vi­vía en Ecua­dor, y mis her­ma­nos tam­bién son bas­quet­bo­lis­tas, así que ven­go de una fa­mi­lia de de­por­tis­tas”.

“Es­toy en las Se­lec­ción chi­le­na sub 16, ya que la sub 18 se dio por fi­na­li­za­do en el mes de julio, con el tér­mino del pre-mun­dial sub 18. Aho­ra es­ta­mos en­tre­nan­do ca­da 3 se­ma­nas en San­tia­go. En el pre-mun­dial ju­ga­mos con­tra Ar­gen­ti­na, Puer­to Ri­co, Es­ta­dos Uni­dos – la me­jor se­lec­ción del mun­doe Is­las Vír­ge­nes. Esa ha si­do mi com­pe­ten­cia más im­por­tan­te, por­que eran chi­cos ma­yo­res y el ni­vel era muy al­to”, ma­ni­fes­tó.

Ál­va­ro re­la­tó que, en­tre sus ob­je­ti­vos, es­tá la po­si­bi­li­dad de ir­se a vi­vir a Val­di­via, ya que jue­ga por el equi­po de di­cha zo­na en la Lib­sur, y pre­ten­de se­guir cre­cien­do en es­ta dis­ci­pli­na. Una de las ra­zo­nes de es­ta de­ci­sión, es pa­ra que la com­pe­ten­cia con sus com­pa­ñe­ros de equi­po sea más leal. Al día de hoy, él via­ja los fi­nes de se­ma­na a ju­gar, y es ti­tu­lar, lo que es in­jus­to con aque­llos que en­tre­nan siem­pre en el club y de­ben re­sig­nar su op­ción de ju­gar por el de­por­tis­ta an­ge­lino.

AM­BOS DE­POR­TIS­TAS an­ge­li­nos es­tán en segundo me­dio del co­le­gio Ale­mán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.