JO­SÉ MI­GUEL IN­SUL­ZA Y LA HA­YA

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN -

Se­ñor Di­rec­tor: La re­nun­cia de Jo­sé Mi­guel In­sul­za co­mo agen­te chi­leno an­te La Ha­ya es una pé­si­ma no­ti­cia pa­ra Chi­le. No por­que sea irrem­pla­za­ble, sino por­que si hay al­go de lo que pue­de jac­tar­se nues­tro país es de que en ma­te­ria de re­la­cio­nes ex­te­rio­res, siem­pre han im­pe­ra­do po­lí­ti­cas de Es­ta­do por so­bre las de go­bierno.

Las de­cla­ra­cio­nes del can­ci­ller He­ral­do Mu­ñoz de­fen­dien­do al ex pre­si­den­te Sebastián Pi­ñe­ra en la úl­ti­ma cri­sis con Pe­rú son una de­mos­tra­ción de aque­llo, co­mo tam­bién lo fue la man­ten­ción de Fe­li­pe Bul­nes co­mo agen­te an­te La Ha­ya. Tam­bién los apo­yos trans­ver­sa­les que ha re­ci­bi­do la Pre­si­den­ta Ba­che­let en ca­da una de sus de­ci­sio­nes re­la­cio­na­das con la po­lí­ti­ca ex­te­rior.

La re­nun­cia de In­sul­za pa­ra par­ti­ci­par en una ca­rre­ra de pri­ma­rias pre­si­den­cia­les rom­pe es­ta uni­dad y abre una se­rie de pre­gun­tas re­la­ti­vas al cuán­do y por qué to­mó la de­ci­sión. Más to­da­vía: ge­ne­ra un fuer­te cues­tio­na­mien­to en torno a su ido­nei­dad pa­ra el car­go de Pre­si­den­te. ¿ Pue­de asu­mir la má­xi­ma ma­gis­tra­tu­ra una per­so­na que pri­vi­le­gia los in­tere­ses par­ti­cu­la­res y de par­ti­do, por so­bre los del Es­ta­do? Gonzalo Se­rrano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.