We­sak (Tauro)

“Veo, y cuan­do el ojo es­tá abier­to, to­do se ilu­mi­na”.

Mundo Nuevo - - Meditaciones De Luna Llena - Tex­to de: La sin­fo­nía del zo­día­co, ed. Kier.

En es­ta épo­ca, al acer­car­se la lu­na lle­na, los Gran­des, los ini­cia­dos y dis­cí­pu­los, es­tán for­man­do un gran cam­po de ener­gía en el Hi­ma­la­ya me­dian­te Su me­di­ta­ción, con­tem­pla­ción, ri­tua­les mís­ti­cos y sa­gra­dos, y me­dian­te Su gran em­pe­ño, in­vo­ca­cio­nes y con­tac­tos.

Es­te es el cam­po que se­rá car­ga­do ca­da vez más por la pre­sen­cia de Cris­to, y a tra­vés de las ben­di­cio­nes del Gran Se­ñor Budd­ha; pro­por­cio­na­rá un cá­liz pa­ra la ener­gía cós­mi­ca, y un ca­nal a tra­vés del cual estas ener­gías po­drán pa­sar a los reinos de la na­tu­ra­le­za.

To­dos los que son bas­tan­te sen­si­bles a es­te cam­po de ener­gía, ad­ver­ti­rán len­ta­men­te que, den­tro de sus co­ra­zo­nes, flo­re­cen se­mi­llas de gran be­lle­za, ver­dad y bon­dad. To­dos los que aman a sus se­me­jan­tes, to­dos los que real­men­te tra­ba­jan en pro de la uni­dad de la hu­ma­ni­dad, quie­nes real­men­te se em­pe­ñan más allá de sus sa­tis­fac­cio­nes fí­si­cas pa­ra al­can­zar y to­car es­te cam­po de ener­gía, gra­ba­rán en ellos vi­sio­nes, ideas y me­tas de la nue­va era.

Des­de la an­ti­güe­dad, los gran­des Sa­bios han se­pa­ra­do días de­fi­ni­dos pa­ra el ayuno, el re­zo, el des­can­so, el es­fuer­zo, la me­di­ta­ción, y a es­tos días los lla­ma­ron “Días San­tos”. San­ti­fi­car sig­ni­fi­ca po­ner algo apar­te pa­ra usar­lo con una fi­na­li­dad ma­yor. En es­tos días san­tos, la gen­te so­lía ex­ten­der­se más allá del lí­mi­te de sus pa­sa­das rea­li­za­cio­nes. Tra­ta­ba de to­mar con­tac­to con be­lle­zas ma­yo­res, o apor­tar más ale­gría, más uni­dad y paz al mun­do de los hom­bres.

En la nue­va Era, la gen­te con­si­de­ra­rá a los pe­río­dos de lu­na nue­va y lu­na lle­na co­mo días es­pe­cia­les, y las tres lu­nas lle­nas ma­yo­res, a sa­ber, las lu­nas lle­nas de Aries, Tauro y Géminis, se­rán los días san­tos del año.

El mo­men­to má­xi­mo de con­tac­to del año se re­co­no­ce­rá co­mo el día de la Lu­na Lle­na de We­sak, el día en el que los tres gran­des cen­tros del pla­ne­ta, la Hu­ma­ni­dad, la Je­rar­quía y el Ho­gar del Pa­dre se vin­cu­la­rán y fun­di­rán con los cen­tros cós­mi­cos, li­be­ran­do así po­ten­tes ener­gías so­bre nues­tro pla­ne­ta Tie­rra.

Las ener­gías de las que ha­bla­mos pro­vie­nen del sol Si­rio, de la Osa Ma­yor, de la cons­te­la­ción de Tauro, y es­pe­cial­men­te de la gran es­tre­lla Al­de­ba­rán, que bri­lla co­mo el Ojo del To­ro.

Estas tres Gran­des Vi­das o Cons­te­la­cio­nes, son ca­na­les de la ener­gía de la ilu­mi­na­ción, del amor, de la com­pa­sión y del po­der vo­li­ti­vo. Es­ta épo­ca es úni­ca de­bi­do a las com­bi­na­cio­nes de estas ener­gías y al efec­to de estas com­bi­na­cio­nes so­bre la na­tu­ra­le­za del ser hu­mano. Don­de es­tán dis­po­ni­bles estas tres ener­gías, to­da nues­tra na­tu­ra­le­za res­pon­de a ellas. Las tres cla­ses de Mó­na­das (Mó­na­das del pri­me­ro, se­gun­do y ter­cer ra­yos) y los tres ti­pos de ra­yos son abar­ca­dos y afec­ta­dos por ta­les com­bi­na­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.