CÓ­MO OB­TU­VIE­RON SU ABRI­GO LOS VERTEBRADOS

National Geographic (Chile) - - Explora | Animales - Por Mi­chael Gresh­ko

De es­ca­mas a plu­mas y a piel, los vertebrados se vis­ten a sí mis­mos con una va­rie­dad enor­me de tex­tu­ras y to­na­li­da­des. Sin em­bar­go, los científicos de­mos­tra­ron que mu­chas de esas co­ber­tu­ras emer­gen del mis­mo hard­wa­re ana­tó­mi­co.

Los bió­lo­gos sa­ben que las plu­mas y los pe­los co­mien­zan co­mo es­truc­tu­ras lla­ma­das pla­co­das. En los rep­ti­les, sin em­bar­go, los bió­lo­gos en­con­tra­ron dis­tin­tas zo­nas de piel con es­ca­mas, pe­ro sin pla­co­das. Su au­sen­cia re­sul­tó des­con­cer­tan­te, ya que las aves tie­nen una re­la­ción más cer­ca­na con los rep­ti­les. ¿Las aves y los ma­mí­fe­ros evo­lu­cio­na­ron pla­co­das de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te? ¿O los rep­ti­les de hoy las des­car­ta­ron?

Mi­chel Mi­lin­ko­vitch, bió­lo­go de la Uni­ver­si­dad de Ginebra, vi­si­tó una fe­ria de ani­ma­les y en­con­tró dra­go­nes bar­bu­dos “des­nu­dos” de es­ca­mas y sur­gió un ter­cer es­ce­na­rio. Cuan­do com­pa­ró los la­gar­tos des­nu­dos con sus pa­rien­tes es­ca­mo­sos, vio pro­tu­be­ran­cias pa­re­ci­das a pla­co­das que mo­tea­ban la piel de los em­brio­nes con es­ca­mas. Los em­brio­nes des­nu­dos, sin em­bar­go, se man­tu­vie­ron li­sos.

En 2016, Mi­lin­ko­vitch anun­ció que las pro­tu­be­ran­cias eran pla­co­das, lo que ubi­có las es­truc­tu­ras en los an­ces­tros co­mu­nes de rep­ti­les, aves y ma­mí­fe­ros en ha­ce más de 300 mi­llo­nes de años. Y co­mo es­tas se re­la­cio­nan tam­bién con los ge­nes que es­cul­pen los dien­tes y las es­ca­mas de los pe­ces, al­gu­nos científicos pien­san que es­tas sur­gie­ron en los pri­me­ros vertebrados: un “con­ser­va­du­ris­mo re­mar­ca­ble”, ar­gu­men­ta Da­nie­lle Dhouailly –bió­lo­ga de la Uni­ver­si­dad Gre­no­ble Al­pes–, que se re­mon­ta a 420 mi­llo­nes de años.

Mi­lin­ko­vitch tam­bién en­con­tró que los dra­go­nes bar­bu­dos des­nu­dos ca­re­cen de es­ca­mas por­que les fal­tan co­pias fun­cio­na­les de un gen cru­cial pa­ra la for­ma­ción de pla­co­das. Lo que usan los vertebrados a la mo­da, des­de la izq.: la piel de un leo­par­do, las plu­mas de un fai­sán de Am­herst ma­cho y las es­ca­mas de una pi­tón de Se­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.