SANTUARIO LÍ­QUI­DO

National Geographic (Chile) - - | Explora | Agua - Por Ni­na Stro­chlic Na­tio­nal Geo­grap­hic pro­du­jo es­te ar­tícu­lo co­mo par­te de una aso­cia­ción con los Pre­mios Ro­lex a la Ini­cia­ti­va.

En las al­tu­ras del Hi­ma­la­ya, un de­sier­to se vuel­ve ver­de.

El cam­bio cli­má­ti­co en la re­gión in­dia de La­dakh re­du­jo los gla­cia­res e hi­zo im­pre­de­ci­bles la llu­via y tem­pe­ra­tu­ra. El agua es ne­ce­sa­ria para irri­gar los cam­pos de ce­ba­da, man­za­nas y otras co­se­chas de pri­ma­ve­ra, pe­ro el deshielo gla­ciar lle­ga has­ta el ve­rano. Para evi­tar que los agri­cul­to­res ten­gan una co­se­cha im­pro­duc­ti­va, el in­ge­nie­ro So­nam Wang­chuk in­ven­tó una ma­ne­ra de lle­var los gla­cia­res a las per­so­nas.

En 2015, con 125000 dó­la­res, Wang­chuk cons­tru­yó una “es­tu­pa de hie­lo” de 20 me­tros de al­tu­ra: un gla­ciar ar­ti­fi­cial fa­bri­ca­do con arro­yos de mon­ta­ña en­tu­ba­dos. El agua bro­ta co­mo un géi­ser des­de un tu­bo ver­ti­cal, para con­ge­lar­se en un cono de hie­lo con la for­ma de di­cho santuario bu­dis­ta. Es­tá di­se­ña­do para estar con­ge­la­do has­ta que el sol pri­ma­ve­ral ca­lien­te los cam­pos.

Es­te pro­to­ti­po co­men­zó a de­rre­tir­se en abril. Para ju­nio, cuan­do el deshielo re­gu­lar del gla­ciar ini­ció, la es­tu­pa es­ta­ba ca­si de­rre­ti­da.

Aho­ra, ins­ta­la una lí­nea de tu­be­ría para cons­truir 50 es­tu­pas más. Cada una su­mi­nis­tra­rá unos 10 mi­llo­nes de li­tros de agua al año y re­ga­rá 10 hec­tá­reas.

La no­ti­cia lle­gó a to­do el mun­do. El año pa­sa­do cons­tru­yó la pri­me­ra es­tu­pa en los Al­pes sui­zos, y es­te año re­con­ge­la­rá un la­go gla­ciar en In­dia para de­te­ner inun­da­cio­nes re­pen­ti­nas.

El in­ven­tor, cu­yos pro­yec­tos in­clu­yen unos edi­fi­cios ac­ti­va­dos con ener­gía so­lar, ga­nó un Pre­mio Ro­lex a la Ini­cia­ti­va en 2016. Usa esos fon­dos para es­ta­ble­cer una uni­ver­si­dad de in­ves­ti­ga­ción para el Hi­ma­la­ya, que se ocu­pa­rá de los pro­ble­mas am­bien­ta­les de la re­gión.

“La es­ca­sez de agua es un pro­ble­ma enor­me –co­men­ta Tse­ring Spal­zes, agri­cul­to­ra lo­cal–. En el fu­tu­ro, a nues­tros hi­jos les re­sul­ta­rá im­po­si­ble sem­brar”.

Wang­chuk es­pe­ra que, si los lu­ga­re­ños se adap­tan, sus des­cen­dien­tes no se­rán refugiados cli­má­ti­cos. “En las mon­ta­ñas so­mos una mi­no­ría ét­ni­ca y cli­má­ti­ca. Las co­sas que fun­cio­nan en Nue­va York o Nue­va Del­hi no sir­ven en las mon­ta­ñas. Te­ne­mos que en­con­trar so­lu­cio­nes pro­pias a nues­tros pro­ble­mas”.

Para mi­ti­gar el im­pac­to del cam­bio cli­má­ti­co en po­bla­cio­nes del Hi­ma­la­ya, el in­ge­nie­ro So­nam Wang­chuk cons­tru­ye es­tu­pas de hie­lo co­mo la de arri­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.