Es­tu­dian mé­to­do pa­ra de­tec­tar tem­pra­na­men­te en­fer­me­dad del ga­na­do

La in­ves­ti­ga­ción so­bre tuberculosis bovina ten­drá un al­to im­pac­to a ni­vel lo­cal.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA -

Una de las zo­nas don­de más le­che­rías se con­cen­tran a ni­vel na­cio­nal es la pro­vin­cia de Bio­bío. Un da­to que por un la­do enor­gu­lle­ce a los pro­duc­to­res de es­te ali­men­to y, por otro, preo­cu­pa a las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias, pues­to que el te­rri­to­rio a la vez pre­sen­ta uno de los ma­yo­res nú­me­ros de pre­dios in­fec­ta­dos con la tuberculosis bovina.

Así lo dio a co­no­cer el en­car­ga­do na­cio­nal del Pro­gra­ma de Con­trol y Erra­di­ca­ción de Tuberculosis Bovina del Ser­vi­cio Agrí­co­la Ga­na­de­ro (SAG), Ni­co­lás Val­di­vie­so, quien di­jo que en el ca­so de los pre­dios in­fec­ta­dos es­tos de­ben ha­cer che­queos re­gu­la­res con prue­bas de tu­ber­cu­li­na y eli­mi­na­ción de los ani­ma­les reac­to­res, im­ple­men­tar las me­di­das sa­ni­ta­rias de­fi­ni­das por el SAG, co­mo por ejem­plo se­gre­ga­ción de los ani­ma­les in­fec­ta­dos de los no in­fec­ta­dos y otras me­di­das de bio­se­gu­ri­dad pa­ra evi­tar la di­se­mi­na­ción den­tro del re­cin­to. Por ello es im­por­tan­te que los ga­na­de­ros iden­ti­fi­quen el ori­gen de los ani­ma­les que com­pran, ya que el ries­go más al­to de la di­se­mi­na­ción de la en­fer­me­dad es por la com­pra de ani­ma­les.

ES­TU­DIO PA­RA DE­TEC­TAR EN­FER­ME­DAD

Y es a par­tir de la reali­dad que se vi­ve en Bio­bío que el SAG en con­jun­to con pro­fe­sio­na­les de la Fa­cul­tad de Cien­cias Ve­te­ri­na­rias y de la Fa­cul­tad de Cien­cias Bio­ló­gi­cas de la Uni­ver­si­dad de Con­cep­ción ( Udec) de­ci­die­ron po­ner en mar­cha un es­tu­dio pa­ra “Ge­ne­rar, im­ple­men­tar y va­li­dar un mé­to­do de diag­nós­ti­co a ba­se de ti­ras reac­ti­vas pa­ra la de­tec­ción de tuberculosis bovina”.

Las au­to­ri­da­des y es­pe­cia­lis­tas a car­go de la in­ves­ti­ga­ción has­ta aho­ra han he­cho una po­si­ti­va eva­lua­ción del es­tu­dio, el cual se en­mar­ca en un Con­ve­nio de Coope­ra­ción y Trans­fe­ren­cia en­tre el SAG y la Udec, lue­go de co­no­cer los re­sul­ta­dos del pri­mer año de in­ves­ti­ga­ción de es­ta nue­va téc­ni­ca diag­nós­ti­ca de la en­fer­me­dad que afec­ta al ga­na­do bo­vino.

Al res­pec­to, el di­rec­tor re­gio­nal del SAG de Bio­bío, Jai­me Pe­ña, des­ta­có que “es­te es un pro­yec­to muy im­por­tan­te pa­ra nues­tro Ser­vi­cio, en es­pe­cial pa­ra nues­tra re­gión, ya que nues­tros fun­cio­na­rios plan­tea­ron la ne­ce­si­dad de con­tar con una prue­ba rá­pi­da y de fá­cil lec­tu­ra, con el fin de im­ple­men­tar las me­di­das pa­ra evi­tar la di­se­mi­na­ción de es­ta en­fer­me­dad, lo que ori­gi­nó es­te con­ve­nio de coope­ra­ción”.

