Anun­cian nue­vos pro­yec­tos pa­ra reac­ti­var la eco­no­mía e in­te­gra­ción so­cial en Bio­bío

La zo­na su­peró la can­ti­dad de ad­ju­di­ca­ción de pro­yec­tos a ni­vel na­cio­nal, ini­cia­ti­va que lo­gra­rá ge­ne­rar 17 mil em­pleos en la re­gión.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - ECONOMÍA -

El nue­vo plan, que es la con­ti­nua­ción del Pro­gra­ma de Reac­ti­va­ción Eco­nó­mi­ca e In­te­gra­ción So­cial DS 116, tie­ne co­mo ob­je­ti­vo la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca, ge­ne­ra­ción de em­pleos, in­te­gra­ción so­cial, lo­ca­li­za­ción y fo­ca­li­za­ción te­rri­to­rial.

En es­ta lí­nea, el se­re­mi de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo, Jai­me Aré­va­lo, ma­ni­fes­tó que “es­te es un pro­gra­ma iné­di­to en la his­to­ria de la vi­vien­da so­cial en Chi­le, por­que es­ta­mos avan­zan­do en la ló­gi­ca de que en un mis­mo lu­gar pue­dan con­vi­vir fa­mi­lias que pue­den con­traer una deu­da con la ban­ca con aque­llos que no lo pue­den ha­cer, y que es un ele­men­to sus­tan­ti­vo en tér­mi­nos de lo que es la po­lí­ti­ca ha­bi­ta­cio­nal en la re­gión”.

Del mis­mo mo­do, agre­gó que se re­fie­ren a te­rre­nos bien em­pla­za­dos con bue­na ac­ce­si­bi­li­dad a los equi­pa­mien­tos co­mo el trans­por­te pú­bli­co y los ser­vi­cios bá­si­cos, me­jo­ran­do la ca­li­dad de vi­da de las fa­mi­lias.

“Además hemos cap­tu­ra­do la ma­yor can­ti­dad de pro­yec­tos a ni­vel na­cio­nal, lo que per­mi­ti­rá reac­ti­var la eco­no­mía a tra­vés de la em­plea­bi­li­dad, apor­tan­do así al de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co de la zo­na”, afir­mó la má­xi­ma au­to­ri­dad del Min­vu en la re­gión.

LOS PRO­YEC­TOS PA­RA LA PRO­VIN­CIA DE BIOBIO

Las ci­fras de pro­yec­tos ha­bi­ta­cio­na­les se­lec­cio­na­dos por pro­vin­cia co­rres­pon­den a 25 pa­ra Con­cep­ción, cin­co pa­ra Bio­bío y nue­ve pa­ra Ñu­ble. En to­tal, 12 co­mu­nas de la re­gión se ve­rán fa­vo­re­ci­das con el Pro­gra­ma de In­te- gra­ción So­cial y Te­rri­to­rial.

En es­te sen­ti­do, la di­rec­to­ra de Ser­viu, Ma­ría Luz Ga­jar­do, ex­pli­có que “va­mos a te­ner 30 días pa­ra sus­cri­bir en­tre el Ser­viu y las en­ti­da­des desa­rro­lla­do­ras un convenio pa­ra que pos­te­rior­men­te se ini­cien las obras den­tro de un pla­zo de 60 días. Las fa­mi­lias que hoy tie­nen un sub­si­dio y que no tie­ne un pro­yec­to aso­cia­do, pue­den pos­tu­lar a es­te pro­gra­ma y a ellos no le va­mos a cam­biar las con­di­cio­nes del sub­si­dio, es de­cir, se va a ho­mo­lo­gar”.

Otro de los lla­ma­dos a las fa­mi­lias es a que aho­rren, in­de­pen­dien­te de su ca­rac­te­ri­za­ción so­cial. El pro­gra­ma con­tem­pla un sub­si­dio ba­se y dos adi­cio­na­les que son de cap­ta­ción y de in­te­gra­ción, y van a ha­ber vi­vien­das des­de las mil 100 UF has­ta las 2 mil 400 UF que son de muy bue­na ca­li­dad, ase­gu­ró Ma­ría Luz Ga­jar­do.

El nue­vo pro­gra­ma co­rres­pon­de a una me­di­da pre­si­den­cial na­ci­da al ale­ro de una es­tre­cha co­la­bo­ra­ción pú­bli­co- pri­va­da, a tra­vés de la Cá­ma­ra Chi­le­na de la Cons­truc­ción, y que es la con­ti­nui­dad y ver­sión me­jo­ra­da del exi­to­so Pro­gra­ma de Reac­ti­va­ción Eco­nó­mi­ca e In­te­gra­ción so­cial co­no­ci­do co­mo DS 116.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.