Cuan­do la men­te se nie­ga a es­cri­bir

Muy Interesante (Chile) - - SOCIEDAD -

D iver­sos tras­tor­nos mer­man o inu­ti­li­zan to­tal­men­te la ha­bi­li­dad de es­cri­bir a mano. Uno es la agra­fia, oca­sio­na­da por una le­sión ce­re­bral y em­pa­ren­ta­da con dos en­fer­me­da­des neu­ro­ló­gi­cas tam­bién vin­cu­la­das a la co­mu­ni­ca­ción: la afa­sia –que afec­ta a la fa­cul­tad de ha­blar– y la ale­xia –que di­fi­cul­ta la lec­tu­ra–. Exis­ten va­rias cla­ses, y sus efec­tos más co­mu­nes son pro­ble­mas o in­ca­pa­ci­dad pa­ra re­cor­dar có­mo se de­le­trean las pa­la­bras o en qué or­den de­ben es­cri­bir­se pa­ra for­mar fra­ses cohe­ren­tes. En los ca­sos más gra­ves, in­clu­so se vuel­ve im­po­si­ble re­co­no­cer las le­tras ne­ce­sa­rias pa­ra for­mar un vo­ca­blo.

Otras ve­ces, el im­pe­di­men­to sur­ge por la in­co­rrec­ta coor­di­na­ción de los mo­vi­mien­tos de los múscu­los. “Ocu­rre cuan­do se lle­va un ra­to tra­ba­jan­do, y lo lla­ma­mos el ‘es­pas­mo de es­cri­bien­te’. Pue­de apa­re­cer en la es­cri­tu­ra a mano y a má­qui­na, y tam­bién cuan­do to­ca­mos al­gún ins­tru­men­to”, ex­pli­ca el neu­ró­lo­go Car­los Te­je­ro.

La ex­per­ta en ca­li­gra­fía Ma­ri Car­men Such si­túa el par­kin­son co­mo la en­fer­me­dad que más afec­ta a la es­cri­tu­ra ma­nus­cri­ta, y se­ña­la que hay es­tu­dios, apli­ca­dos con éxi­to en Ar­gen­ti­na, pa­ra re­edu­car a los pa­cien­tes. Por úl­ti­mo, y en muy ra­ras oca­sio­nes, un trau­ma fuer­te pue­de anu­lar esa ca­pa­ci­dad, aun­que es po­si­ble re­cu­pe­rar­la a tra­vés de ejer­ci­cios es­pe­cí­fi­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.