IDEA DE CI­TA QUÍ­MI­CA

Mens Health (Chile) - - Sexo + Relaciones -

Esa mo­vi­da fun­cio­nó... una vez. Era mi pri­mer año de se­cun­da­ria y es­tá­ba­mos en el só­tano de la ca­sa de mis pa­dres en un si­llón co­lor mo­ra­do vien­do el pro­gra­ma de Ricky Ger­vais, Ghost Town. Me sen­té ahí, con mi mano su­do­ro­sa to­man­do la su­ya, pen­san­do: “Va­ya, soy un as”.

Ella me de­jó tres se­ma­nas des­pués en la pis­ta de bai­le de la fies­ta de gra­dua­ción.

Cor­te al año 2017: ten­go 25 años, soy sol­te­ro y vi­vo en un pe­que­ño pue­blo de Pen­sil­va­nia en el que las op­cio­nes pa­ra en­con­trar a al­guien en Tin­der se aca­ban en po­cas búsquedas. Han pa­sa­do nue­ve des­de que tu­ve “éxi­to” con mi tác­ti­ca. Mi úl­ti­ma pri­me­ra ci­ta fue ha­ce ocho me­ses. Por eso los edi­to­res de es­ta re­vis­ta me do­ta­ron de con­se­jos de ex­per­tos y me en­via­ron a ha­cer tra­ba­jo de cam­po. Apren­dí mu­chas co­sas, pe­ro so­bre to­do re­sal­ta una ver­dad uni­ver­sal: los hom­bres so­mos pé­si­mos pa­ra te­ner pri­me­ras ci­tas. Nues­tras ex­pec­ta­ti­vas son de­ma­sia­do al­tas y nues­tra pla­nea­ción, muy la­xa.

De­bes te­ner una me­ta: divertirte. Así las ex­pec­ta­ti­vas dis­mi­nu­yen y la pre­sión des­apa­re­ce. Te con­cen­tras me­nos en te­ner con­tac­to de ma­nos y más en co­no­cer a la mu­jer que te es­tá dan­do el high fi­ve. Fui a nue­ve pri­me­ras ci­tas en Pen­sil­va­nia y Nue­va York. En nin­gún mo­men­to di un high fi­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.