Top 10 Per­so­na­jes más te­rro­rí­fi­cos

Nintendo - - SUMARIO -

Las fe­chas más ate­rra­do­ras del año lle­ga­ron y aquí te con­ta­mos cuá­les son las cria­tu­ras más ho­rro­ro­sas de los vi­deo­jue­gos.

Nos han he­cho pa­sar va­rias no­ches en ve­la, ima­gi­nan­do qué pa­sa­ría si los en­fren­tá­ra­mos en la vi­da real, se­res de pe­sa­di­lla.

1 ReDead TLOZ: Oca­ri­na of Ti­me

En TLOZ: Oca­ri­na of Ti­me, vi­vi­mos una de las aven­tu­ras más in­ten­sas en la his­to­ria de los vi­deo­jue­gos, real­men­te una co­mo po­cas, pe­ro sin du­da uno de los mo­men­tos que na­die se es­pe­ra­ba, era el en­con­trar­se a es­tas cria­tu­ras. Las ve­mos por to­das par­tes una vez que ha pa­sa­do el tiem­po y vol­ve­mos co­mo adul­tos a Hy­ru­le. Lo más es­ca­lo­frian­te de es­tos se­res, es su as­pec­to. No son zom­bies, son ca­dá­ve­res en mo­vi­mien­to, con un cuer­po se­co, con­su­mi­do por el tiem­po. Pa­ra eli­mi­nar­lo, atá­ca­lo por la es­pal­da usan­do agún ítem que te per­mi­ta ha­cer­lo a dis­tan­cia.

2 Ne­me­sis Re­si­dent Evil 3 Es­te per­so­na­je es un do­lor de ca­be­za. Ya de en­tra­da, la at­mós­fe­ra del jue­go es muy ten­sa, re­co­rres con mie­do ca­da ca­lle de Ra­coon City, cuan­do de la na­da, sa­le Ne­me­sis, tum­ban­do pa­re­des, de­rri­ban­do he­li­cop­te­ros, que­rien­do des­truir­te. Cuan­do apa­re­ce, tie­nes dos op­cio­nes, evi­tar­lo o en­fren­tar­lo... te re­co­men­da­mos ir por la pri­me­ra, ya al fi­nal del jue­go ten­drás opor­tu­ni­dad de aca­bar­lo, por­que de lo con­tra­rio só­lo vas a des­per­di­ciar mu­ni­cio­nes im­por­tan­tes. Ne­me­sis es uno de esos per­so­na­jes que se que­dan en tu men­te por lo agre­si­vo que re­sul­ta. 3 Ka­ya­ko Ju-On The Grud­ge

Si vis­te las pe­li­cu­las Ju-On (no las adap­ta­cio­nes de EU), es un he­cho que pa­sas­te va­rias no­ches sin dor­mir, y la cul­pa­ble era Ka­ya­ko, el fan­tas­ma prin­ci­pal de la cin­ta. Sus mo­vien­tos y so­ni­dos son pa­ra sa­lir co­rrien­do y to­mar un avión a cual­quier par­te, y si a es­to le agre­ga­mos que apa­re­ce en lu­ga­res co­mo tu pro­pia ca­ma, el dor­mir no es una op­ción. En Wii, apa­re­ció una muy bue­na adap­ta­ción de es­ta obra. Es un jue­go en el que só­lo con­ta­mos con una lám­pa­ra y con­ta­das he­rra­mien­tas pa­ra po­der es­ca­par de la pe­sa­di­lla. Po­cas per­so­nas lo ju­ga­ron, pe­ro se vol­vió muy po­pu­lar en Ja­pón.

4 Phan­to Su­per Ma­rio Bros. 2

Prác­ti­ca­men­te to­dos los jue­gos de es­te Top, son del gé­ne­ro de te­rror, pe­ro es­te, Su­per Ma­rio Bros. 2, es un jue­go de pla­ta­for­mas ¿qué pue­de te­ner de te­rror? Pues a Phan­to, un guar­dián muy es­pe­cial. En cier­tos mo­men­tos, de­bías en­trar a unas ja­rras en las que el ob­je­ti­vo era to­mar una llave que es­ta­ba ahí co­mo si na­da, sin vi­gi­lan­cia, o al me­nos eso pa­re­cía. Al to­mar­la, una más­ca­ra con as­pec­to té­tri­co, co­bra vi­da y co­mien­za a per­se­guir­te. Lo te­rri­ble es que no se aca­ba cuan­do sa­les del ja­rrón, de he­cho, es jus­to ahí cuan­do co­mien­za lo feo, por­que te si­gue sin im­por­tar el ca­mino, has­ta que cam­bies de pan­ta­lla.

