SE­GU­RI­DAD PA­RA ME­NO­RES EN IN­TER­NET

Muy Interesante (Chile) - - EN PORTADA -

Al­gu­nas pau­tas y consejos de se­gu­ri­dad pa­ra evi­tar que me­no­res de edad sean cap­ta­dos por aco­sa­do­res en la red. To­ma­do del li­bro In­ter­net ne­gro, de Pe­re Cer­van­tes y Oli­ver Taus­te. “La me­jor he­rra­mien­ta tec­no­ló­gi­ca pa­ra la prevención es una bue­na edu­ca­ción”.

Consejos pa­ra pre­ve­nir el hac­king:

1 In­cul­car a los me­no­res que las con­tra­se­ñas son úni­cas, per­so­na­les e in­trans­fe­ri­bles. No se com­par­ten con ami­gos o com­pa­ñe­ros de co­le­gio.

2

Por su pro­pia se­gu­ri­dad (y de­jar cla­ro que no es pa­ra es­piar), las úni­cas per­so­nas que de­ben co­no­cer esas con­tra­se­ñas son los pa­dres.

3

Adop­tar en ca­sa po­lí­ti­cas de se­gu­ri­dad so­bre las con­tra­se­ñas, por ejem­plo cam­biar­las de vez en cuan­do, es­ta­ble­cer una pe­rio­di­ci­dad. 4

Ase­so­rar pa­ra crear con­tra­se­ñas de ca­li­dad, que no sean ob­vias (12345, abc...) 5 La pre­gun­ta se­cre­ta es muy im­por­tan­te, que sea se­gu­ra. 6

Te­ner un buen an­ti­vi­rus en el equi­po.

En ca­sa:

1 Fo­men­tar un diá­lo­go ade­cua­do que ge­ne­re con­fian­za. No te­ner mie­do de ha­blar con ellos so­bre In­ter­net, se­xo o ci­ber­de­li­tos.

2

Es­ta­ble­cer nor­mas so­bre el uso de In­ter­net, re­cu­rrien­do al con­sen­so con los me­no­res (ho­ra­rio de­fi­ni­do, lu­gar de co­ne­xión, pre­sen­cia de adul­tos, su­per­vi­sión de si­tios vi­si­ta­dos, etc.).

3 Su­per­vi­sar el uso de dis­po­si­ti­vos con cá­ma­ra, co­mo ta­blets y smartp­ho­nes. Sa­ber con quién se co­nec­ta el me­nor a tra­vés de la cá­ma­ra y qué pro­gra­mas uti­li­za. 4 Ob­ser­var dón­de uti­li­za su dis­po­si­ti­vo, si es en zo­na co­mún o in­ti­mi­dad, ya sea ba­ño o ha­bi­ta­ción. La bús­que­da ex­ce­si­va de pri­va­ci­dad pue­de ser un in­di­cio de con­ver­sa­cio­nes con des­co­no­ci­dos o con­duc­tas no apro­pia­das.

5

Co­no­cer las re­des so­cia­les en las que los me­no­res es­tén re­gis­tra­dos.

6

Evi­tar que en­víen fo­to­gra­fías o vi­deos su­yos sin su­per­vi­sión. So­bre to­do a eda­des más tem­pra­nas (por ejem­plo has­ta los 14 años).

7

In­for­mar a los me­no­res so­bre los ci­ber­de­li­tos que se pro­du­cen, co­mo el groo­ming (adul­tos que se ha­cen pa­sar por me­no­res pa­ra ace­char a sus víc­ti­mas).

8

Co­no­cer las re­des so­cia­les en las que es­tán re­gis­tra­dos y los ami­gos que tie­nen agre­ga­dos, las pá­gi­nas que vi­si­tan, qué ha­cen en ellas, pa­ra qué las vi­si­tan, qué in­for­ma­ción per­so­nal han da­do.

9

Evi­tar ci­tar­se con per­so­nas que so­lo co­no­cen en re­des so­cia­les; es muy arries­ga­do. Ave­ri­guar de quién se tra­ta.

10 Fo­men­tar el pen­sa­mien­to crí­ti­co, ba­sa­do en PEN­SAR AN­TES DE PU­BLI­CAR, ya sean fo­tos, vi­deos o co­men­ta­rios que pue­dan per­ju­di­car­les.

SU­PER­HÉ­ROES. El pro­yec­to iGuar­dian, crea­do por el go­bierno de EE.UU. y el Cen­tro Na­cio­nal pa­ra Me­no­res Des­apa­re­ci­dos y Ex­plo­ta­dos, uti­li­za per­so­na­jes ti­po su­per­hé­roes pa­ra edu­car a las fa­mi­lias acer­ca de los ries­gos en In­ter­net y de los de­pre­da­do­res se­xua­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.