Por su par­te, el di­rec­tor del De­par­ta­men­to de Cien­cias Clí­ni­cas de la Fa­cul­tad de Cien­cias Ve­te­ri­na­rias de la Uni­ver­si­dad de Con­cep­ción, el mé­di­co ve­te­ri­na­rio, Ig­na­cio Ca­be­zas, se­ña­ló que “la im­por­tan­cia de es­te pro­yec­to ra­di­ca en la ge­ne­ra­ción lo­cal de un mé­to­do de diag­nós­ti­co tem­prano de una en­fer­me­dad que es cró­ni­ca y que es­te mé­to­do sea va­li­da­do por el SAG. El diag­nós­ti­co tem­prano se es­tá ha­cien­do a tra­vés de la cons­truc­ción de an­tí­ge­nos que son bio­tec­no­ló­gi­ca­men­te desa­rro­lla­dos y que de­be­rían per­mi­tir iden­ti­fi­car la en­fer­me­dad en eta­pas tem­pra­nas, cuan­do to­da­vía pue­de que no exis­ta res­pues­ta a las prue­bas que son co­mu­nes. Es un tra­ba­jo que es­ta­mos desa­rro­llan­do en­tre las Fa­cul­ta­des de Cien­cias Bio­ló­gi­cas, la Fa­cul­tad de Cien­cias Ve­te­ri­na­rias, pe­ro que se con­tra­pe­sa con el SAG por­que el ini­cio del pro­yec­to es una idea con­jun­ta es­truc­tu­ra­da ini­cial­men­te con fon­dos PMI de la Uni­ver­si­dad de Con­cep­ción, pe­ro que se com­ple­men­ta gra­cias a es­te con­ve­nio con el SAG que nos per­mi­ti­rá lo­grar cons­truir las ma­tri­ces que ne­ce­si­ta­mos pa­ra po­der ge­ne­rar ti­ras reac­ti­vas que sean de muy fá­cil ac­ce­so tam­bién pa­ra los pro­duc­to­res, pe­ro tie­ne que ser ba­jo vi­gi­lan­cia del SAG. Eso es lo que ha­ce que es­to sea un pro­yec­to de al­to in­te­rés pa­ra el SAG y pa­ra la Uni­ver­si­dad, por­que cum­ple un ob­je­ti­vo de bien pú­bli­co”.

Mien­tras que Ni­co­lás Val­di­vie­so, en­car­ga­do na­cio­nal del Pro­gra­ma de Con­trol y Erra­di­ca­ción de Tuberculosis Bovina del SAG, ex­pli­có que es­te pro­yec­to de desa­rro­llo bus­ca re­sol­ver un pro­ble­ma que tie­ne la tuberculosis y su con­trol a ni­vel mun­dial: su diag­nós­ti­co, ya que es muy di­fí­cil de rea­li­zar, pro­duc­to de la epi­de­mio­lo­gía de la en­fer­me­dad y por la dis­po­ni­bi­li­dad de prue­bas diag­nós­ti­cas, “lo que nos per­mi­ti­ría con­tar con una nue­va he­rra­mien­ta diag­nós­ti­ca, rá­pi­da, eco­nó­mi­ca y a di­fe­ren­cia de lo que exis­te hoy, que se to­ma tres días pa­ra leer la prue­ba tu­ber­cu­li­na o las prue­bas in­di­rec­tas o in­mu­no­ló­gi­cas son muy ca­ras, por eso no­so­tros es­ta­mos muy in­tere­sa­dos en iden­ti­fi­car los pre­dios in­fec­ta­dos, con­tro­lar la en­fer­me­dad y evi­tar que se di­fun­da a otros pre­dios.

CA­RAC­TE­RÍS­TI­CAS DE LA IN­FEC­CIÓN

La tuberculosis bovina es una en­fer­me­dad zoo­nó­ti­ca ( se pue­de trans­mi­tir al ser hu­mano), cau­sa­da por la bac­te­ria My­co­bac­te­rium bo­vis. Pre­sen­ta un im­pac­to di­rec­to en la efi­cien­cia de los sis­te­mas pro­duc­ti­vos y en la in­dus­tria del sec­tor pe­cua­rio, pro­vo­ca im­por­tan­tes pér­di­das en la pro­duc­ción de car­ne y le­che; ade­más, cons­ti­tu­ye una res­tric­ción a la ex­por­ta­ción de los ali­men­tos de ori­gen pe­cua­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.