Nam­co Mu­seum

Nintendo - - SUMARIO -

Via­ja­re­mos al pa­sa­do, a las sa­las de ar­ca­dia de los años ma­ra­vi­llo­sos, don­de dis­fru­ta­mos de jue­gos co­mo Pac-Man o Ga­la­ga.

Pa­ra los ju­ga­do­res con tiem­po en es­te en­tre­te­ni­mien­to re­sul­ta­rá to­do un via­je al pa­sa­do es­ta en­tre­ga de Ban­dai Nam­co, pa­ra el Nin­ten­do Switch. Nam­co Mu­seum es un re­co­pi­la­cíón de tí­tu­los clá­si­cos de la vie­ja es­cue­la, con la ne­ce­sa­ria adap­ta­ción a las ca­rac­te­rís­ti­cas y ven­ta­jas que se tie­nen hoy en día con nues­tras pan­ta­llas en Al­ta De­fi­ni­ción. Es­to da co­mo re­sul­ta­do una ex­ce­len­te op­ción de jue­go pa­ra los po­see­do­res de un Nin­ten­do Switch. Mu­chos re­co­no­ce­rán los tí­tu­los que con­tie­ne es­ta co­lec­ción, otros no tan­to, pe­ro eso no sig­ni­fi­ca que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes de­ban de­jar pa­sar es­tas jo­yas de an­ta­ño, y que mar­ca­ron de el ca­mino de la in­dus­tria. No es la pri­me­ra vez que Ban­dai Nam­co lan­za una ver­sión Museo, en pa­sa­das con­so­las dis­fru­ta­mos de las se­lec­cio­nes re­tro, sien­do la de Wii, la más re­cien­te en las con­so­las de Nin­ten­do. El he­cho de ver de nue­vo un lan­za­mien­to de es­ta cla­se, nos de­ja ver que la fór­mu­la fun­cio­na y que los jue­gos re­tro aún tie­nen ra­tos de di­ver­sión pa­ra ofre­cer. ¿Có­mo de­cir­le que no a un Pac-Man o Ga­la­ga? por só­lo men­cio­nar a al­gu­nos de los desa­rro­llos in­cluí­dos. Va­mos de lleno con los jue­gos más des­ta­ca­dos que en­cuen­tras en es­ta ver­sión de Nam­co Mu­seum.

Ya men­cio­na­mos a Pac-Man, uno de los tí­tu­los más co­no­ci­dos den­tro de la his­to­ria de los vi­deo­jue­gos. Su idea sen­ci­lla, pe­ro tan di­ver­ti­da, lo man­tie­ne co­mo un clá­si­co e ícono; po­de­mos pen­sar que to­dos -en al­gún mo­men­to­han dis­fru­ta­do de una par­ti­da, ya se en con­so­la o “ma­qui­ni­ta” de ca­lle. Re­co­rre los ni­ve­les to­man­do to­das las píl­do­ras, evi­tan­do que te al­can­cen los co­lo­ri­dos fan­tas­mas.

Ga­la­ga es otro de los jue­gos des­ta­ca­dos de NM. En aque­lla épo­ca los jue­gos de na­ves fue­ron la on­da, sig­ni­fi­có una muy bue­na evo­lu­ción a lo que se ju­ga­ba en Spa­ce In­va­ders y otros tí­tu­los si­mi­la­res. Los ni­ve­les ca­da vez son más com­pli­ca­dos, la destreza y reac­ción son la cla­ve pa­ra evi­tar el con­tac­to con los enemi­gos. Apro­ve­cha los es­ce­na­rios de

bo­nus pa­ra pun­tuar.

Si eres de los ju­ga­do­res que gustan del gé­ne­ro del te­rror, Splat­ter­hou­se es la op­ción que te atra­pa­rá. To­ma va­lor y res­ca­ta a la chi­ca en pe­li­gro den­tro de los ni­ve­les crea­dos den­tro de la man­sión West. Ha­brá mu­chas cria­tu­ras que se opon­drán a tu mi­sión, pe­ro re­cuer­da, no hay re­to fá­cil. Un desa­rro­llo clá­si­co en 2D, sal­ta y co­rre cuan­do lo ne­ce­si­tes.

