Ca­ra­bi­ne­ros de­tu­vo a hom­bre impu­tado por vio­la­ción

Víc­ti­ma be­bió du­ran­te la no­che con su pre­sun­to ata­can­te, quien ase­gu­ró que to­do fue con­sen­ti­do.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA -

Du­ran­te la ma­ña­na de es­te mar­tes, per­so­nal de la Sec­ción de In­ves­ti­ga­cio­nes Po­li­cia­les (SIP) de la Pri­me­ra Co­mi­sa­ría de Ca­ra­bi­ne­ros de Los Án­ge­les reali­zó un con­trol de iden­ti­dad a dos mu­je­res y un hom­bre en una pla­za de la Po­bla­ción Do­min­go Con­tre­ras Gó­mez de Los Án­ge­les.

Mien­tras rea­li­za­ba el pro­ce­di­mien­to, una de las re­que­ri­das acu­só la vio­la­ción por par­te de otro su­je­to, quien lue­go de ha­ber be­bi­do con ellos du­ran­te to­da la no­che, ya se ha­bía mar­cha­do a su do­mi­ci­lio.

Con la de­nun­cia for­mu­la­da, per­so­nal del O.S.9 se tras­la­dó has­ta el in­mue­ble del impu­tado, quien es un co­no­ci­do de­lin­cuen­te de la ciu­dad.

Una vez en el lu­gar, el hom­bre per­mi­tió el in­gre­so de los uni­for­ma­dos co­mo lo re­la­tó el co­mi­sa­rio, ma­yor Leonardo Cár­de­nas “per­so­nal de la SIP lle­gó al do­mi­ci­lio sin­di­ca­do por la víc­ti­ma in­gre­só con au­to­ri­za­ción del hom­bre que re­co­no­ció que tu­vo re­la­cio­nes se­xua­les con la mu­jer en la vía pú­bli­ca”.

Cár­de­nas agre­gó que la de­ten­ción del impu­tado de 40 años obe­de­ce a su re­co­no­ci­mien­to de ha­ber man­te­ni­do re­la­cio­nes se­xua­les en la vía pú­bli­ca.

El ofi­cial agre­gó que se­rá la jus­ti­cia la en­car­ga­da de con­fir­mar si exis­tió o no la vio­la­ción de­nun­cia­da por la mu­jer, pues el pre­sun­to vic­ti­ma­rio que­dó en ma­nos del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co.

“Los he­chos y la in­ves­ti­ga­ción es ma­te­ria de la jus­ti­cia, del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co por lo que hay que es­cla­re­cer qué pa­sa en­tre las de­cla­ra­cio­nes de la víc­ti­ma y del even­tual vic­ti­ma­rio”, di­jo el ma­yor Cár­de­nas.

So­bre el pron­tua­rio del de­te­ni­do se de­ta­lló que es­te re­gis­tra una de­nun­cia por el mis­mo de­li­to con­tra una ni­ña de 14 años.

Ade­más, en su his­to­rial de an­te­ce­den­tes se ob­ser­va agre­sio­nes a Ca­ra­bi­ne­ros en ser­vi­cio y hur­tos reite­ra­dos.

LA JUS­TI­CIA de­be­rá de­ter­mi­nar si hu­bo o no vio­la­ción, pues las ver­sio­nes son con­tra­dic­to­rias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.