Con­ce­ja­les de Ca­bre­ro opi­nan so­bre se­gui­di­lla de to­mas en la zo­na

Edi­les re­co­no­cen que exis­te una no­to­ria fal­ta de so­lu­cio­nes pa­ra las fa­mi­lias que re­si­den en los di­fe­ren­tes sec­to­res de es­ta co­mu­na.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - DESARROLLO -

Una com­ple­ja si­tua­ción es la que es­tá en­fren­ta­do el mu­ni­ci­pio ca­bre­rino, por es­tos días y que fue re­fle­ja­da en el re­por­ta­je de La Tri­bu­na Fin­de, lue­go de las cons­tan­tes de­man­das ha­bi­ta­cio­na­les, de un gru­po de ve­ci­nos quie­nes han to­ma­do car­tas en el asun­to de la peor ma­ne­ra, apo­de­rán­do­se ile­gal­men­te de te­rre­nos pú­bli­cos y par­ti­cu­la­res de es­ta co­mu­na.

El he­cho, tal co­mo re­fle­jó el re­por­ta­je, que­dó de ma­ni­fies­to, lue­go de la se­gui­di­lla de to­mas ile­ga­les que es­tán ocu­rrien­do en di­fe­ren­tes sec­to­res de la zo­na. Bá­si­ca­men­te, es­tas más de 200 per­so­nas, se es­tán apo­de­ran­do de te­rre­nos que no son ap­tos pa­ra ha­bi­tar.

Una mues­tra del ten­so con­flic­to, es lo que ocu­rrió tras evi­den­ciar­se pú­bli­ca­men­te en La Tri­bu­na el ca­so, don­de las fa­mi­lias in­vo­lu­cra­das en las to­mas, obs­tru­ye­ron por cer­ca de dos ho­ras, la ca­rre­te­ra en­tre Mon­teá­gui­la y la ru­ta Cin­co Sur, pa­ra lla­mar la aten­ción de los ac­tua­les fun­cio­na­rios pú­bli­cos.

Tras la ac­ción rea­li­za­da, Noe­lia Za­pa­ta, re­pre­sen­tan­te de las 317 fa­mi­lias in­vo­lu­cra­das se­ña­ló que “es­ta me­di­da la lle­va­mos a ca­bo pa­ra bus­car res­pues­tas por par­te del mu­ni­ci­pio, por­que hasta la fe­cha no hay ma­ni­fes­ta­cio­nes del al­cal­de y de nin­gún re­pre­sen­tan­te. Cuan­do es­to pa­só a ma­yo­res, re­cién tu­vi­mos res­pues­ta que nos aten­de­rán el pró­xi­mo miér­co­les”.

Ca­be in­di­car que es­ta ma­ni­fes­ta­ción se su­ma a otra ocu­rri­da a me­dia­dos del 2017, don­de al­re­de­dor de 17 fa­mi­lias pro­ce­die­ron a la to­ma de te­rre­nos per­te­ne­cien­tes a la em­pre­sa de Fe­rro­ca­rri­les.

Por ello, fren­te a es­ta se­rie de su­ce­sos, se han le­van­ta­do di­ver­sas opi­nio­nes al res­pec­to, por la evi­den­te fal­ta de so­lu­cio­nes ha­bi­ta­cio­na­les que ac­tual­men­te aque­ja a sus ciu­da­da­nos.

So­bre el tema, con­ce­ja­les de la co­mu­na han res­pon­di­do en ex­clu­si­va a La Tri­bu­na cuál es su vi­sión so­bre es­tas de­man­das co­lec­ti­vas que ac­tual­men­te tie­ne en el ojo del hu­ra­cán a es­te es­for­za­do mu­ni­ci­pio.

“DI­MES Y DI­RE­TES”: CONFRONTADOS EN UN SO­LO MU­NI­CI­PIO

Los edi­les coin­ci­den en que es­te ac­to no es ava­la­do en nin­gu­na de sus for­mas y pa­ra na­die de ad­he­ren­tes, ya que no es un ac­to ci­vil, ad­qui­rir de es­ta ma­ne­ra te­rre­nos fis­ca­les, ni de nin­gu­na ín­do­le, pe­ro, di­fe­ren­tes son las opi­nio­nes res­pec­to a las ac­cio­nes que es­tá lle­van­do a ca­bo el mu­ni­ci­pio.

Jo­sé Fi­gue­roa Mo­reno ( UDI), co­mien­za ex­pli­can­do que si bien co­no­ce los an­te­ce­den­tes de la co­mu­na, no apo­ya la de­ci­sión de es­te gru­po de per­so­nas, pues­to que la to­ma no es la for­ma idó­nea, de lle­var a ca­bo es­te ti­po de de­man­das.

Igual­men­te, el edil co­men­ta que “al gru­po de per­so­nas de Mon­teá­gui­la, les he pe­di­do que for­men un co­mi­té pa­ra que es­te ac­to no sea de for­ma ile­gal y pa­ra tra­ba­jar de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble, pe­ro no com­par­to la to­ma, ya que to­do de­be ser den­tro del mar­co le­gal”.

Fi­gue­roa agre­gó que co­no­ce la ac­tual ne­ce­si­dad de vi­vien­das, de­bi­do a que hay ca­sos de fa­mi­lias que lle­van cer­ca de 15 años en la es­pe­ra de es­tas so­lu­cio­nes.

