QUÉ SIGNIFICA SER SA­LU­DA­BLE

National Geographic (Chile) - - Preguntas | Vivek Murthy -

Co­mo ci­ru­jano ge­ne­ral de Es­ta­dos Uni­dos, de 2014 a la pri­ma­ve­ra de 2017, Vi­vek Murthy, de 40 años, am­plió la pro­mo­ción de su ofi­ci­na de sa­lud pú­bli­ca a asun­tos co­mo trans­por­te con­fia­ble, ba­rrios se­gu­ros y vi­vien­da ac­ce­si­ble. Hoy con­ti­núa re­sal­tan­do la ne­ce­si­dad de re­du­cir los es­tig­mas que ro­dean las en­fer­me­da­des men­ta­les y pro­mo­ver el bie­nes­tar emo­cio­nal y los há­bi­tos sa­lu­da­bles.

Di­ces que el bie­nes­tar emo­cio­nal es tan im­por­tan­te co­mo una die­ta sa­lu­da­ble y es­tar ac­ti­vos, ¿por qué?

Cuan­do co­men­cé mi car­go co­mo ci­ru­jano ge­ne­ral, no pre­ten­día en­fo­car­me en el bie­nes­tar emo­cio­nal. Pe­ro se vol­vió una prio­ri­dad lue­go de es­cu­char a las per­so­nas en pue­blos y ciu­da­des. Per­ci­bí que la gen­te ex­pe­ri­men­ta­ba un al­to gra­do de do­lor emo­cio­nal. Pien­so en el bie­nes­tar emo­cio­nal co­mo un re­cur­so en ca­da uno de no­so­tros que nos per­mi­te ha­cer más y desem­pe­ñar­nos me­jor. Eso no so­lo significa la au­sen­cia de una en­fer­me­dad men­tal. Es la pre­sen­cia de emo­cio­nes po­si­ti­vas que nos per­mi­ten ser re­si­lien­tes fren­te a la ad­ver­si­dad.

¿Có­mo lo arre­gla­mos?

Pri­me­ro ne­ce­si­ta­mos cam­biar lo que pensamos acer­ca de las emo­cio­nes. Ellas son una fuen­te de po­der y eso nos lo di­ce la ciencia. A mu­chas per­so­nas se les hi­zo creer que las emo­cio­nes son una fuen­te de de­bi­li­dad. La se­gun­da co­sa que de­be­mos ha­cer es cul­ti­var el bie­nes­tar emo­cio­nal. Hay he­rra­mien­tas pa­ra ello y son re­la­ti­va­men­te sim­ples, co­mo dor­mir, ac­ti­vi­dad fí­si­ca, prác­ti­cas con­tem­pla­ti­vas, co­mo la gra­ti­tud y la me­di­ta­ción, ade­más de la co­ne­xión so­cial.

En las no­ti­cias se pue­de ad­ver­tir mu­cho es­trés, las per­so­nas es­tán ex­haus­tas. ¿Qué te di­ce eso co­mo mé­di­co?

Es­toy cons­ter­na­do por el gra­do de es­trés que ex­pe­ri­men­ta nues­tro país; nos im­pi­de al­can­zar to­do nues­tro po­ten­cial. Creo que hay dos fuer­zas o emo­cio­nes fun­da­men­ta­les que di­ri­gen nues­tras de­ci­sio­nes: amor y mie­do. El amor tie­ne mu­chas ma­ni­fes­ta­cio­nes: com­pa­sión, gra­ti­tud, ama­bi­li­dad y go­zo. El mie­do sue­le ma­ni­fes­tar­se en ci­nis­mo, enojo, ce­los y an­sie­dad. Me preo­cu­pa que mu­chas de nues­tras co­mu­ni­da­des se con­duz­can por el mie­do. En par­te es por lo que lee­mos en las no­ti­cias y que nos da una pau­ta so­bre el es­ta­do del mun­do. Y tam­bién es por­que no he­mos da­do prio­ri­dad a cul­ti­var emo­cio­nes po­si­ti­vas que ema­nen del amor.

“NE­CE­SI­TA­MOS CAM­BIAR LO QUE PENSAMOS DE LAS EMO­CIO­NES”. VI­VEK MURTHY, EX CI­RU­JANO GE­NE­RAL DE ES­TA­DOS UNI­DOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.