In­clu­sión de de­por­tis­tas en si­tua­ción de dis­ca­pa­ci­dad

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Ro­ber­to Po­ble­te Za­pa­ta Dipu­tado de la Re­pú­bli­ca

En el de­por­te re­caen las es­pe­ran­zas de po­der me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de mi­llo­nes de per­so­nas y es la ex­pec­ta­ti­va más fuer­te de los go­bier­nos pa­ra ali­ge­rar la car­ga que la vi­da en es­ta so­cie­dad glo­ba­li­za­da e in­ter­co­nec­ta­da im­po­ne a los se­res hu­ma­nos.

No son un mis­te­rio los tre­men­dos be­ne­fi­cios que el de­por­te tie­ne so­bre la vi­da y la sa­lud hu­ma­na. La cien­cia sa­be hoy, que entre el 9 y el 16 por cien­to de las muer­tes pro­du­ci­das en los paí­ses desa­rro­lla­dos pue­den ser atri­bui­das a un es­ti­lo de vi­da se­den­ta­rio. ¿Có­mo no va a ser im­por­tan­te en­ton­ces, el fo­men­to, la pro­mo­ción y el per­fec­cio­na­mien­to cons­tan­te de las nor­mas del de­por­te, pa­ra que to­dos y ca­da uno de los chi­le­nos po­da­mos ac­ce­der a él de dis­tin­tas ma­ne­ras y por di­fe­ren­tes vías

Nos re­sul­ta en con­se­cuen­cia na­tu­ral, apo­yar un pro­yec­to cu­ya idea ma­triz es in­cor­po­rar en la Ley del De­por­te y en la ley que crea el Mi­nis­te­rio del De­por­te, el de­por­te adap­ta­do y pa­ra­lím­pi­co, pa­ra fo­men­tar su in­clu­sión den­tro de las po­lí­ti­cas na­cio­na­les en­ca­mi­na­das a apo­yar a los de­por­tis­tas en si­tua­ción de dis­ca­pa­ci­dad.

Hoy, que te­ne­mos un sus­tan­ti­vo avan­ce en cuan­to al mar­co institucional, por la dic­ta­ción de las le­yes n° 19.712 (del De­por­te) y la N° 20.286 (que crea el Mi­nis­te­rio del De­por­te) de­be­mos va­lo­rar lo exis­ten­te a la vez que per­se­ve­rar en la in­clu­sión y en la to­le­ran­cia. De igual for­ma, de­be­mos re­co­no­cer que es­tas nor­mas no se han he­cho car­go ple­na­men­te de los de­por­tis­tas en si­tua­ción de dis­ca­pa­ci­dad. Y res­pec­to de es­to, hoy te­ne­mos que se­guir avan­zan­do y dan­do un pa­so más en cuan­to a in­cluir y a pro­mo­ver el de­por­te adap­ta­do en nues­tro or­de­na­mien­to, es de­cir abrir­le es­pa­cios a las mo­da­li­da­des de­por­ti­vas en la que se han mo­di­fi­ca­do al­gu­nas re­glas pa­ra per­mi­tir la par­ti­ci­pa­ción de per­so­nas en si­tua­ción de dis­ca­pa­ci­dad, evi­tan­do per­der la esen­cia de la dis­ci­pli­na.

Ac­tual­men­te entre el 12% y el 15% de la po­bla­ción chi­le­na pre­sen­ta al­gún ti­po de dis­ca­pa­ci­dad, o sea, 1 de ca­da 8 chi­le­nos, y de ellos apro­xi­ma­da­men­te el 95% de las per­so­nas en si­tua­ción de dis­ca­pa­ci­dad se si­túan en ni­ve­les so­cio­eco­nó­mi­cos me­dios y ba­jos. De ese to­tal, el 31% co­rres­pon­de a dis­ca­pa­ci­dad fí­si­ca. Re­sul­ta por tan­to vi­tal, en el más es­tric­to sen­ti­do del tér­mino, que es­ta mo­ción ten­ga co­mo ob­je­ti­vo re­la­cio­nar el de­por­te y la dis­ca­pa­ci­dad, unien­do a la Ley del De­por­te con la ley que crea el Mi­nis­te­rio del De­por­te en torno a los con­cep­tos de de­por­te adap­ta­do y de­por­te pa­ra­lím­pi­co, pa­ra fo­men­tar la in­clu­sión -den­tro de las po­lí­ti­cas na­cio­na­les- de los de­por­tis­tas que se en­cuen­tran en si­tua­ción de dis­ca­pa­ci­dad.

Hoy, que te­ne­mos un sus­tan­ti­vo avan­ce en cuan­to al mar­co institucional, por la dic­ta­ción de las le­yes del De­por­te y la N° 20.286 que crea el Mi­nis­te­rio del De­por­te de­be­mos va­lo­rar lo exis­ten­te a la vez que per­se­ve­rar en la in­clu­sión y en la to­le­ran­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.