¿Qué pa­sa­ría si la Tie­rra co­men­za­ra a gi­rar de­pri­sa? más

Muy Interesante (Chile) - - PREGUNTAS Y RESPUESTAS -

Lo pri­me­ro que de­be­mos sa­ber es que, de­pen­dien­do del pun­to del pla­ne­ta que to­me­mos co­mo re­fe­ren­cia, la Tie­rra gi­ra a di­fe­ren­tes ve­lo­ci­da­des: lo ha­ce más rá­pi­do en las zo­nas del ecua­dor (a 1,669 km/h) y más len­to a me­di­da que nos ale­ja­mos de él. Se­gún un ar­tícu­lo re­cien­te de Popular Scien­ce, si la ve­lo­ci­dad de la Tie­rra se ace­le­ra­ra 160 km/h, el ni­vel del mar en el ecua­dor se ele­va­ría de tal mo­do que di­cha zo­na se anega­ría y que­da­rían cu­bier­tas por el agua áreas co­mo el Ama­zo­nas y el nor­te de Aus­tra­lia. Ade­más, los días se acor­ta­rían (du­ra­rían unas 22 ho­ras) y eso pro­vo­ca­ría un jet lag cons­tan­te en el ser hu­mano (só­lo en ca­so de que el cam­bio no fue­ra gra­dual). En cuan­to al cli­ma, un cam­bio brus­co de esas ca­rac­te­rís­ti­cas pro­vo­ca­ría que los hu­ra­ca­nes gi­ra­ran más rá­pi­do tam­bién y que, por tan­to, fue­ran más des­truc­ti­vos. Asi­mis­mo, a ma­yor ve­lo­ci­dad, la fuer­za cen­trí­fu­ga de la Tie­rra se­ría ma­yor y, con la gra­ve­dad in­va­ria­ble, pe­sa­ría­mos me­nos. De he­cho, si en el ecua­dor la ve­lo­ci­dad fue­ra de 28,400 km/h, allí no pe­sa­ría­mos na­da (eso si si­guié­ra­mos con vi­da, cla­ro es­tá).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.