Me­jo­ra tu con­di­ción fí­si­ca con es­tos sim­ples ejer­ci­cios

Pa­ra per­ma­ne­cer con un buen acon­di­cio­na­mien­to des­pués de 30 días, ne­ce­si­ta­rás man­te­ner una bue­na die­ta, su­fi­cien­tes há­bi­tos de es­ti­ra­mien­to y una ru­ti­na de ejer­ci­cios re­ta­do­ra.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - BIENESTAR -

La bue­na con­di­ción fí­si­ca me­jo­ra el áni­mo y la au­to­es­ti­ma, ayu­da a con­tro­lar el au­men­to de pe­so, au­men­ta la ener­gía y pro­mue­ve un sue­ño más re­pa­ra­dor. Con­se­guir una bue­na con­di­ción fí­si­ca tam­bién re­du­ce el ries­go de en­fer­me­da­des del co­ra­zón y dia­be­tes ti­po 2.

Por to­das es­tas ra­zo­nes, to­mar 30 días pa­ra te­ner me­jor con­di­ción fí­si­ca es una em­pre­sa que va­le la pe­na. Pa­ra per­ma­ne­cer en bue­na con­di­ción fí­si­ca des­pués de 30 días, ne­ce­si­ta­rás man­te­ner una bue­na die­ta, su­fi­cien­tes há­bi­tos de es­ti­ra­mien­to y una ru­ti­na de ejer­ci­cios re­ta­do­ra. Vi­sua­li­za me­tas rea­lis­tas, pla­nea al­gu­nas es­tra­te­gias crea­ti­vas y ve a lo­grar­las.

OB­TE­NER BUE­NA NU­TRI­CIÓN

El cuer­po con­fía en la co­mi­da que le das pa­ra usar­la du­ran­te tus ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas. Si una de tus me­tas de acon­di­cio­na­mien­to fí­si­co es ma­ne­jar o per­der pe­so, desea­rás cal­cu­lar tu ba­lan­ce de ca­lo­rías pa­ra sa­ber si es­tás con­su­mien­do más de las que es­tás que­man­do.

Al­gu­nos ex­per­tos re­co­mien­dan una die­ta ba­sa­da en gran me­di­da en plan­tas, ba­ja en so­dio, gra­sas sa­tu­ra­das y gra­sas trans. Otros ries­gos po­ten­cia­les en la die­ta son el al­cohol y los gra­nos re­fi­na­dos. Crea una lis­ta de cam­bios en la die­ta sos­te­ni­bles y úsa­la pa­ra pla­near tus me­nús se­ma­na­les y la lis­ta de co­mes­ti­bles.

ME­JO­RAR TU Fle­xi­bi­li­dad

Los ejer­ci­cios de es­ti­ra­mien­to me­jo­ran la ac­ti­vi­dad atlé­ti­ca y dis­mi­nu­yen el ries­go de ha­cer­te da­ño du­ran­te el ejer­ci­cio y las ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas. Los múscu­los ten­sos a me­nu­do se aso­cian con do­lor cró­ni­co o re­pen­tino en el cuer­po. Una ru­ti­na de es­ti­ra­mien­tos re­gu­lar pue­de ayu­dar­te a ali­viar el do­lor y pre­ve­nir da­ños en el fu­tu­ro.

Los múscu­los que es­tán más co­mún­men­te ten­sos son los ten­do­nes, los fle­xo­res de la ca­de­ra, las pan­to­rri­llas y los múscu­los del pe­cho. Un efec­ti­vo plan de es­ti­ra­mien­tos tra­ba­ja­rá es­tas cua­tro áreas en ca­da se­sión.

ME­JO­RAR TU CON­DI­CIÓN CAR­DIO­VAS­CU­LAR

Los ejer­ci­cios ae­ró­bi­cos son ac­ti­vi­da­des que con­ti­nua y rít­mi­ca­men­te tra­ba­jan múscu­los gran­des del cuer­po. El acon­di­cio­na­mien­to ae­ró­bi­co que­ma la gra­sa y me­jo­ra la con­di­ción car­dio­vas­cu­lar. Es­pe­cia­lis­tas re­co­mien­dan 150 mi­nu­tos a la se­ma­na de ejer­ci­cio ae­ró­bi­co mo­de­ra­do o 75 mi­nu­tos a la se­ma­na de ejer­ci­cio ae­ró­bi­co vi­go­ro­so. Al­gu­nos ejem­plos de ac­ti­vi­da­des ae­ró­bi­cas mo­de­ra­das son ca­mi­nar, an­dar en bi­ci­cle­ta y bai­lar. La na­ta­ción, co­rrer y brin­car la cuer­da son con­si­de­ra­dos co­mo ejer­ci­cio ae­ró­bi­co vi­go­ro­so.

