-La Editorial-

Manos en la masa - - RECETAS -

16:00 hrs. En pun­to, ni un mi­nu­to an­tes ni uno des­pués…

Y la Me­mé re­ci­bía a sus hi­jos, nie­tos y bis­nie­tos a ve­ces en pa­to­ta otra en gru­pi­tos vip pa­ra la ho­ra del té. De man­tel blan­co, ta­zas y pla­tos ma­ra­vi­llo­sos. El olor del queque que la Ma­ría ha­bía pre­pa­ra­do con tan­to es­me­ro se sen­tía des­de afue­ra y cuando lle­ga­ba al pla­to, esa sen­sa­ción de pa­raí­so que sen­tías an­tes de pro­bar­lo, se ha­cía reali­dad.

Pa­ra los bis­nie­tos una co­pa de he­la­do con ca­fé, va­rias bo­li­tas, di­fe­ren­tes sa­bo­res, co­mo lo pi­die­ras… no fa­lla­ba. Siem­pre al­go rico, siem­pre lleno de ca­ri­ño y acom­pa­ña­do de sus me­jo­res his­to­rias. Y aun­que creo que nun­ca nos co­ci­nó, era nues­tro pa­no­ra­ma pre­fe­ri­do, sig­ni­fi­ca­ba el en­cuen­tro de un fa­mi­lión.

En es­te li­bro res­ca­ta­mos esa ins­tan­cia y esos re­cuer­dos. La ho­ra del té re­pre­sen­ta mu­chas co­sas y tie­ne que es­tar acom­pa­ña­do con pre­pa­ra­cio­nes a la al­tu­ra. Hoy día no nos da­mos el tiem­po ni le otor­ga­mos la im­por­tan­cia que me­re­ce, co­rre­mos. El mundo gi­ra y no­so­tros arri­ba bien aga­rra­di­tos pa­ra no caer en un des­cui­do.

Por eso te in­vi­ta­mos a pa­rar, res­pi­rar, re­vi­sar las re­ce­tas y pre­pa­rar con mú­si­ca, una co­pa de vino, tu me­jor ami­go o so­lo, y sor­pren­der­te a ti mis­mo con al­go que que­da­rá pa­ra el re­cuer­do, una fo­to en Ins­ta­gram o en What­sapp pa­ra sa­car pi­ca del li­te­ral “man­jar” que go­za­rás.

JA­VIE­RA STANKE FOSTER Di­rec­to­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.