Da­ño no vis­to

Muy Interesante (Chile) - - ACTUALIDAD -

Una de las op­cio­nes pa­ra quie­nes usan an­te­ojos son los len­tes de con­tac­to: plás­ti­cos desecha­bles, del­ga­dos y tras­pa­ren­tes que se co­lo­can en las pu­pi­las. Tan só­lo en Es­ta­dos Uni­dos exis­ten unos 45 mi­llo­nes de usua­rios, y por lo ge­ne­ral, su du­ra­ción es li­mi­ta­da: des­de un día a má­xi­mo uno o dos años. ¿Pe­ro qué su­ce­de al desechar­los? El cien­tí­fi­co Rolf Hal­den, del Ins­ti­tu­to Glo­bal de Sos­te­ni­bi­li­dad en la Uni­ver­si­dad Es­ta­tal de Ari­zo­na (EUA), des­cu­brió que ti­rar­los por el desagüe po­dría ser una pé­si­ma idea, pues con­tri­bu­ye a la con­ta­mi­na­ción mi­cro­plás­ti­ca en el agua de los ma­res.

El es­pe­cia­lis­ta en te­mas am­bien­ta­les ha uti­li­za­do an­te­ojos y len­tes de con­tac­to gran par­te de su vi­da adul­ta y, por ello, se ha cues­tio­na­do qué su­ce­de cuan­do ya no son úti­les. Uno de los pri­me­ros re­sul­ta­dos es que no hay an­te­ce­den­tes so­bre es­te pro­ce­so. Sin em­bar­go, la in­ves­ti­ga­ción ex­pli­ca que el plás­ti­co se des­com­po­ne fí­si­ca­men­te cuan­do pier­de al­go de su re­sis­ten­cia es­truc­tu­ral. Es­to con­lle­va a que ha­ya par­tí­cu­las de es­te ma­te­rial más pe­que­ñas que da­rán ori­gen a la for­ma­ción de mi­cro­plás­ti­cos.

El pro­ble­ma re­sal­ta­do por Hal­den es que, da­do que los len­tes son trans­pa­ren­tes, los ani­ma­les acuá­ti­cos po­drían con­fun­dir­los con ali­men­to y afec­tar su sis­te­ma di­ges­ti­vo. El equi­po cal­cu­la que en­tre seis y 10 to­ne­la­das mé­tri­cas de len­tes de con­tac­to po­drían ter­mi­nar en el dre­na­je ca­da año só­lo en Es­ta­dos Uni­dos, lo que da una idea de la mag­ni­tud de es­te asun­to has­ta aho­ra inex­plo­ra­do.

MA­LA IDEA. En­tre 15 y 20% de los usua­rios desechan sus len­tes de con­tac­to en el la­va­bo o inodo­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.