Dra­ma hu­mano

Muy Interesante (Chile) - - DOCUMENTO -

En 1946, el go­bierno es­ta­dou­ni­den­se for­mó la Co­mi­sión de Víc­ti­mas de la Bom­ba Ató­mi­ca (ABCC), en­car­ga­da de es­tu­diar los efec­tos de la ener­gía ató­mi­ca so­bre la sa­lud hu­ma­na. Cáncer, leu­ce­mia, fa­ti­ga, tras­tor­nos del cre­ci­mien­to, es­te­ri­li­dad, al­te­ra­cio­nes ge­né­ti­cas, pér­di­da de ca­be­llo, fue­ron so­lo al­gu­nos de los ca­sos a los que se les dio se­gui­mien­to en­tre los so­bre­vi­vien­tes a los ata­ques, los ‘hi­ba­kus­ha’. A es­tos es­tu­dios, si bien ge­ne­ra­ron in­for­ma­ción, se les acu­só de no pres­tar ver­da­de­ros cui­da­dos a los afec­ta­dos. Lue­go, tras la ocu­pa­ción es­ta­dou­ni­den­se que fi­na­li­zó en 1952, Ja­pón es­ta­ble­ció un nue­vo or­ga­nis­mo en­car­ga­do de brin­dar­le aten­ción a es­te sec­tor de la po­bla­ción, el cual fue ob­je­to de re­cha­zo por par­te del res­to de la so­cie­dad ja­po­ne­sa an­te la po­si­bi­li­dad equi­vo­ca­da de que los efec­tos de la ra­dia­ción pu­die­ran ser con­ta­gio­sos. En 1966, se apro­bó la Ley de Me­di­das Es­pe­cia­les pa­ra las Víc­ti­mas de la Bom­ba, la cual les pro­veía be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos. Pa­ra co­no­cer có­mo lu­cía Hi­ros­hi­ma años an­tes del bom­bar­deo se pue­de ver el si­guien­te vi­deo del El Mu­seo de la Paz de Hi­ros­hi­ma: http://a-bombdb.pcf.city.hi­ros­hi­ma.jp/pd­be/de­tail/256911

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.