Pi­ñe­ra rea­li­za fuer­tes crí­ti­cas a juez del ca­so Luch­sin­ger-mac­kay

En con­ver­sa­ción ex­clu­si­va con Ra­dio San Cris­tó­bal, el can­di­da­to pre­si­den­cial ha­bló de te­rro­ris­mo y re­co­no­ció la deu­da del Estado con los pue­blos ori­gi­na­rios. El ex pre­si­den­te tam­bién ha­bló de cons­truir em­bal­ses, de for­ta­le­cer el plan de des­con­ta­mi­na­ción p

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA - Por Juan Pa­blo Ver­ga­ra

En entrevista ex­clu­si­va con Ra­dio San Cris­tó­bal el can­di­da­to pre­si­den­cial de Chi­le Va­mos, Se­bas­tián Pi­ñe­ra, con­ver­só sobre dis­tin­tos te­mas de in­te­rés pa­ra la pro­vin­cia de Bio­bío.

Sobre el pri­mer asun­to que se re­fi­rió fue acer­ca de la re­for­ma al Có­di­go de Aguas que im­pul­sa el ac­tual go­bierno, la que ca­li­fi­có co­mo equi­vo­ca­da.

“Lo que los agri­cul­to­res ne­ce­si­tan es cer­te­za, se­gu­ri­dad, cuan­do in­vier­ten, cuan­do plan­tan, cuan­do siem­bran, de que van a te­ner agua y es­ta re­for­ma del go­bierno le qui­ta esa se­gu­ri­dad y lo de­ja to­do en la in­cer­ti­dum­bre y en las ma­nos de un fun­cio­na­rio pú­bli­co”, de­cla­ró el ex pre­si­den­te.

En ese sen­ti­do, ase­gu­ró que les de­vol­ve­rán a los agri­cul­to­res la se­gu­ri­dad del agua. “En Chi­le te­ne­mos un mi­llón de hec­tá­reas de rie­go y el po­ten­cial de Chi­le son cin­co mi­llo­nes. No­so­tros nos he­mos he­cho el fir­me pro­pó­si­to de au­men­tar de uno a dos mi­llo­nes las hec­tá­reas ba­jo rie­go en un pla­zo de ocho años ya pa­ra eso ne­ce­si­ta­mos no so­la­men­te ase­gu­rar el agua, sino que, ade­más, ge­ne­rar más agua”, di­jo.

Se­gún Pi­ñe­ra, el 84 por cien­to del agua dul­ce que ba­ja por los ríos de Chi­le se pier­de en el mar, un re­cur­so que de­be ser apro­ve­cha­do en su opi­nión “ha­cien­do em­bal­ses, tam­bién apro­ve­chan­do los acuí­fe­ros na­tu­ra­les que es­tán ba­jo tie­rra y que nos re­ga­ló Dios pa­ra in­yec­tar el agua cuan­do hay abun­dan­cia en esos acuí­fe­ros y uti­li­zar­la cuan­do hay es­ca­sez”, pro­pu­so.

Pa­ra el ex man­da­ta­rio tam­bién es im­por­tan­te pro­mo­ver obras de rie­go tec­ni­fi­ca­do, “pa­ra que el agua no sea un fac­tor que li­mi­te el desa­rro­llo de la agri­cul­tu­ra”, sub­ra­yó.

An­te la con­sul­ta de si la pro­vin­cia de Bio­bío po­dría con­tar con un em­bal­se que sir­va pa­ra jun­tar las aguas llu­vias en un even­tual nue­vo go­bierno su­yo, el pre­si­den­cia­ble de Chi­le Va­mos in­sis­tió en que el agua no hay que des­per­di­ciar­la y que en la zo­na se ne­ce­si­ta más fuen­tes de es­te re­cur­so.

“Es­ta­mos vien­do pro­yec­tos de em­bal­ses, va­mos a for­ta­le­cer la ley que sub­si­dia y fo­men­ta las obras de rie­go, pero tam­bién es­ta­mos es­tu­dian­do, por­que no­so­tros hi­ci­mos una ex­pe­rien­cia muy exi­to­sa du­ran­te nues­tro pri­mer go­bierno en Ata­ca­ma, en Val­pa­raí­so, de in­yec­tar el agua en acuí­fe­ros na­tu­ra­les y acuí­fe­ros na­tu­ra­les los te­ne­mos en to­do Chi­le y así esos acuí­fe­ros no hay que cons­truir­los, por­que fue­ron cons­trui­dos por Dios y es­tán ba­jo tie­rra a nues­tra dis­po­si­ción”, agre­gó a lo an­te­rior.

Sin em­bar­go, pa­ra lle­var ade­lan­te ini­cia­ti­vas co­mo las plan­tea­das por el ex pre­si­den­te hay que con­si­de­rar el pro­ble­ma de la es­ca­sez hí­dri­ca, muy pre­sen­te en to­do el país.

