Re­ajus­te del sec­tor pú­bli­co

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Re­na­to Se­gu­ra Ce­rre­gio­nal.cl

El triun­fo del mi­nis­tro de Ha­cien­da fren­te al ma­ne­jo de­fi­cien­te y sin con­tra­pe­sos del equi­po po­lí­ti­co del go­bierno lle­gó de la peor for­ma po­si­ble. Ha re­ci­bi­do la ira y los in­sul­tos de los em­plea­dos pú­bli­cos y la crí­ti­ca de sec­to­res de go­bierno por su in­tran­si­gen­cia en el 3.2% de re­ajus­te del sec­tor pú­bli­co.

La política, le­jos de cal­mar los áni­mos, ha op­ta­do por ati­zar las di­fe­ren­cias in­ter­nas y por des­li­zar so­lu­cio­nes po­pu­lis­tas (co­mo el ajus­te de la die­ta par­la­men­ta­ria, por ejem­plo).

Mien­tras to­do ello ocu­rre, la má­xi­ma au­to­ri­dad via­ja fue­ra del país, de­jan­do un ser­vi­cio pú­bli­co pa­ra­li­za­do y con la an­gus­tia ins­ta­la­da en los usua­rios más vul­ne­ra­bles, cu­ya ca­li­dad de vi­da de­pen­de, en gran me­di­da, del atri­bu­to y opor­tu­ni­dad de los ser­vi­cios que le en­tre­ga el Es­ta­do.

Sin pre­ten­der jus­ti­fi­car la pos­tu­ra asu­mi­da por el mi­nis­tro de Ha­cien­da fren­te al re­ajus­te del sec­tor pú­bli­co, es sa­lu­da­ble ha­cer un re­pa­so ex­prés del es­ta­do ac­tual del pre­su­pues­to del era­rio na­cio­nal fren­te a las obli­ga­cio­nes que de­be en­fren­tar du­ran­te el año ve­ni­de­ro.

En lo que res­pec­ta a los in­gre­sos, el pre­su­pues­to del sec­tor pú­bli­co con­tem­pla un modesto au­men­to de 2.7% (si­nó­ni­mo de res­pon­sa­bi­li­dad fis­cal), un des­fa­vo­ra­ble es­ce­na­rio en el pre­cio del co­bre (el suel­do de Chi­le) y un mo­de­ra­do com­por­ta­mien­to en el cre­ci­mien­to de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca (ba­se pa­ra la re­cau­da­ción de im­pues­tos).

En con­tra­par­ti­da, exis­te una al­ta pre­sión pa­ra cum­plir con los com­pro­mi­sos asu­mi­dos en la re­for­ma edu­ca­cio­nal ( gra­tui­dad uni­ver­sal), sa­lud (que tie­ne un fo­ra­do gi­gan­tes­co en deu­das de arras­tre), se­gu­ri­dad y política so­cial (am­bos cla­ves pa­ra en­fren­tar un año de elec­cio­nes).

Si a to­do lo an­te­rior se su­ma el com­pro­mi­so del mi­nis­tro de Ha­cien­da de man­te­ner ba­jo control el dé­fi­cit fis­cal -el cual ya se es­ti­ma en un 3.3% pa­ra el año 2017-, el re­ajus­te del 4% so­li­ci­ta­do por los tra­ba­ja­do­res fis­ca­les des­mo­ro­na la es­tra­te­gia de Ha­cien­da y, de pa­so, po­nien­do en en­tre­di­cho el pres­ti­gio del ma­ne­jo eco­nó­mi­co del go­bierno en Chi­le.

A es­tas al­tu­ras del par­ti­do es di­fí­cil an­ti­ci­par el re­sul­ta­do fi­nal de la ne­go­cia­ción en el sec­tor pú­bi­co. Lo úni­co cla­ro es que, sea cual sea el re­sul­ta­do, la in­dig­na­ción so­cial y la des­con­fian­za se­rá la co­se­cha más abun­dan­te de la ac­tual co­yun­tu­ra.

Lo que se ini­ció co­mo una trans­for­ma­ción pro­fun­da con go­ber­na­bi­li­dad, a es­te pa­so se es­tá trans­for­man­do en otro de los fias­cos que re­gis­tra la his­to­ria de Chi­le, con car­go al es­fuer­zo de las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes pa­ra sa­lir del sub­de­sa­rro­llo.

Exis­te una al­ta pre­sión pa­ra cum­plir con los com­pro­mi­sos asu­mi­dos en la re­for­ma edu­ca­cio­nal (gra­tui­dad uni­ver­sal), sa­lud (que tie­ne un fo­ra­do gi­gan­tes­co en deu­das de arras­tre), se­gu­ri­dad y política so­cial (am­bos cla­ves pa­ra en­fren­tar un año de elec­cio­nes).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.