LA FIE­BRE DE LAS AR­GO­LLAS

NuevaMujer - - EL CLÓSET INTELIGENTE POR - Pa­me­la Vic­to­ria Uri­be Kun­car. Columnista y ex­per­ta en Mo­da de la Es­cue­la de Par­sons The New School - Fas­hion Ins­ti­tu­te of Tech­no­logy - IG @PAMEVICTORIA

En las pa­sa­re­las, en las ca­lles, las blo­gue­ras, las street sty­le lo­vers, las adic­tas a la mo­da, las sho­paho­lic…, ¡to­das han su­cum­bi­do a es­ta nue­va ten­den­cia, las ar­go­llas! Es­tán por everyw­he­re: ac­ce­so­rios, aros, car­te­ras, apli­ca­cio­nes, col­gan­do de bol­sos y cin­tu­ras; to­do, ab­so­lu­ta­men­te to­do, es cir­cu­lar. Ten­go en la me­mo­ria ha­ber co­men­za­do ha­ce 2 años con es­ta fi­ja­ción y hoy, 2 años más tar­de, es una adic­ción mun­dial... El cin­tu­rón an­cho de ar­go­lla es el nue­vo obs­se

sed (y es­to no pa­ra, hay un obs­se­sed nue­vo ca­da se­ma­na). Re­cuer­do ha­ber­lo vis­to en la cin­tu­ra de mi ma­dre, acom­pa­ña­do de esos ex­tra­ños pan­ta­lo­nes medio bom­ba­chos con pin­zas y ma­xi hom­bre­ras en ma­xi swea­ters fuc­sias con bri­llos... ¡Sin co­men­ta­rio! La nos­tal­gia del cin­tu­rón an­cho vol­vió, pe­ro más mi­ni­ma­lis­ta y clean. No só­lo so­bre los pan­ta­lo­nes de ti­ro al­to o los mom jeans, sino que acom­pa­ñan­do abri­gos, bla­zers, blu­sas lar­gas, ves­ti­dos, y en to­do lo que que­ra­mos ama­rrar. Usar es­te ti­po de cin­tu­ro­nes an­chos tie­ne al­gu­nos tru­cos, tips y con­si­de­ra­cio­nes a te­ner en cuen­ta al mo­men­to de ir por uno o de usar el de tu ma­dre. * El an­cho y ne­gro tien­de a an­gos­tar la cin­tu­ra, pe­ro no a to­das les que­da bien o có­mo­do; la idea siem­pre es pen­sar y re­fle­xio­nar so­bre las ten­den­cias o las pie­zas pun­tua­les de mo­da, ya que si no van con nues­tro es­ti­lo o cuer­po no es ne­ce­sa­rio usar­las co­mo una obli­ga­ción. * Las mu­je­res muy ba­ji­tas, de es­pal­das más an­chas y tor­sos cor­tos de­ben evi­tar los cin­tu­ro­nes an­chos; pre­fie­ran siem­pre los más an- gos­tos pa­ra que pue­dan cum­plir su fun­ción a ca­ba­li­dad. Lo mis­mo con el ta­ma­ño de las ar­go­llas, si tie­nes más bus­to el ta­ma­ño de la he­bi­lla de­be ser pe­que­ña; por el con­tra­rio, si eres de es­pal­da an­gos­ta y lar­ga de tor­so pue­des usar los cin­tu­ro­nes más dra­má­ti­cos en ta- ma­ño, an­cho o ti­po he­bi­lla. La idea de es­te ac­ce­so­rio es que sea el pro­ta­go­nis­ta del look con una pren­da qui­zás mi­ni­ma­lis­ta, al­go lar­go y sim­ple, con un jum­per o so­bre un bla­zer fo­me que ten­gas por ahí guar­da­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.