La caí­da de un gi­gan­te

Muy Interesante (Chile) - - ACTUALIDAD -

Era el úl­ti­mo ejem­plar ma­cho de ri­no­ce­ron­te blan­co del nor­te (Ce­ra­tot­he­rium si­mum cot­to­ni). Se lla­ma­ba Su­dán por­que había na­ci­do en aquel país afri­cano en 1975. Sin em­bar­go a los po­cos me­ses de edad fue cap­tu­ra­do y tras­la­da­do al zoo­ló­gi­co Dvůr Krá­lo­vé, en Che­cos­lo­va­quia (hoy Re­pú­bli­ca Che­ca), jun­to con otros cin­co de su mis­ma sub­es­pe­cie. Cuan­do pa­re­cía que iba a ter­mi­nar sus días en el frío am­bien­te de Eu­ro­pa Cen­tral, el des­tino le pre­pa­ró una ju­ga­da ines­pe­ra­da: en 2009 se su­po que to­dos sus com­pa­ñe­ros en es­ta­do sal­va­je ha­bían des­apa­re­ci­do pa­ra siem­pre. Otro­ra abun­dan­tes en paí­ses co­mo Ugan­da, Re­pú­bli­ca Cen­troa­fri­ca­na, Chad y Su­dán, la ca­za fur­ti­va de es­te ti­po de ri­no­ce­ron­tes pa­ra ob­te­ner sus cuer­nos y sa­tis­fa­cer la de­man­da mun­dial de mar­fil los lle­vó a la ex­tin­ción. Fue así que ese mis­mo año se tras­la­dó a Su­dán a la reserva na­tu­ral Ol Pe­je­ta, en Ke­nia, jun­to con Na­jin, su hi­ja; Fa­tu, su nie­ta, y otro ma­cho de nom­bre Su­ni, pa­ra dar­les una me­jor ca­li­dad de vi­da con la es­pe­ran­za de que pu­die­ran re­pro­du­cir­se. Por aquel en­ton­ces só­lo que­da­ban ocho ejemplares de es­te ti­po en el mun­do.

Tras la muer­te de Su­ni y otro ejem­plar lla­ma­do An­ga­li­fu en 2014, y el tem­prano fa­lle­ci­mien­to de una cría de nom­bre Rin­go en 2016, Su­dán se con­vir­tió en el úl­ti­mo ma­cho vi­vo. Fi­gu­ra fa­mo­sa en­tre gru­pos con­ser­va­cio­nis­tas del mun­do, era una cla­se de em­ba­ja­dor glo­bal que re­pre­sen­ta­ba a las es­pe­cies ani­ma­les en pe­li­gro de des­apa­ri­ción.

De­bi­do a com­pli­ca­cio­nes de sa­lud pro­vo­ca­das por la in­fec­ción en una de sus ro­di­llas y su edad avan­za­da –45 años de ri­no­ce­ron­te equi­va­len a 90 años en hu­ma­nos–, el equi­po de ve­te­ri­na­rios que lo cui­da­ban de­ci­dió so­me­ter­lo a eu­ta­na­sia el pa­sa­do 19 de mar­zo.

Aho­ra Na­jin y Fa­tu son las úl­ti­mas ri­no­ce­ron­tes blan­cos del nor­te. Su eta­pa re­pro­duc­ti­va ha pa­sa­do, por lo que la fer­ti­li­za­ción in vi­tro re­sul­ta­ría di­fí­cil de rea­li­zar. Se­gui­rán me­ro­dean­do a sus an­chas en Ol Pe­je­ta, aun­que cus­to­dia­das de cer­ca por el equi­po de guar­dias armados que las han pro­te­gi­do has­ta hoy de los ca­za­do­res de mar­fil.

Los ri­no­ce­ron­tes blan­cos no re­ci­ben es­te nom­bre por su co­lor. Su nom­bre en in­glés whi­te (blan­co) es de­ri­va­do de la pa­la­bra wei­te, que en afri­káans sig­ni­fi­ca “an­cho”. Es­tos ani­ma­les se di­vi­den a su vez en dos sub­es­pe­cies, ri­no­ce­ron­te blan­co del nor­te y...

Los ri­no­ce­ron­tes son los ma­mí­fe­ros te­rres­tres más gran­des des­pués de los ele­fan­tes.

En un epi­so­dio pe­cu­liar, Tin­der, la apli­ca­ción de ci­tas, lan­zó una cam­pa­ña que nom­bró a Su­dán co­mo “El sol­te­ro más co­di­cia­do” y re­cau­dó 85,000 dó­la­res pa­ra un pro­yec­to de fer­ti­li­za­ción in vi­tro y reha­bi­li­ta­ción de ri­no­ce­ron­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.