En­té­re­se del efec­to di­rec­to del IPC en la eco­no­mía de las fa­mi­lias

La he­rra­mien­ta de me­di­ción, ade­más, tie­ne gran in­fluen­cia en el po­der ad­qui­si­ti­vo de las per­so­nas.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - ECONOMÍA -

La se­ma­na pa­sa­da, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­cas (INE) dio a co­no­cer las ci­fras del Ín­di­ce de Pre­cios al Con­su­mi­dor, in­di­ca­dor que mues­tra en cuán­to suben o ba­jan los pre­cios de pro­duc­tos o ser­vi­cios que la gen­te con­su­me.

Es así como en oc­tu­bre va­rió 0,2%, ci­fra por de­ba­jo del 0,3% pro­nos­ti­ca­do por los ex­per­tos, lo que de al­gu­na ma­ne­ra es­tá mar­can­do una eco­no­mía que es­tá len­ta, cre­cien­do me­nos de lo es­pe­ra­do, pe­ro por lo me­nos se en­cuen­tra den­tro del ran­go me­ta y por de­ba­jo de lo pro­nos­ti­ca­do por el Ban­co Cen­tral pa­ra el 3,5% de la in­fla­ción a di­ciem­bre.

En lo que va del 2016 ya ha cre­ci­do un 2,9%, y en un año, es de­cir, de oc­tu­bre del año pa­sa­do a es­te, lo que la gen­te con­su­me ha au­men­ta­do 2,8%, lo que es­tá den­tro de la lí­nea que es­pe­ra el Ban­co Cen­tral como en­te en­car­ga­do de ve­lar por­que los pre­cios se man­ten­gan es­ta­bles.

¿Pe­ro qué es el IPC y có­mo in­flu­yen las ci­fras en­tre­ga­das por es­ta he­rra­mien­ta de me­di­ción a las per­so­nas?

Ba­jo es­ta lí­nea, y pa­ra en­ten­der la re­le­van­cia de es­te ín­di­ce en las per­so­nas, el in­ge­nie­ro co­mer­cial y ex­per­to en eco­no­mía, Ja­vier Sa­la­zar, se­ña­ló al­gu­nos pun­tos que ex­pli­can la in­ci­den­cia del IPC en los chi­le­nos.

“El IPC afec­ta di­rec­ta­men­te a la eco­no­mía de las fa­mi­lias. Es­te mi­de la va­ria­ción de pre­cios de los bie­nes y ser­vi­cios bá­si­cos y ne­ce­sa­rios pa­ra la vi­da co­ti­dia­na de los ho­ga­res”, ex­pli­có Sa­la­zar.

A ello agre­gó que se mi­den men­sual­men­te los pre­cios de una se­rie de pro­duc­tos a los que se les lla­ma ca­nas­ta bá­si­ca, en la que se ex­clu­yen e in­clu­yen pro­duc­tos se­gún va­ríen los gus­tos de los con­su­mi­do­res.

VA­RIA­CIÓN DEL PO­DER AD­QUI­SI­TI­VO

Una de las re­le­van­cias del IPC es que tie­ne di­rec­ta re­la­ción con la va­ria­ción del po­der ad­qui­si­ti­vo de las per­so­nas, es de­cir, que si au­men­ta la de­man­da so­bre un pro­duc­to de­ter­mi­na­do, los pre­cios van a su­bir, con lo que se po­drá­nob­te­ner me­nos bie­nes y ser­vi­cios con los in­gre­sos, por eso se di­ce que se pier­de el va­lor ad­qui­si­ti­vo, y por en­de se ha­bla de que con es­to las per­so­nas son más po­bres aun­que ten­gan los mis­mos in­gre­sos.

A prin­ci­pio de año, mu­chas em­pre­sas ofre­cen un au­men­to de suel­do a sus tra­ba­ja­do­res, rea­li­zan­do el re­ajus­te que tie­ne re­la­ción con lo que subió el IPC el año an­te­rior. Es aquí don­de la gen­te co­me­te el gran error de pen­sar que es­te re­ajus­te es un au­men­to a su suel­do, pues lo úni­co que se ha­ce es man­te­ner su po­der ad­qui­si­ti­vo, por­que po­drá con­su­mir só­lo lo mis­mo que an­tes. Pa­ra que se ga­ne real­men­te, el au­men­to de suel­do de­be­ría ser ma­yor que el IPC.

“Aun así, como el va­lor de los pro­duc­tos de la ca­nas­ta va­ría men­sual­men­te y el au­men­to de suel­do se ha­ce a prin­ci­pios de año, pa­ra man­te­ner nues­tro po­der ad­qui­si­ti­vo es ne­ce­sa­rio e im­por­tan­te man­te­ner un IPC en­tre el ran­go del Ban­co Cen­tral pa­ra man­te­ner con­tro­la­da la ta­sa de in­fla­ción de mo­do que el au­men­to del va­lor de los pro­duc­tos no sea tan rá­pi­do en sus subidas de pre­cios, pa­ra que no afec­te el bol­si­llo de los chi­le­nos”, con­clu­yó Sa­la­zar.

EN OC­TU­BRE va­rió 0,2%, ci­fra por de­ba­jo del 0,3% pro­nos­ti­ca­do por los ex­per­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.