En Amé­ri­ca La­ti­na

Aun­que de 2005 a 2015 la co­ber­tu­ra de pen­sio­nes cre­ció de 36,6 a 44,6% en La­ti­noa­mé­ri­ca, hoy día, el 55% de los tra­ba­ja­do­res no co­ti­za a un sis­te­ma de se­gu­ri­dad so­cial. Por ca­da 100.000 tra­ba­ja­do­res se re­gis­tran:

Muy Interesante (Chile) - - DOCUMENTO - PA­RA SA­BER MÁS https://bit.ly/2Q6OPEY Lis­ta de en­fer­me­da­des pro­fe­sio­na­les de la OIT

En­tre los ha­llaz­gos a tra­vés de sus in­ves­ti­ga­cio­nes es­tá la re­la­ción del cán­cer de pul­món en cro­ma­do­res, tra­ba­ja­do­res de cau­cho (pe­ro no de la in­dus­tria mo­der­na, sino en la an­ti­gua) y en los fun­di­do­res de ace­ro, de­bi­do a los quí­mi­cos a los que es­tán ex­pues­tos. En el ca­so de los pri­me­ros, se eva­luó la mor­ta­li­dad en más de mil asa­la­ria­dos ja­po­ne­ses du­ran­te 27 años, lo que tam­bién hi­zo lle­gar a la con­clu­sión de que la ex­po­si­ción ocu­pa­cio­nal al cro­mo pue­de ade­más au­men­tar el ries­go de un tu­mor ce­re­bral y lin­fo­ma ma­ligno.

Sus es­tu­dios tam­bién su­gie­ren que los tra­ba­ja­do­res de cen­tra­les eléc­tri­cas y re­fi­ne­rías de pe­tró­leo, tie­nen al­ta pro­ba­bi­li­dad de pre­sen­tar me­so­te­lio­ma, un tu­mor en el me­so­te­lio, és­te es el te­ji­do que re­cu­bre los pul­mo­nes, es­tó­ma­go, co­ra­zón y otros ór­ga­nos vi­ta­les.

Al pre­gun­tar­le, vía co­rreo elec­tró­ni­co, cuál con­si­de­ra que es la in­dus­tria que re­pre­sen­ta un ma­yor ries­go pa­ra la sa­lud de un tra­ba­ja­dor, el ex­per­to en cán­cer ocu­pa­cio­nal ase­gu­ra que “hoy día en Eu­ro­pa y Amé­ri­ca del Nor­te el ma­yor pe­li­gro es­tá en ocu­pa­cio­nes que tie­nen ries­gos de se­gu­ri­dad fí­si­ca, co­mo es­ti­ba­do­res, en la cons­truc­ción o la mi­ne­ría, en lu­gar de tra­ba­jos con ex­po­si­cio­nes quí­mi­cas”. Aun­que con­si­de­ra que es­to pue­de ser di­fe­ren­te en otras par­tes del mun­do.

Por ejem­plo, en Reino Uni­do las con­di­cio­nes la­bo­ra­les en fá­bri­cas han me­jo­ra­do y los ni­ve­les de ex­po­si­ción per­mi­si­bles han dis­mi­nui­do. “Hay muy po­cas [in­dus­trias] que tie­nen am­bien­tes su­cios co­mo era co­mún en las dé­ca­das de 1940 y 1950”, es­ti­ma. Di­ce que la se­gu­ri­dad ocu­pa­cio­nal es bas­tan­te bue­na en su país, pe­ro las cues­tio­nes de con­fi­den­cia­li­dad ha­cen que in­ves­ti­gar ca­da vez sea más di­fí­cil.

¡Cui­da­do, jo­ven!

La Agen­cia Eu­ro­pea pa­ra la Se­gu­ri­dad y la Sa­lud en el Tra­ba­jo ase­gu­ra que los tra­ba­ja­do­res jó­ve­nes eu­ro­peos tie­nen 40% más pro­ba­bi­li­dad de su­frir una le­sión re­la­cio­na­da con el em­pleo que sus com­pa­ñe­ros de ma­yor edad. Tan só­lo, es­te gru­po re­pre­sen­ta ca­si el 10% de los obre­ros de ma­nu­fac­tu­ras en Áfri­ca, y el 20% en Eu­ro­pa Orien­tal y Asia Oc­ci­den­tal y Cen­tral.

“Las per­so­nas jó­ve­nes tie­nen que vér­se­las con un mer­ca­do la­bo­ral con­tem­po­rá­neo com­pli­ca­do. En mu­chos ca­sos, se sien­ten obli­ga­das a acep­tar la pri­me­ra ofer­ta de tra­ba­jo que se les pre­sen­ta, sin so­pe­sar si las con­di­cio­nes en­tra­ñan ries­gos pa­ra su sa­lud y se­gu­ri­dad”, ase­ve­ra un tex­to de la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo pu­bli­ca­do en abril pa­sa­do.

Se­gún es­ti­ma­cio­nes de la OIT, hay 541 mi­llo­nes de tra­ba­ja­do­res jó­ve­nes, con eda­des de en­tre 15 y 24 años, en to­do el pla­ne­ta. El por­cen­ta­je equi­va­le a más del 15% de la po­bla­ción ac­ti­va a ni­vel glo­bal. Es­te gru­po la­bo­ral tie­ne co­mo sec­to­res más pe­li­gro­sos el de la cons­truc­ción, agri­cul­tu­ra y ma­nu­fac­tu­ras. De he­cho, la agri­cul­tu­ra tam­bién es­tá en­tre los seg­men­tos de ma­yor ries­go pa­ra los jor­na­le­ros de to­das las eda­des. “La crisis mun­dial del em­pleo ju­ve­nil ha pro­vo­ca­do gran­des con­cen­tra­cio­nes de tra­ba­ja­do­res jó­ve­nes en ac­ti­vi­da­des in­for­ma­les, tem­po­ra­les y atí­pi­cas. Es fre­cuen­te que es­tos tra­ba­jos no es­tén su­per­vi­sa­dos apro­pia­da­men­te, y los tra­ba­ja­do­res in­for­ma­les tien­den a ca­re­cer de re­pre­sen­ta­ción y a des­co­no­cer sus de­re­chos le­ga­les”, aler­ta el do­cu­men­to de la OIT.

Si bien es cier­to que los jó­ve­nes re­pre­sen­tan un sec­tor vul­ne­ra­ble, en ge­ne­ral en los gru­pos de to­das las eda­des ha­cen fal­ta más es­fuer­zos pa­ra que el de­re­cho a la se­gu­ri­dad so­cial sea una reali­dad pa­ra to­dos, abar­can­do las prin­ci­pa­les ra­mas de pro­tec­ción que in­clu­yen des­de pres­ta­cio­nes fa­mi­lia­res, pa­ra en­fer­me­da­des, pen­sio­nes de ve­jez, dis­ca­pa­ci­dad o pres­ta­cio­nes en ca­so de su­frir un ac­ci­den­te. Es in­du­da­ble que es­ta si­tua­ción tie­ne que ir a la al­za.

Más del 15% de la po­bla­ción ac­ti­va mun­dial son tra­ba­ja­do­res jó­ve­nes, tie­nen en­tre 15 y 24 años de edad.

11,1 ac­ci­den­tes mor­ta­les enla in­dus­tria

6,9ac­ci­den­tes mor­ta­les en el sec­tor de los ser­vi­cios

10,7ac­ci­den­tes mor­ta­lesen la agri­cul­tu­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.