Al res­pec­to, Pi­ñe­ra re­co­no­ció que exis­te po­ca agua “por­que no nos he­mos preo­cu­pa­do de ali­men­tar los acuí­fe­ros na­tu­ra­les y por eso el agua de los ríos cuan­do es abun­dan­te, es­pe­cial­men­te, en la épo­ca de los des­hie­los, en vez de que se pier­dan en el mar, lo que va­mos a ha­cer es in­yec­tar­la en los acuí­fe­ros na­tu­ra­les, eso es una tec­no­lo­gía que es­tá apro­ba­da, no­so­tros ya la apro­ba­mos en nues­tro pri­mer go­bierno y la va­mos a apli­car ma­si­va­men­te en nues­tro se­gun­do go­bierno”, reite­ró.

El ex man­da­ta­rio tam­bién fue con­sul­ta­do por el ata­que a un pre­dio par­ti­cu­lar en Al­to Bio­bío, don­de una ca­ba­lle­ri­za con sie­te equi­nos en su in­te­rior re­sul­tó to­tal­men­te que­ma­da, he­cho que fue atri­bui­do a la Coor­di­na­do­ra Arau­co Ma­lle­co (CAM). En ese sen­ti­do se le pre­gun­tó por la vio­len­cia que vi­ven re­gio­nes co­mo Bio­bío, La Arau­ca­nía y Los Ríos, en el con­tex­to del de­no­mi­na­do con­flic­to ma­pu­che.

“La vio­len­cia y el te­rro­ris­mo le es­tán cau­san­do un gra­ve da­ño, no so­la­men­te a la re­gión de La Arau­ca­nía, tam­bién a la pro­vin­cia del Bio­bío. Me re­cuer­da un he­cho que fue muy do­lo­ro­so, la que­ma de una ca­ba­lle­ri­za con sie­te ani­ma­les que, prác­ti­ca­men­te, se que­ma­ron vi­vos. Yo voy a ha­cer un com­pro­mi­so muy fir­me y muy cla­ro: va­mos a com­ba­tir la vio­len­cia, la de­lin­cuen­cia, el nar­co­trá­fi­co y el te­rro­ris­mo con toda la fuer­za de la vo­lun­tad y ese es el com­pro­mi­so del pre­si­den­te de la República, y con toda la efi­ca­cia que po­de­mos lo­grar y pa­ra eso ne­ce­si­ta­mos ha­cer mu­chas co­sas”, afir­mó Se­bas­tián Pi­ñe­ra.

En esa lí­nea, ar­gu­men­tó que lo pri­me­ro es te­ner la vo­lun­tad po­lí­ti­ca “de no ser am­bi­guos, de no ser dé­bi­les fren­te al te­rro­ris­mo, fren­te a la vio­len­cia; se­gun­do, va­mos a mo­der­ni­zar nues­tros ca­ra­bi­ne­ros y po­li­cías, por­que no que­re­mos que lle­guen só­lo cuan­do es­tén con las ce­ni­zas de las ca­ba­lle­ri­zas o las ce­ni­zas de las igle­sias que­ma­das o, in­clu­so, co­mo ocu­rrió con el ma­tri­mo­nio Luch­sin­ger-mac­kay, con dos an­cia­nos que­ma­dos vi­vos. Pa­ra eso te­ne­mos que for­ta­le­cer no só­lo el múscu­lo de Ca­ra­bi­ne­ros y la Po­li­cía, tam­bién la in­te­li­gen­cia”, de­ta­lló.

Tam­bién opi­nó res­pec­to del ac­tuar del juez Jo­sé Ig­na­cio Arrau, res­pon­sa­ble de la li­be­ra­ción de los de­te­ni­dos en el mar­co de la Ope­ra­ción Hu­ra­cán y quien ha apa­re­ci­do en re­des so­cia­les en­tre­gan­do opi­nio­nes que han si­do cri­ti­ca­das y con­si­de­ra­das co­mo ses­ga­das.

“Per­dió toda im­par­cia­li­dad, si us­ted lee sus men­sa­jes en las re­des so­cia­les mos­tró que no te­nía nin­gu­na im­par­cia­li­dad, que era una per­so­na que ya ha­bía to­ma­do una de­ci­sión. El só­lo he­cho de pre­sen­tar­se de ro­jo el día del jui­cio no es una ca­sua­li­dad, no es que sa­có una cha­que­ta ro­ja, lo hi­zo pa­ra man­dar un men­sa­je y cuan­do los jue­ces pier­den la im­par­cia­li­dad pa­ra im­par­tir jus­ti­cia y van a defen­der sus pro­pias ideo­lo­gías de­jan de ser jue­ces. Por eso, yo es­pe­ro que pros­pe­re la ges­tión que es­tá ha­cien­do la Fis­ca­lía pa­ra anu­lar el jui­cio de las per­so­nas que ma­ta­ron cruel­men­te al ma­tri­mo­nio Luch­sin­ger-mac­kay y po­der ha­cer un jui­cio de verdad, con jue­ces más im­par­cia­les, pa­ra que se ha­ga jus­ti­cia”, ase­ve­ró.

