COOPE­RA­CIÓN FECUNDA

National Geographic (Chile) - - Explora | Instintos Básicos - Por Pa­tri­cia Ed­monds

Pa­ra ser una cria­tu­ra de unos tres y me­dio cen­tí­me­tros de lar­go, el pez ce­bra (Da­nio re­rio) re­sul­ta enor­me pa­ra la in­ves­ti­ga­ción bio­mé­di­ca. Es un buen su­plen­te de in­ves­ti­ga­ción pa­ra el hu­mano, por­que tie­ne ór­ga­nos en co­mún: ce­re­bro, co­ra­zón, hí­ga­do, ri­ño­nes. Ade­más, la se­cuen­cia del ge­no­ma mues­tra que es­tán en él 84% de los ge­nes que cau­san en­fer­me­da­des en los hu­ma­nos.

Cuan­do Ben Ho­gan, bió­lo­go ce­lu­lar de la Uni­ver­si­dad de Queens­land, es­tu­dió el pez ce­bra en 2001, aumentó su uso en la­bo­ra­to­rios. Co­mo los em­brio­nes son trans­pa­ren­tes y se desa­rro­llan fue­ra de la ma­dre, sus ge­nes pue­den ma­ni­pu­lar­se pa­ra ge­ne­rar en­fer­me­da­des hu­ma­nas y ob­ser­var los cam­bios pro­vo­ca­dos por los pa­de­ci­mien­tos, al­go im­po­si­ble en otros ani­ma­les de la­bo­ra­to­rio.

Aun­que los pe­ces ma­du­ros pre­sen­tan ra­yas, los jó­ve­nes son lo su­fi­cien­te tras­lú­ci­dos pa­ra que los cien­tí­fi­cos es­tu­dien sus sis­te­mas al in­tro­du­cir una sus­tan­cia fluo­res­cen­te (der.). En el ce­re­bro, Ho­gan en­con­tró ines­pe­ra­da­men­te “cé­lu­las ca­rro­ñe­ras” que lim­pian los desechos. Si es­tas es­tu­vie­ran en los hu­ma­nos y pu­die­ran con­tro­lar­se, se­rían úti­les con­tra la de­men­cia y los in­far­tos, su­gie­re.

Rea­li­zar ex­pe­ri­men­tos re­pe­ti­da­men­te re­quie­re mu­chos su­je­tos de prue­ba y los pe­ces ayu­dan a ello. En la na­tu­ra­le­za, la luz so­lar im­pul­sa el apa­rea­mien­to; en el la­bo­ra­to­rio de Ho­gan, cuan­do pren­de las lu­ces y re­ti­ra la se­pa­ra­ción en­tre se­xos del tan­que, la hem­bra desova unos 300 hue­vos que fer­ti­li­za el ma­cho. La crian­za se­ma­nal ase­gu­ra el su­mi­nis­tro.

Has­ta aho­ra, los es­tu­dios con pe­ces ce­bra han ofre­ci­do nue­vos co­no­ci­mien­tos so­bre en­fer­me­da­des co­mo el cán­cer. Eli­za­beth Bur­ke, in­ves­ti­ga­do­ra en los Ins­ti­tu­tos Na­cio­na­les de la Sa­lud en Es­ta­dos Uni­dos, pre­di­ce que “es­tos pe­que­ños na­da­do­res tie­nen gran po­ten­cial pa­ra el avan­ce de la in­ves­ti­ga­ción mé­di­ca”.

FOTO: IMA­GEN COMPUESTA CONFOCAL DE MICROSCOPIO, POR NEIL BOWER, INS­TI­TU­TO DE BIOCIENCIA MOLECULAR, UNI­VER­SI­DAD DE QUEENS­LAND, AUSTRALIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.