Equi­dad en po­lí­ti­ca

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

La equi­dad, al pa­re­cer, es un te­ma abs­trac­to en po­lí­ti­ca, pues si bien sue­na bas­tan­te en es­ló­ga­nes o fra­ses de cam­pa­ña, cuan­do se de­be lle­var a la prác­ti­ca in­clu­so a fa­vor de la mis­ma cla­se po­lí­ti­ca, es­ta se apli­ca, a lo me­nos, de una ma­ne­ra bas­tan­te com­pro­me­ti­da.

Lo an­te­rior, por­que los -po­bres- con­se­je­ros re­gio­na­les aún se en­cuen­tran afec­tos a una dis­po­si­ción por lo me­nos ar­bi­tra­ria que los obli­ga a re­nun­ciar a sus car­gos pú­bli­cos con un año de an­ti­ci­pa­ción si osan pos­tu­lar a otro pues­to po­lí­ti­co de ma­yor je­rar­quía.

Es­ta si­tua­ción re­sul­ta, por lo ba­jo, dis­cri­mi­na­to­ria, ya que no acon­te­ce con otros car­gos de elec­ción po­pu­lar, co­mo por ejem­plo los con­ce­ja­les y los par­la­men­ta­rios, quie­nes no de­ben de­jar sus pues­tos pa­ra in­ter­nar­se en una nue­va com­pe­ten­cia elec­to­ral.

Es más, in­clu­so al­gu­nos le­gis­la­do­res pue­den en­fren­tar to­da una cam­pa­ña elec­to­ral y per­der es­tre­pi­to­sa­men­te en los co­mi­cios, re­tor­nan­do tras ello –con­for­ta­ble­men­te- a sus an­te­rio­res pues­tos en el Con­gre­so Na­cio­nal.

Es­ta si­tua­ción de de­sigual­dad po­dría ser so­lu­cio­na­da con una mo­di­fi­ca­ción cons­ti­tu­cio­nal que se re­vi­sa en el Con­gre­so, que po­dría eli­mi­nar es­ta in­jus­ta in­ha­bi­li­dad que pe­sa so­bre los co­res, sin em­bar­go, has­ta el mi­nu­to no sa­le “hu­mo blan­co”, lo que re­sul­ta bas­tan­te de­ci­dor, ya que el pla­zo má­xi­mo de re­nun­cia es el 19 de no­viem­bre.

Qui­zás las pró­xi­mas par­la­men­ta­rias se pro­yec­tan bas­tan­te com­ple­jas en los ho­no­ra­bles, de­bi­do prin­ci­pal­men­te a la apli­ca­ción del sis­te­ma pro­por­cio­nal, que en­fren­ta­rá a dipu­tados que an­tes iban por dis­tri­tos di­fe­ren­tes, lo que ha he­cho que el tra­ba­jo le­gis­la­ti­vo no sea lo más efi­cien­te y opor­tuno.

Co­mo se ve, ya no que­da mu­cho por ha­cer por los con­se­je­ros re­gio­na­les, sin em­bar­go, va­le cla­ri­fi­car que la in­ten­ción de la co­lum­na no es ser el pa­la­dín de los “po­lí­ti­cos in­de­fen­sos”, sino de­mos­trar que has­ta con sus pro­pios pa­res, la equi­dad se apli­ca po­co en po­lí­ti­ca, in­clu­so com­pro­me­tien­do la apa­ri­ción y de­sa­rro­llo de nue­vos li­de­raz­gos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.