Sobre lo mis­mo agre­gó “có­mo es po­si­ble que des­pués de cua­tro años to­da­vía no se ha­ce jus­ti­cia con la fa­mi­lia Luch­sin­ger-mac­kay y los crue­les ase­si­nos si­guen es­tan­do en li­ber­tad y con to­tal im­pu­ni­dad. Eso va a te­ner que cam­biar”.

En cuan­to a pro­pues­tas que abor­den el te­ma ma­pu­che más allá de lo ju­di­cial, el pre­si­den­cia­ble apo­ya­do por la UDI, RN, Evó­po­li y el PRI se­ña­ló que exis­ten me­di­das bien con­cre­tas que él in­clu­yó en lo que de­no­mi­nó co­mo Plan Arau­ca­nía. En­tre las ac­cio­nes que con­tem­pla es­te plan se en­cuen­tran re­es­ta­ble­cer el Estado de De­re­cho, la eje­cu­ción de pla­nes de desa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial pa­ra cier­tas re­gio­nes, la pro­mo­ción y va­lo­ri­za­ción de las dis­tin­tas cul­tu­ras que con­for­man Chi­le y el com­ba­te al te­rro­ris­mo.

Pi­ñe­ra ca­li­fi­có co­mo error el que la pre­si­den­te Ba­che­let ha­ya re­ti­ra­do la que­re­lla por la ley An­ti­te­rro­ris­ta en con­tra de los de­te­ni­dos ma­pu­ches que se en­con­tra­ban en huel­ga de ham­bre.

“Esa es una se­ñal muy equi­vo­ca­da, eso pro­du­ce más te­rro­ris­mo, pro­du­ce más vio­len­cia, no sé por­qué lo hi­zo”, opi­nó el ex man­da­ta­rio.

En ma­te­ria de crea­ción de em­pleos con me­jo­res re­mu­ne­ra­cio­nes in­di­có que tie­ne con­si­de­ra­do un plan eco­nó­mi­co y so­cial pa­ra la pro­vin­cia de Bio­bío que in­clu­ye más in­ver­sión pú­bli­ca, cons­truc­ción de es­cue­las, re­cin­tos de sa­lud y la ge­ne­ra­ción de in­cen­ti­vos pa­ra la in­ver­sión pri­va­da.

Tam­bién hi­zo men­ción, tras su úl­ti­ma vi­si­ta a Los Án­ge­les, con el pro­ble­ma de la con­ta­mi­na­ción que vi­ve en la ciu­dad pro­vo­ca­da, prin­ci­pal­men­te, de ma­ne­ra do­mi­ci­lia­ria por la que­ma de le­ña en los me­ses de frío.

“Te­ne­mos que po­ner en mar­cha un plan de des­con­ta­mi­na­ción en Los Án­ge­les y eso re­quie­re, uno, mejorar el com­bus­ti­ble de la le­ña, que sea cer­ti­fi­ca­da, que sea se­ca; ha­cer un cam­bio de ca­le­fac­to­res pa­ra que sean de do­ble com­bus­tión, que son más efi­cien­tes pa­ra pro­du­cir ca­lor y mu­cho me­nos con­ta­mi­nan­tes y, ter­ce­ro, mejorar el ais­la­mien­to tér­mi­co de las vi­vien­das”, es­pe­ci­fi­có Pi­ñe­ra.

Por úl­ti­mo, se re­fi­rió acer­ca de la vin­cu­la­ción de po­lí­ti­cos en te­mas ju­di­cia­les y la pro­ba­ble al­ta abs­ten­ción que se re­gis­tre en las elecciones. Sobre el pri­mer pun­to se­ña­ló que “me pa­re­ce muy mal toda es­ta si­tua­ción de fal­ta a la pro­bi­dad es al­go con­tra lo cual de­be­mos lu­char con mu­cha fuer­za y la me­jor ma­ne­ra de re­en­can­tar a la po­lí­ti­ca es ha­cien­do un buen go­bierno”.

Res­pec­to de lo se­gun­do con­clu­yó su entrevista ha­cien­do un lla­ma­do a los ha­bi­tan­tes de la Pro­vin­cia a vo­tar es­te pró­xi­mo 19 de no­viem­bre. “Hay dos al­ter­na­ti­vas, se­guir por el ca­mino equi­vo­ca­do de la Nue­va Ma­yo­ría, que sig­ni­fi­ca más des­em­pleo, más de­lin­cuen­cia, me­nos opor­tu­ni­da­des. El otro es to­mar el ca­mino de los tiem­pos me­jo­res pa­ra que Chi­le se pon­ga de pie y en mar­cha y la eco­no­mía chi­le­na vuel­va a cre­cer, crear em­pleos y mejorar los sa­la­rios, mejorar las pen­sio­nes y com­ba­tir la de­lin­cuen­cia”, ce­rró.

SE­BAS­TIÁN PI­ÑE­RA com­pro­me­tió un plan de desa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial es­pe­cial­men­te pa­ra la pro­vin­cia de Bio­bío.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.