5 Raw Shock Si­lent Hill: SM

Si­lent Hill es te­rror des­de el ini­cio, so­bre to­do en Shat­te­red Me­mo­ries pa­ra Wii, ya que en es­te jue­go, a di­fe­ren­cia del ori­gi­nal, no tie­nes ar­mas pa­ra pro­te­ger­te de las cria­tu­ras de la os­cu­ri­dad, al con­tra­rio, tie­nes que ha­cer lo que cual­quier per­so­na cuer­da, es­ca­par; pe­ro no es sen­ci­llo cuan­do tie­nes a los Raw Shosk ata­cán­do­te. Cuan­do apa­re­cen, no pue­des de­fen­der­te, en el me­jor de los ca­sos in­ten­tas ale­jar­los con lin­ter­nas y na­da más. Al ver­los, te tie­nes que es­con­der y de­bes ha­cer­lo bien, ya que bus­ca­rán por to­das par­tes, y esa sen­sa­ción cuan­do te co­mien­zan a ja­lar de tu es­con­di­te, no es pa­ra na­da agra­da­ble.

6 Zom­bies Va­rias se­ries

Son per­so­na­jes co­mu­nes, pe­ro no me­nos te­rro­rí­fi­cos. Se­res sin con­cien­ca que lo úni­co que quie­ren es co­mer­te, en el me­jor de los ca­sos, por­que en otros, sim­ple­men­te bus­can eli­mi­nar­te vio­len­ta­men­te. Los ve­mos en se­ries co­mo Castle­va­nia o Re­si­dent Evil, con una ca­rac­te­rís­ti­ca es­pe­cial, ata­can en gru­po. Te de­jan sin sa­li­da, im­pul­sán­do­te a usar tus ins­tin­tos más bá­si­cos pa­ra so­bre­vi­vir, co­mo el co­rrer o usar lo que ten­gas en las ma­nos pa­ra de­fen­der­te. Son cria­tu­ras que a pe­sar de ser len­tas, lo­gran ate­mo­ri­zar­te, y re­cor­dar­te que tu ob­je­ti­vo es man­te­ner­te con vi­da sin im­por­tar có­mo.

7 Es­pi­ri­tus Fa­tal Fra­me / Si­lent Hill

Cuan­do en­fren­tas a un mons­truo, de cier­ta for­ma co­no­ces al enemi­go, es de­cir, pue­des ver la for­ma en có­mo se mue­ve, en có­mo te ata­ca, lo cual te per­mi­te pen­sar en una es­tra­te­gia, pe­ro la co­sa cam­bia cuan­do no pue­des ver al enemi­go, cuan­do es un es­pí­ri­tu el que quie­re aca­bar­te. En jue­gos co­mo Fa­tal Fra­me, tie­nes que usar una cámara pa­ra atra­par­los, es una ma­ne­ra de ha­cer­les fren­te muy par­ti­cu­lar, pe­ro cuan­do jue­gas Si­lent Hill, es de­ses­pe­ran­te no po­der ha­cer­les al­go, lo úni­co que te que­da es co­rrer, por­que tu in­ven­ta­rio no te per­mi­te da­ñar­los, vol­vien­do muy intensa la ex­pe­ren­cia.

