ACRE­DI­TA­CIÓN EN LA EDU­CA­CIÓN SU­PE­RIOR

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Se­ñor Di­rec­tor: Re­cien­te­men­te, Te­ra­pia Ocu­pa­cio­nal USS vi­vió el de­no­mi­na­do pro­ce­so de acre­di­ta­ción. Qui­zás pa­ra mu­chos pue­de apa­re­cer co­mo un trá­mi­te de ri­gor, pro­pio de ins­ti­tu­cio­nes que quie­ren mos­trar ex­ce­len­cia fren­te a la co­mu­ni­dad lo­cal y na­cio­nal.

Co­mo un in­te­gran­te más del gru­po de per­so­nas vin­cu­la­das a tal pro­ce­so, pu­de ob­ser­var que to­do un mun­do aca­dé­mi­co, ad­mi­nis­tra­ti­vo, egre­sa­dos, em­plea­do­res, es­tu­dian­tes de los dis­tin­tos ni­ve­les, cua­les más, cua­les me­nos, co­men­za­mos a in­ves­tir­nos de una ca­mi­se­ta im­preg­na­da de sa­be­res que, qui­zás ya la te­nía­mos pues­ta y no nos ha­bía­mos da­do cuen­ta.

¡ Qué in­tere­san­te ob­ser­var que es­te mun­do - del cual me sien­to or­gu­llo­so de per­te­ne­cer- se pre­pa­ró en los ám­bi­tos que se de­bían co­no­cer y ma­ne­jar! ¡Cuán- to de ello ya era sa­bi­do por to­dos! Sin em­bar­go, el lla­ma­do a vi­vir el pro­ce­so con­tri­bu­yó a dar­nos cuen­ta de nues­tras reales ca­pa­ci­da­des y tam­bién de nues­tras opor­tu­ni­da­des de me­jo­ra.

Co­le­gas de nue­vas ge­ne­ra­cio­nes, y no tan nue­vas, pro­ve­nien­tes de otras ca­sas de es­tu­dio y que hoy for­man par­te del staff de pro­fe­sio­na­les for­ma­do­res de fu­tu­ros pro­fe­sio­na­les de la dis­ci­pli­na en nues­tra uni­ver­si­dad, nos uni­mos en cau­sa co­mún: lo­grar la me­re­ci­da acre­di­ta­ción. Me­re­ci­da no so­lo por la pre­pa­ra­ción pa­ra vi­vir es­te pro­ce­so, sino por­que día tras día ve­mos a to­dos pre­pa­ran­do sus te­mas, preo­cu­pa­dos por aquel chi­co que cae en la asig­na­tu­ra o de aquel que ne­ce­si­ta de la for­ta­le­za del sa­ber pa­ra ob­te­ner los lo­gros y có­mo to­dos hacemos fuer­za co­mún pa­ra ayu­dar­le.

No du­do, ni por un ins­tan­te, que do­cen­tes tam­bién de otras ca­sas de es­tu­dio vi­ven la mis­ma reali­dad en pro­cu­ra de con­tri­buir al país en­tre­gan­do a la co­mu­ni­dad un pro­duc­to pro­fe­sio­nal de ex­ce­len­cia. Sin em­bar­go, vi­vir la ex­pe­rien­cia des­de den­tro, en co­no­ci­mien­to ca­bal de su sig­ni­fi­ca­do y la im­por­tan­cia que re­vis­te pa­ra to­dos, es un hi­to que mar­ca­rá por siem­pre el ca­mino de la en­tre­ga pa­ra con nues­tros es­tu­dian­tes, fu­tu­ros co­le­gas. Juan Ig­na­cio Ace­ve­do Vidal Te­ra­peu­ta Ocu­pa­cio­nal Aca­dé­mi­co de Te­ra­pia Ocu­pa­cio­nal USS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.