Can­gre­jo er­mi­ta­ño de ojos ver­des

(Pa­ra­gio­pa­gu­rus at­kin­so­nae)

Muy Interesante (Chile) - - ACTUALIDAD - Fuen­tes: eu­re­ka­lert.org; zoo­keys.pen­soft.net

En 2013, cuan­do in­te­gran­tes del De­par­ta­men­to de Agri­cul­tu­ra, Sil­vi­cul­tu­ra y Pes­ca y la Red de Ob­ser­va­ción Am­bien­tal de Su­dá­fri­ca (SAEON) lan­za­ron sus re­des en la cos­ta oes­te de Su­dá­fri­ca pa­ra lle­var a ca­bo su eva­lua­ción de pe­ces co­mer­cia­les, la doc­to­ra La­ra At­kin­son vio que uno de los ejem­pla­res de can­gre­jos que re­co­lec­ta­ron era inusual y lo man­dó ana­li­zar. Lue­go que su equi­po exa­mi­na­ra a ese ma­cho y tras bus­car otros ejem­pla­res en los si­guien­tes años, los doc­to­res Jan­nes Lands­choff y Ra­fael Le­mai­tre, del Ins­ti­tu­to Smith­so­niano de Es­ta­dos Uni­dos, los des­cri­bie­ron y ca­ta­lo­ga­ron co­mo una nue­va es­pe­cie, a la que lla­ma­ron can­gre­jo er­mi­ta­ño de ojos ver­des (Pa­ra­gio­pa­gu­rus at­kin­so­nae).

Es­te can­gre­jo se ca­rac­te­ri­za por me­dir 70 mi­lí­me­tros de lar­go y te­ner una co­lo­ra­ción na­ran­ja con man­chas que van de co­lor bei­ge a blan­cas. Ade­más pre­sen­ta di­mor­fis­mo se­xual, pues en los ma­chos las te­na­zas de­re­chas cre­cen mu­cho más gran­des que en las hem­bras. El pe­que­ño crus­tá­ceo no em­plea con­chas pa­ra pro­te­ger su cuerpo sino que, al igual que otros can­gre­jos er­mi­ta­ños de su fa­mi­lia, cons­tru­ye su ca­pa­ra­zón con ma­te­rial or­gá­ni­co crea­do por anémo­nas que vi­ven en sus es­pal­das y el cual pe­ga con are­na.

La es­pe­cie re­si­de en una pe­que­ña re­gión en la cos­ta oes­te de Su­dá­fri­ca a pro­fun­di­da­des de 199 a 277 me­tros. Su nom­bre cien­tí­fi­co ha­ce alu­sión al ape­lli­do de la doc­to­ra La­ra At­kin­son, in­ves­ti­ga­do­ra de la Red de Ob­ser­va­ción Am­bien­tal de Su­dá­fri­ca, quien re­co­gió el pri­mer ejem­plar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.