8 Muer­te Castle­va­nia (serie)

Al ini­ciar un Castle­va­nia, dos co­sas son se­gu­ras, tu en­fren­ta­mien­to con Drá­cu­la y con la muer­te. Siem­pre es­tá es­pe­ran­do por ti en lo al­to de un cam­pa­na­rio, jun­to a un gran re­loj, co­mo que­rien­do que no pier­das de vis­ta la ho­ra de su en­fren­ta­mien­to. Es muy complicada de eli­mi­nar, es un do­lor de ca­be­za. En las ver­sio­nes de Castle­va­nia pa­ra N64, vi­mos las me­jo­res ba­ta­llas con es­ta cria­tu­ra de la no­che, es­qui­van­do sus ata­ques en 3D, mien­tras te per­si­gue con po­de­res que ocu­pan to­da la pan­ta­lla. Es un enemi­go com­plia­do, pe­ro so­bre­to­do, té­tri­co, por­que sa­bes que tu al­ma po­dría que­dar­se ahí.

9 Ul­yaoth Eter­nal Dark­ness: SR

Eter­nal Dark­ness es uno de los jue­gos más té­tri­cos del gé­ne­ro; es el más in­te­li­gen­te, por­que no te asus­ta con música o con fi­gu­ras apa­re­cien­do en un se­gun­do, no, lo ha­ce ju­gan­do con tu men­te. Mien­tras más en­cuen­tros ten­gas con los mons­truos, tu me­di­da de sanidad men­tal ba­ja­rá, y al en­trar en un ran­go pe­li­gro­so, te pro­vo­ca­rá alu­si­na­cio­nes, ju­ga­rá con lo que ves en pan­ta­lla, de una for­ma co­mo po­cas ve­ces se ha he­cho. Es­te mons­truo en es­pe­cial es pe­li­gro­so y ater­mo­ri­zan­te por­que no tie­ne una for­ma co­mún, es una cria­tu­ra que pa­re­ce sa­ca de un li­bro de Lo­ve­craft, lo cual la vuel­ve más mis­te­rio­sa.

10 Ni­ña fan­tas­ma Po­ké­mon X

De to­dos los per­so­na­jes que lle­va­mos, es­te es el más mis­te­rio­so. Se tra­ta de una ni­ña que apa­re­ce en al­gu­nos mo­men­tos den­tro de Po­ké­mon X, Y y Ome­ga Ru­bi y Alp­ha Zap­hi­re. La pri­me­ra vez que lo ha­ce, es al sa­lir de un ele­va­dor, se acer­ca a ti y di­ce “no eres tú”, se va la luz y des­apa­re­ce. Se pen­sa­ba que al avan­zar en el jue­go, su fun­ción se sa­bría, pe­ro no, na­die co­men­ta al res­pec­to, es más, ni los pro­gra­ma­do­res ha­blan de ella. Le­yen­das apun­tan a una ni­ña que per­dió la vi­da du­ran­te la rea­li­za­ción del jue­go, y se apa­re­ce en ellos... pe­ro lo más pro­ba­ble, es que sea la llave pa­ra al­gún even­to en fu­tu­ros jue­gos.

▲ Es­tos fan­tas­mas, Poe, se cree que re­ci­ben su nom­bre por el es­cri­tor Ed­gar Allan Poe.

t Aún apa­re­ce en los sue­ños de mu­chos ju­ga­do­res.

▲ Na­da tan ate­rra­dor co­mo es­tas más­ca­ras que te per­si­guen.

t ¿Qué ha­rías si la en­con­tra­ras en tu cuar­to?

t La cria­tu­ra más po­de­ro­sa de Um­bre­lla. © Cap­com

▲ Co­mo que nos acor­da­mos de otro per­so­na­je que se apa­re­ce en pe­sa­di­llas.

▲ No pue­den ver­te, pe­ro sien­ten tu mie­do.

t En­fren­tar a la muer­te es el pre­lu­dio del gran com­ba­te. t Dé­bi­les, pe­ro fuer­tes do­lup­tae­re­men gru­po. t mb.Bea fu­gian­dTeol­de­co­esat­bus­ca­rán em­quun­cto, mer­te.

© Ubi­soft / Elec­tro­nic Arts / Cap­com

▲ Es­te enemi­go es ca­paz de ma­tar­te con un par de mo­vi­mien­tos.

t Lo pe­li­gro­so es que pue­den cru­zar pa­re­des. © Koei Tec­mo

© Ko­na­mi

▲ To­dos los Po­ké­mon fan­tas­ma tie­nen cru­das historias.

q¿Qué bus­ca es­ta ni­ña?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.