Mix: el mo­men­to po­lí­ti­co mun­dial

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Omar Vi­lla­nue­va Dir. OLIBAR Int’l Lic. Uni­ver­si­dad de Chi­le

En los más de 40 años de con­sul­to­ría no ha­bía­mos vis­to un he­cho que cau­sa­ra tan­to re­vue­lo no­ti­cio­so y de ex­pec­ta­ti­vas pa­ra los paí­ses, las em­pre­sas y los ne­go­cios co­mo ha si­do el re­sul­ta­do de la elec­ción en USA. Hoy, mi­les de pá­gi­nas y co­men­ta­rios de ex­per­tos exa­mi­nan y dis­cu­ten re­tro­ac­ti­va­men­te los que fue­ron los es­ce­na­rios po­si­bles, pe­ro en for­ma ex post, de un even­to tras­cen­den­te que ya ocu­rrió.

Pe­ro la sor­pre­sa exis­te, se acre­cien­ta y to­ma ri­be­tes alar­man­tes cuan­do, cuan­do esas mis­mas per­so­nas, no re­co­no­cen que pa­ra tra­tar los asun­tos del fu­tu­ro hay que es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra an­ti­ci­par­se sis­te­má­ti­ca­men­te. Se de­be ha­ber es­tu­dia­do, tra­ba­ja­do y ana­li­za­do so­bre lo que po­dría ocu­rrir en el ma­ña­na en la eco­no­mía, en la so­cie­dad, en los ne­go­cios, en lo so­cial, en lo cul­tu­ral o en otras áreas que sean de in­te­rés pa­ra la co­mu­ni­dad.

Las en­cues­tas que se re­fie­ren a te­mas del fu­tu­ro, co­mo las co­no­ci­das en la elec­ción en USA, con sus dos can­di­da­tos prin­ci­pa­les (HC y DT), an­ti­ci­pa­ban, erró­nea­men­te, una gran pre­fe­ren­cia por el pri­me­ro de los can­di­da­tos, lo que hi­zo que los que se in­cli­na­ron por ese es­ce­na­rio re­for­za­ran su de­ci­sio­nes por los be­ne­fi­cios que era de es­pe­rar en el fu­tu­ro, o sea, des­pués del 8 de no­viem­bre. En es­te es­ce­na­rio ele­gi­do se de­bían pro­du­cir por tan­to de­ter­mi­na­dos he­chos que les fue­ran po­si­ti­vos o muy po­si­ti­vos pa­ra sus po­si­cio­nes y sus res­pec­ti­vas de­ci­sio­nes a to­mar. Al­go pa­re­ci­do ha ocu­rri­do re­cien­te­men­te en Fran­cia al ba­sar­se en las en­cues­tas: mu­chos sor­pren­di­dos.

Mu­chos se equi­vo­ca­ron y nos vol­ve­re­mos a equi­vo­car. Y lo que más sor­pren­de es que al­gu­nos ana­lis­tas, po­lí­ti­cos y go­ber­nan­tes, em­pre­sa­rios e in­te­lec­tua­les es­ta­ban tan se­gu­ros que el es­ce­na­rio (úni­co) Clin­ton les se­ría fa­vo­ra­ble que, cuan­do ocu­rrió lo que su cie­ga cer­te­za ne­ga­ba, en vez de re­co­no­cer su equi­vo­ca­ción se de­di­ca­ron a des­po­tri­car con­tra quien ya ha­bía ga­na­do.

¿ Sen­ti­mien­tos o ra­zo­na­mien­tos? Mu­chas per­so­nas in­flu­yen­tes se han sen­ti­do en­ga­ña­das, frus­tra­das, de­silu­sio­na­das, do­li­das, asus­ta­das, etc. por los re­sul­ta­dos de la elec­ción. Pe­ro les ha­bría si­do di­fe­ren­te su des­per­tar el 9 de no­viem­bre si hu­bie­ran pen­sa­do que co­mo “na­die es ca­paz de an­ti­ci­par es­te ti­po

Lo que más sor­pren­de es que al­gu­nos ana­lis­tas, po­lí­ti­cos y go­ber­nan­tes e in­te­lec­tua­les es­ta­ban tan se­gu­ros que el es­ce­na­rio Clin­ton les se­ría fa­vo­ra­ble que, cuan­do ocu­rrió […], en vez de re­co­no­cer […] se de­di­ca­ron a des­po­tri­car.

de fu­tu­ro con cer­te­za”.

Por cier­to la com­pren­sión de es­tas ma­te­rias no es sim­ple y pue­de con­ti­nuar am­plián­do­se con nues­tras vi­sio­nes so­bre el es­tu­dio, pro­po­si­ción de fu­tu­ros, aná­li­sis y ca­mi­nos al­ter­na­ti­vos a se­guir en re­la­ción a: (1) ¿Có­mo las opi­nio­nes, los sen­ti­mien­tos y la ideo­lo­gía im­pac­ta en la ca­pa­ci­dad pros­pec­ti­va y aná­li­sis an­ti­ci­pa­do de los po­si­bles es­ce­na­rios, con sus: ven­ta­jas y des­ven­ta­jas?... y (2) ¿Por qué en po­lí­ti­ca, co­mo en ca­si nin­gu­na ac­ti­vi­dad hu­ma­na, se pue­de ha­blar an­ti­ci­pa­da­men­te con cer­te­za, por­que eso es in­ve­ro­sí­mil?; pa­ra que sir­van a vues­tras de­ci­sio­nes po­lí­ti­cas y elec­to­ra­les que ven­drán... si es­tas ocu­rren.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.