TIEM­PO DE DETOX

PA­RA ME­JO­RAR NUES­TRO ES­TI­LO DE VI­DA DE­BE­MOS EN­TEN­DER PRI­ME­RO QUé PA­SA CUAN­DO NOS EXCEDEMOS CON LA CO­MI­DA, Y Có­MO LI­BE­RAR­NOS DE SUS EFEC­TOS NE­GA­TI­VOS. NA­DA SU­CE­DE DE LA NO­CHE A LA MA­ñA­NA, ¡PE­RO EM­PE­CE­MOS POR PRE­SIO­NAR RE­SET!

NuevaMujer - - WELLNESS - Por: Ca­ro­li­na Pal­ma Fuen­teal­ba

Por una se­ma­na aca­ba­mos de vi­vir “la gran vi­da”. ¡No es pe­ca­do! Te­ne­mos po­cas fe­chas pa­ra ce­le­brar, así es que cul­par­se por co­mer de­más no es ne­ce­sa­rio. Aun­que sí con­vie­ne sa­ber qué pa­sa con nues­tro or­ga­nis­mo tras co­mer en ex­ce­so y be­ber más al­cohol del acos­tum­bra­do. Por úl­ti­mo por sim­ple cu­rio­si­dad... Si no eres ve­ge­ta­ria­na, se­gu­ra­men­te co­mis­te más car­ne de la que ne­ce­si­tas. A ni­vel nu­tri­cio­nal, la car­ne ro­ja es una pro­teí­na de al­to va­lor bio­ló­gi­co, ri­ca en mi­ne­ra­les co­mo hie­rro y zinc y vi­ta­mi­nas co­mo la B12. Sin em­bar­go, la par­te ne­ga­ti­va es su gran con­te­ni­do de co­les­te­rol y gra­sas sa­tu­ra­das, las cua­les son da­ñi­nas pa­ra la sa­lud. Bár­ba­ra Ri­co, nu­tri­cio­nis­ta de Olym­pic Gym, ex­pli­ca que por eso su con­su­mo, en pri­me­ra ins­tan­cia, afec­ta di­rec­ta­men­te al pH es­to­ma­cal, lo que con­du­ce a una se­rie de con­di­cio­nes que fo­men­tan el au­men­to de la pre­sión in­tra­ab­do­mi­nal con sín­to­mas co­mo re­flu­jo gas­tro­eso­fá­gi­co, do­lor ab­do­mi­nal o náu­seas, en­tre otros. Ade­más, cau­sa fer­men­ta­ción del ali­men­to por so­bre­cre­ci­mien­to bac­te­riano, ge­ne­ran­do fla­tu­len­cias y len­ti­tud en la di­ges­tión. “Hay que te­ner ma­yor cui­da­do en pa­cien­tes que tie­nen hi­per­co­les­te­ro­le­mia, ar­te­rios­cle­ro­sis, hi­per­ten­sión ar­te­rial, obe­si­dad, tras­torno del me­ta­bo­lis­mo de las gra­sas, cán­cer, gas­tri­tis agu­da o cual­quier otra pa­to­lo­gía gás­tri­ca, ya que el con­su­mo ex­ce­si­vo de car­nes ro­jas y gra­sas es un fac­tor de ries­go ele­va­do”, de­ta­lla la ex­per­ta. Pa­ra or­de­nar nues­tra ru­ti­na post fies­ta le pe- di­mos a la nu­tri­cio­nis­ta que nos guia­ra por el buen ca­mino pa­ra lim­piar el cuer­po y ha­cer un pe­que­ño “re­set” pa­ra co­men­zar des­de ce­ro por la vi­da sa­na. ¿Ese es tu ob­je­ti­vo? Mien­tras lees la no­ta, to­ma una bo­te­lla de agua pa­ra hi­dra­tar­te lo su­fi­cien­te y co­men­zar el detox des­de aho­ra. Re­cor­de­mos que la ali­men­ta­ción in­flu­ye en un 70% en nues­tra fi­gu­ra.

CAR­NES Y/O AL­COHOL

Las car­nes ro­jas con­tie­nen gran can­ti­dad de pu­ri­nas que pue­den pro­du­cir go­ta, cálcu­los en los ri­ño­nes y en las vías uri­na­rias. Por otra par­te, con­tie­nen sus­tan­cias tó­xi­cas pro­pias de la ga­na­de­ría (hor­mo­nas, me­ta­les pe­sa­dos, an­ti­bió­ti­cos), que se su­mi­nis­tran a los ani­ma­les. Por to­do es­to se pue­den con­su­mir, pe­ro no en ex­ce­so.