En tan­to, el con­ce­jal Clau­dio Gon­zá­lez ( MAS), di­jo que no apo­ya es­te ti­po de pro­ce­di­mien­tos a pe­sar de la deu­da ha­bi­ta­cio­nal que ac­tual­men­te tie­ne el mu­ni­ci­pio, ya que den­tro del an­ti­guo pe­rio­do no se han en­tre­ga­do so­lu­cio­nes ha­bi­ta­cio­na­les.

Así, ex­pli­có que “aún te­ne­mos vi­vien­das den­tro de la zo­na con fo­sas sép­ti­cas y por ello den­tro de Ca­bre­ro aún hay fal­ta de ur­ba­ni­za­ción, la zo­na - al me­nos pa­ra los so­li­ci­tan­tes de Mon­teá­gui­la- es una zo­na com­ple­ja, don­de no hay có­mo em­pla­zar a esas per­so­nas” re­co­no­ció el edil.

Ade­más agre­gó que co­no­ce de igual for­ma el ca­so Cha­rrúa pues­to que co­men­zó de ma­ne­ra si­mi­lar, pe­ro ex­po­ne que ellos si han sa­bi­do lle­var es­ta de­man­da de la ma­ne­ra le­gal, lo cual es el me­jor ca­mino pa­ra es­tas me­di­das.

“En Cha­rrúa son cer­ca de 40 fa­mi­lias, mien­tras que en Mon­teá­gui­la hay más de 200, por lo que la com­ple­ji­dad de es­ta so­lu­ción es mu­cho más em­ba­ra­zo­sa”, de­cla­ró el con­ce­jal.

Otra de las vi­sio­nes fren­te a es­ta pro­ble­má­ti­ca es la que en­tre­gó Luis San Mar­tín Sán­chez (UDI), quien ase­gu­ra que “en Cha­rrúa hay un tra­ba­jo en te­rreno con los ve­ci­nos, don­de ellos se es­tán cons­ti­tu­yen­do co­mo co­mi­té de alle­ga­dos y es­to es lo que ne­ce­si­tan el gru­po de Mon­teá­gui­la”.

Al res­pec­to, aña­dió que pa­ra ellos en su rol de con­ce­ja­les el de­ber co­mien­za en orien­tar a es­tos ve­ci­nos pa­ra que se con­so­li­den co­no­cien­do sus ne­ce­si­da­des y quie­nes real­men­te lo ne­ce­si­ten.

Ade­más, agre­gó que co­no­ce que el tras­fon­do de la si­tua­ción de Mon­teá­gui­la, hay mu­chos ca­sos de per­so­nas que se es­tán apo­de­ran­do de te­rre­nos, sin ne­ce­si­da­des ha­bi­ta­cio­na­les, la que ca­ta­lo­gó de apro­ve­cha­mien­to.

“En­tien­do la de­man­da y ne­ce­si­dad que exis­te en es­ta zo­na, pe­ro no ava­lo las ma­las prácticas” y aña­dió al res­pec­to que “con la lle­ga­da del nue­vo go­bierno, es­pe­ro tra­ba­jar con el al­cal­de pa­ra al­can­zar es­tas me­jo­ras”.

Ade­más ex­pli­có que es su de­ber de con­ce­jal y de to­dos los fun­cio­na­rios que tra­ba­jan en es­ta área, pues­to que exis­te un de­ber de ha­cer­se car­go de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas y so­bre to­do en el ám­bi­to de vi­vien­da, la que ac­tual­men­te tie­ne mu­chas ma­te­rias de­fi­cien­tes.

Jun­to con ello, San Mar­tín se­ña­ló que “si el pró­xi­mo pre­si­den­te no en­tre­ga so­lu­cio­nes y no cam­bia el en­fo­que so­cial va­mos a co­men­zar a te­ner es­te ti­po de me­di­das, por par­te de los ciu­da­da­nos y ve­re­mos to­mas más con­se­cu­ti­vas y eso es preo­cu­pan­te, por­que es­ta­mos lla­ma­dos a po­ner aten­ción en la gen­te”.

El con­ce­jal ex­pli­có a la Tri­bu­na, que fren­te a los he­chos y de­man­das so­cia­les se en­cuen­tra en una pos­tu­ra don­de re­co­no­ce mo­les­tia por las de­ci­sio­nes del ac­tual mu­ni­ci­pio.

“Ha­ce po­co me vi en la obli­ga­ción de re­cha­zar el pre­su­pues­to de las fies­tas de Ca­bre­ro y Mon­teá­gui­la, por­que en­cuen­tro que per­der 150 mi­llo­nes en fies­ta, ha­bien­do tan­ta ne­ce­si­dad, es un des­per­di­cio enor­me y por eso no par­ti­ci­po de es­tas ac­ti­vi­da­des”, fi­na­li­zó.

Las opi­nio­nes di­vi­di­das fren­te a los he­chos, son las que frac­cio­nan a es­te mu­ni­ci­pio y su con­ce­jo mu­ni­ci­pal, quie­nes coin­ci­den en una co­sa, la ne­ce­si­dad exis­ten­te en Ca­bre­ro del bien más pre­cia­do pa­ra los chi­le­nos, una ca­sa pro­pia.

LOS EDI­LES DE CA­BRE­RO no apo­yan ba­jo nin­gu­na ins­tan­cia la to­ma co­mo for­ma de pre­sión al mu­ni­ci­pio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.