5 ra­zo­nes por las cua­les pro­fe­sio­na­les del área tec­no­ló­gi­ca de­bie­ran ha­blar in­glés

Los es­tu­dios ase­gu­ran que ha­blar más de un idio­ma ofre­ce im­por­tan­tes al­ter­na­ti­vas de te­ner un me­jor suel­do.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA -

Pa­ra na­die es un mis­te­rio que los ma­yo­res avan­ces tec­no­ló­gi­cos, y de la cien­cia en ge­ne­ral, pro­vie­nen de paí­ses don­de el in­glés es la len­gua ma­dre o el se­gun­do idio­ma más em­plea­do.

De allí la im­por­tan­cia que re­vis­te pa­ra los fu­tu­ros pro­fe­sio­na­les del área TIC, por ejem­plo, el he­cho de con­tar con esa ha­bi­li­dad en el tiem­po, con mi­ras a agre­gar va­lor a su for­ma­ción, ser más com­pe­ti­ti­vo en el mun­do la­bo­ral y au­men­tar la pro­yec­ción in­ter­na­cio­nal.

De he­cho, un re­cien­te es­tu­dio de la con­sul­to­ra IT Hun­ter (“VI Es­tu­dio Pú­bli­co de Suel­dos TIC en Chi­le - 2016”) re­ve­ló, en otras co­sas, que exis­te una ma­yor con­cien­cia so­bre lo fun­da­men­tal y es­tra­té­gi­co que re­sul­ta te­ner un buen do­mi­nio del idio­ma in­glés, so­bre to­do en los car­gos eje­cu­ti­vos o con pro­yec­ción in­ter­na­cio­nal, en los que es una exi­gen­cia ex­clu­yen­te en la ma­yo­ría de los ca­sos. Lo an­te­rior, agre­ga el in­for­me, se tra­du­ce tam­bién en me­jo­res in­gre­sos pa­ra los pro­fe­sio­na­les.

Es por lo an­te­rior que la di­rec­to­ra aca­dé­mi­ca de Wall Street En­glish, Nat­ha­lia Es­co­bar, lla­mó a ver en el idio­ma in­glés una ver­da­de­ra he­rra­mien­ta pa­ra abrir­se pa­so en el mun­do de las tec­no­lo­gías y op­tar a po­si­cio­nes me­jor re­mu­ne­ra­das.

La es­pe­cia­lis­ta men­cio­nó cin­co mo­ti­vos por los cua­les los pro­fe­sio­na­les del área TIC ten­drían que ser bi­lin­gües:

1. Lla­ve de in­gre­so al mun­do de las TIC.

Gran par­te de los avan­ces tec­no­ló­gi­cos pro­vie­nen de paí­ses en don­de el in­glés es la pri­me­ra o se­gun­da len­gua más ha­bla­da. Tér­mi­nos co­mo soft­wa­re, hard­wa­re, smartp­ho­ne, no­te­book, hots­pot y pen­dri­ve, entre otros, son anglicismos muy usa­dos en gran par­te del pla­ne­ta. “Do­mi­nar ese idio­ma per­mi­te a un pro­fe­sio­nal TIC ac­ce­der más fá­cil­men­te a las no­ve­da­des de su área, ya sea a tra­vés de In­ter­net, me­dios es­pe­cia­li­za­dos y/o ca­pa­ci­ta­cio­nes pre­sen­cia­les o vir­tua­les”, afir­ma Nat­ha­lia Es­co­bar.

2. Fa­ci­li­ta adop­ción de tec­no­lo­gías.

El mis­mo he­cho de con­tar con pro­fe­sio­na­les TIC que sean bi­lin­gües per­mi­te a una or­ga­ni­za­ción im­ple­men­tar con ma­yor ra­pi­dez las nue­vas tec­no­lo­gías que vie­nen en dicho idio­ma.

3. Las TIC son trans­ver­sa­les a to­da la eco­no­mía.

Da­do que las tec­no­lo­gías es­tán pre­sen­tes en to­dos los sec­to­res pro­duc­ti­vos de un país -co­mo mi­ne­ría, ener­gía, ban­ca, te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, sa­lud, edu­ca­ción, et­cé­te­ra- un eje­cu­ti­vo o pro­fe­sio­nal TIC que ha­ble in­glés agre­ga­rá va­lor a su per­fil y au­men­ta­rá las pro­ba­bi­li­da­des de in­ser­tar­se la­bo­ral­men­te en cual­quie­ra de ta­les mer­ca­dos.

4. Ca­rre­ra in­ter­na­cio­nal.

Un eje­cu­ti­vo o es­pe­cia­lis­ta del seg­men­to tec­no­ló­gi­co con do­mi­nio de la len­gua in­gle­sa es­ta­rá en me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra asu­mir una po­si­ción en el ex­tran­je­ro o pa­ra pos­tu­lar a un car­go en una mul­ti­na­cio­nal.

5. Es­ca­sez de es­pe­cia­lis­tas tec­no­ló­gi­cos bi­lin­gües.

De acuer­do a ci­fras del mer­ca­do, hoy en el país exis­te un dé­fi­cit no me­nor de al­gu­nos es­pe­cia­lis­tas TIC, lo que ha da­do pie al al­za de sus sa­la­rios, por una par­te, y, por otra, a la bús­que­da de ta­les ta­len­tos en el ex­te­rior. Es­ta si­tua­ción, se­gún esos da­tos, se man­ten­drá du­ran­te los pró­xi­mos años. Asi­mis­mo, se sa­be que no to­dos esos per­fi­les “tech” po­seen un do­mi­nio avan­za­do del in­glés. “To­do es­to ha ge­ne­ra­do un es­ce­na­rio fa­vo­ra­ble pa­ra que las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes de es­tu­dian­tes vean en las carreras re­la­cio­na­das con las tec­no­lo­gías una opor­tu­ni­dad de desa­rro­llo pro­fe­sio­nal y en el apren­di­za­je del in­glés una cla­ra ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va”, con­clu­yó la pro­fe­sio­nal.

DO­MI­NAR ESE IDIO­MA per­mi­te a un pro­fe­sio­nal TIC ac­ce­der más fá­cil­men­te a las no­ve­da­des de su área.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.