FOR­TA­LE­CER TUS MÚSCU­LOS

Los ejer­ci­cios del en­tre­na­mien­to de fuer­za que­man ca­lo­rías y to­ni­fi­can los mús- cu­los.al me­nos Se dos de­be­rían se­sio­nes ha­cer­de en­tre­na­mien­to de fuer­za a la se­ma­na. Ca­da se­sión de­be in­cluir una de tres se­ries de ocho a 12 re­pe­ti­cio­nes pa­ra ca­da ejer­ci­cio.

El ti­po de ejer­ci­cio lle­va­do a ca­bo de­pen­de de tu pre­fe­ren­cia. Pue­des usar pe­sas li­bres, má­qui­nas o sim­ple­men­te el pe­so de tu pro­pio cuer­po; co­mo cuan­do ab­do­mi­na­les. Du­ran­te ca­da se­sión, ase­gú­ra­te de ha­cer ejer­ci­cios que se en­fo­quen en uno de los ma­yo­res gru­pos de múscu­los.

5 TIPS PA­RA ME­JO­RAR la CON­DI­CIÓN FÍ­SI­CA

To­das las per­so­nas po­seen fuer­za, re­sis­ten­cia, fle­xi­bi­li­dad, coor­di­na­ción y ve­lo­ci­dad. Es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas fí­si­cas es­tán desa­rro­lla­das de dis­tin­ta for­ma en ca­da per­so­na, de acuer­do al es­fuer­zo que de­be rea­li­zar dia­ria­men­te. El es­ta­do in­di­vi­dual de es­tas cua­li­da­des es lo que se de­no­mi­na con­di­ción fí­si­ca. en­tre­na tu fle­xi­bi­li­dad: pa­ra ser más fle­xi­ble, de­bes ser cons­tan­te en tu en­tre­na­mien­to, ya que es­ta se ad­quie­re con el pa­so del tiem­po. La fle­xi­bi­li­dad li­be­ra ten­sio­nes, ali­via con­trac­tu­ras mus­cu­la- res y me­jo­ra tu fuer­za. en­tre­na por cir­cui­tos: cuan­do reali­ces ac­ti­vi­dad ae­ró­bi­ca tra­ba­ja por in­ter­va­los; es­te ti­po de en­tre­na­mien­to es mu­cho más in­ten­so e in­cre­men­ta el con­su­mo má­xi­mo de oxí­geno. en­tre­na mo­di­fi­can­do la in­ten­si­dad: des­pués de tres se­ma­nas de en­tre­na­mien­to in­ten­so, re­lá­ja­te y re­du­ce en 40% la in­ten­si­dad de tu re­gre­sa a la in­ten­si­dad ha­bi­tual. De es­ta for­ma te re­cu­pe­ras pa­ra in­cre­men­tar pau­la­ti­na­men­te tu re­sis­ten­cia. en­tre­na con dis­ci­pli­nas nue­vas: pa­ra in­cor­po­rar nue- vos mo­vi­mien­tos a tu ru­ti­na com­ple­men­ta con ejer­ci­cios co­mo el tai chi o yo­ga, de es­ta for­ma tra­ba­jas tus múscu­los des­de otras con­di­cio­nes. Jue­ga: di­viér­te­te sin de­jar de ha­cer ejer­ci­cio con deportes co­mo ba­lon­ces­to, futbol, voleibol, te­nis o squash. El jue­go com­pe­ti­ti­vo te obli­ga a es­for­zar­te al má­xi­mo y te brin­da in­for­ma­ción so­bre las áreas que ne­ce­si­tas tra­ba­jar Te­ner una ali­men­ta­ción ba­lan­cea­da y ejer­ci­tar­te al me­nos tres ve­ces por se­ma­na me­jo­ra no só­lo tu con­di­ción fí­si­ca, sino tam­bién tu sa­lud y

ren­di­mien­to de­por­ti­vo.

re­cuer­da que si ha­ces es­tos ejer­ci­cios y pre­sen­tas ma­les­tar, de­ten­te y vi­si­ta a tu mé­di­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.