“Lo ideal se­ría, de­pen­dien­do de ca­da per­so­na (si po­see al­gu­na pa­to­lo­gía aso­cia­da o no), una a tres ve­ces por se­ma­na. En el ca­so del al­cohol, un com­po­nen­te de las be­bi­das al­cohó­li­cas es el que ac­túa co­mo de­pre­sor del sis­te­ma ner­vio­so. Por otra par­te, de­be­mos te­ner en cuen­ta que el me­ta­bo­lis­mo del al­cohol cau­sa irri­ta­ción y se­cre­ción de ju­gos gás­tri­cos que pue­den oca­sio­nar pro­ce­sos in­fla­ma­to­rios en el esó­fa­go y es­tó­ma­go. Otro da­to; 1 gra­mo de al­cohol apor­ta 7 kcal, por lo que el ex­ce­so nos pue­de ha­cer au­men­tar mu­cho de pe­so y/o re­tro­ce­der en to­do el es­fuer­zo que he­mos he­cho pa­ra ba­jar­lo. Ade­más esas ca­lo­rías son con­si­de­ra­das “ca­lo­rías va­cías”, no apor­tan nin­gún nu­trien­te, y el hí­ga­do las me­ta­bo­li­za trans­for­mán­do­las en gra­sa. El con­su­mo ex­ce­si­vo de al­cohol cau­sa un nú­me­ro im­por­tan­te de en­fer­me­da­des y le­sio­nes, en­tre las que des­ta­can el al­coho­lis­mo, la ci­rro­sis he­pá­ti­ca y el cán­cer”, ex­pli­ca Bár­ba­ra.

ALI­MEN­TOS A EVI­TAR

* Las ha­ri­nas. * Azú­ca­res. * Aque­llos que apor­ten gran can­ti­dad de gra­sas sa­tu­ra­das y/o co­les­te­rol (fri­tu­ras, em­bu­ti­dos, lác- teos no des­cre­ma­dos, que­sos ama­ri­llos, cre­ma de le­che, gra­sa vi­si­ble de las car­nes, piel de aves, man­te­qui­lla, ma­yo­ne­sa, et­cé­te­ra). * Dul­ces, ga­lle­tas, pas­te­les, so­bre to­do los que con­ten­gan cre­mas (pas­te­le­ra, Chan­tilly, cho­co­la­te). * Be­bi­das ga­seo­sas, lí­qui­dos o batidos con azu­ca­res aña­di­dos, al­cohol y ju­gos pas­teu­ri­za­dos.

JU­GOS VER­DES

Bár­ba­ra Ri­co re­co­mien­da es­tos ju­gos por­que son una ex­ce­len­te op­ción pa­ra de­pu­rar el or­ga­nis­mo del ex­ce­so de to­xi­nas. Ade­más, gra­cias a que es­tán ela­bo­ra­dos con fru­tas y ver­du­ras, son una im­por­tan­te fuen­te de vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les que nues­tro cuer­po ne­ce­si­ta. Por si fue­ra po­co, son muy sen­ci­llos de pre­pa­rar y de­li­cio­sos. “Re­co­mien­do co­mo de­pu­ra­ti­vo la com­bi­na­ción de té ver­de, pi­ña, pe­pino, li­món y un to­que de men­ta. Se pue­de sus­ti­tuir una fru­ta de las men­cio­na­das por na­ran­ja por su gran con­te­ni­do acuo­so, su fi­bra y, so­bre to­do, por su ri­que­za en vi­ta­mi­na C, que tie­ne fun­ción an­ti­oxi­dan­te. Es­ta fru­ta es un ali­men­to ideal pa­ra de­pu­rar el or­ga­nis­mo y re­for­zar el sis­te­ma in­mu­ne que pue­de es­tar afec­ta­do por el es­trés y los des­equi­li­brios en las fies­tas”.

DETOX DE FRU­TAS Y VER­DU­RAS (3 DÍAS)

“Con un plan de 1 día con­si­gues dar un res­pi­ro al or­ga­nis­mo, al­go que rea­li­za­do de for­ma pe­rió­di­ca apor­ta mu­chos be­ne­fi­cios a la sa­lud. Con un plan de 3 días hay una ma­yor de­pu­ra­ción a ni­vel del sis­te­ma cir­cu­la­to­rio, res­pi­ra­to­rio, di­ges­ti­vo, in­mu­ne y re­nal”, apun­ta Ri­co. No ex­ce­das ese tiem­po sin la ayu­da de un es­pe­cia­lis­ta. Plan ali­men­ta­ción S.O. S (só­lo pa­ra per­so­nas sa­nas, sin en­fer­me­da­des crónicas, y só­lo por 3 días). * Al le­van­tar­se, 500 ml de agua con 1 cu­cha­ra­da de chía. * Desa­yuno 8 AM: 1 va­so de ju­go de na­ran­ja, be­ta­rra­ga y za­naho­ria + 2 ra­cio­nes de fru­tas (*1). * Me­rien­da 10 AM: 1 ra­ción de fru­ta. * Me­rien­da me­dio­día: 1 va­so de ju­go ver­de. * Al­muer­zo 14 PM: Cal­do de po­llo con po­llo des­me­nu­za­do y ve­ge­ta­les (*2). * Me­rien­da 16 PM: 1 ra­ción de fru­ta. * Me­rien­da 18 PM: 1 ra­ción de fru­ta. * Ce­na 20 PM: Cal­do de po­llo con po­llo des­me­nu­za­do y ve­ge­ta­les. (*1): Al 2do día se pue­de cam­biar una de las ra­cio­nes de fru­ta por una tos­ta­da de pan in­te­gral con 1 re­ba­na­da de pe­chu­ga de po­llo o pa­vo. (*2): Al 3er día se pue­de agre­gar ½ ta­za de arroz in­te­gral en el al­muer­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.