Lo re­tro y ac­tual nunca lu­cie­ron tan bien co­mo en es­ta ver­sión pa­ra Switch

Si bus­cas un shoo­ter, Tank For­ce cu­bri­rá la ex­pec­ta­ti­va. Con di­ver­si­dad en tan­ques y mo­do mul­ti­pla­yer, la di­ver­sión es­tá ga­ran­ti­za­da al po­ner­le las ma­nos a los con­tro­les, re­vi­vien­do el mo­do clá­si­co de las ar­ca­dias, den­tro de ni­ve­les es­tra­té­gi­cos.

Dig Dug fue lan­za­do en 1982, así que po­drás con­tar los años que han pa­sa­do des­de su sa­li­da en las ar­ca­dias. La idea es des­truir a se­res que se en­cuen­tran ba­jo la su­per­fi­cie, y que po­drás ubi­car con­for­me te abras ca­mino con ba­se en la ex­ca­va­ción. Una vez que lle­gas a ellos tie­nes que in­flar­los con una bom­ba has­ta ex­plo­tar­los. Sí, sue­na bas­tan­te ra­ro pa­ra lo que hoy ju­ga­mos, pe­ro esa es la ma­ne­ra de sa­car­los de ac­ción.

Es­tas cria­tu­ras ha­rán lo que sea por eli­mi­nar­te, por lo que de­bes de evi­tar a to­da cos­ta que cum­plan su ob­je­ti­vo.

Son muy va­ria­das las op­cio­nes que tie­nes den­tro de Nam­co Mu­seum pa­ra Nin­ten­do Switch. Por gé­ne­ros no ten­drás que­ja, pues­to que se ha lo­gra­do una bue­na com­bi­na­ción de tí­tu­los que ofre­cen va­rian­tes.

Úl­ti­ma­men­te he­mos re­ci­bi­do adaptaciones de jue­gos re­tro a las nue­vas tec­no­lo­gías. Só­lo hay que ver ha­cia fi­na­les de 2016, cuan­do Nin­ten­do nos sor­pren­dió con el NES Clas­sic Edition; una con­so­la mi­ni que reunió a 30 de los clá­si­cos que se dis­fru­ta­ron en el Nin­ten­do En­ter­tain­ment Sys­tem. Con jue­gos pro­pios y de com­pa­ñías co­mo Ko­na­mi, Tec­mo y la mis­ma Nam­co. Si eres de los ju­ga­do­res que no tie­nen mu­cho en es­to, te re­co­men­da­mos que le des una opor­tu­ni­dad a es­te ti­po de pro­pues­tas. Po­drán lu­cir bas­tan­te re­tro, pe­ro tie­nen di­ver­sión.

Ade­más de que co­no­ces un po­co del pa­sa­do, de esa his­to­ria que se fue for­jan­do con los años y que aho­ra es muy di­fe­ren­te.

El Nin­ten­do Switch ofre­ce di­fe­ren­tes ma­ne­ras de ex­pe­ri­men­tar los jue­gos ¡Pun­to a fa­vor!

▲ La adap­ta­ción al nue­vo for­ma­to de pan­ta­lla re­sul­ta di­ver­ti­da.

• Com­pa­ñía Ban­dai Nam­co • Desa­rro­lla­dor Ban­dai Nam­co • Ca­te­go­ría Ac­ción • Ju­ga­do­res 2 si­mul­ta­neos • Opi­na­mos El mo­do por­tá­til se con­vier­te en esa Ar­ca­dia con los cua­tes.

q El te­rror se apo­de­ra de tu con­so­la.

▲ Ac­ción, aven­tu­ra y más gé­ne­ros que lo ha­cen di­ver­so.

u Hay que de­jar un buen sco­re en la pan­ta­lla.

▲ Re­tro, pe­ro con grá­fi­cos de­ta­lla­dos.

En for­ma­to ver­ti­cal ad­quie­ren el as­pec­to de las ar­ca­dias ¡pon tu fi­cha!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.