Be­lle­za

LA GE­NÉ­TI­CA Y LA EX­PO­SI­CIÓN SO­LAR SON LOS FAC­TO­RES QUE MÁS INCIDEN EN UNA PIEL CON MANCHAS. ENTÉRATE CÓ­MO EVITARLAS.

NuevaMujer - - ÍNDICE - Por: Va­les­ka Silva Pohl

Sí, ama­mos el sol, pe­ro sa­be­mos que de­be­mos pro­te­ger­nos de él y evi­tar­lo en las ho­ras peak, por­que los ra­yos UV pue­den ge­ne­rar­nos va­rios pro­ble­mas y en­fer­me­da­des, en­tre ellas el te­mi­do cán­cer de piel. Sin em­bar­go hay una ra­zón de más cor­to pla­zo: las manchas, esas mar­cas que no nos gus­tan na­da y que van apa­re­cien­do in­va­ria­ble­men­te con el pa­so de los años. Y aun­que el sol no es el úni­co fac­tor in­ci­den­te –la ge­né­ti­ca tie­ne mu­cho que de­cir– es tam­bién uno de los más im­por­tan­tes. El doc­tor Rodrigo Lou­bies, der­ma­tó­lo­go de Clí­ni­ca Or­lan­di, nos es­pe­ci­fi­có va­rios con­cep­tos bá­si­cos pa­ra quie­nes bus­can pre­ve­nir y evi­tar la apa­ri­ción de manchas en la piel. Lo pri­me­ro es que el uso de pro­tec­ción so­lar, por si so­lo, no es su­fi­cien­te. “Es im­por­tan­te usar el SPF 30+ o su­pe­rior en can­ti­dad su­fi­cien­te y con la re­pe­ti­ción ade­cua­da se­gún el ti­po de piel. Pe­ro tam­bién evi­tar ex­po­ner­se al sol en for­ma di­rec­ta en­tre las 10 y 16 ho­ras, y de­be­mos pro­te­ger­nos con medidas fí­si­cas, co­mo ro­pa ade­cua­da, len­tes os­cu­ros y som­bre­ros de ala an­cha, por ejem­plo”. El es­pe­cia­lis­ta es sú­per cla­ro. “Si lo que se bus­ca es efec­ti­va­men­te pre­ve­nir las manchas de la piel, o se es­tá en al­gún tra­ta­mien­to pa­ra ellas, lo más im­por­tan­te es que las per­so­nas en­tien­dan que NO pue­den to­mar sol. En ca­so de es­tar ex­pues­tos por ac­ti­vi­da­des la­bo­ra­les o so­cia­les, de­ben to­mar las medidas de pro­tec­ción so­lar fí­si­cas men­cio­na­das, y el uso de fil­tro no me­nor a 30 SPF”. Ten en cuen­ta que las manchas pue­den afec­tar cual­quier par­te del cuer­po que ha­ya si­do so­me­ti­da a una ex­po­si­ción so­lar con­ti­nua. “Va­ría su as­pec­to y for­ma se­gún la lo­ca­li­za­ción y el gra­do

de da­ño. Un buen ejem­plo es com­pa­rar la piel del es­co­te de una mu­jer adul­ta, con su piel cer­ca­na a las ma­mas, que que­da pro­te­gi­da por el tra­je de ba­ño”, se­ña­la Lou­bies. Las con­sul­tas por manchas son muy fre­cuen­tes, y pa­ra tra­tar­las no hay un pro­ce­di­mien­to úni­co; se de­be rea­li­zar una eva­lua­ción per­so­na­li­za­da a ca­da pa­cien­te, por­que los tra­ta­mien­tos va­rían se­gún el ti­po y co­lor de piel, el ti­po e in­ten­si­dad de la man­cha, los tra­ta­mien­tos pre­vios, y otros fac­to­res que eva­lua­rá el der­ma­tó­lo­go en la con­sul­ta. “Pe­ro en ge­ne­ral in­clu­yen el uso de SPF, cre­mas des­pig­men­tan­tes y el es­tu­dio de con­di­cio­nes que las cau­san, agra­van o man­tie­nen. Por otra par­te, los tra­ta­mien­tos com­ple­men­ta­rios se ele­gi­rán se­gún ca­da ca­so en par­ti­cu­lar”, agre­ga.

LAS CON­DI­CIO­NAN­TES

Los prin­ci­pa­les fac­to­res pa­ra eva­luar los ries­gos de man­char­se son el ge­né­ti­co, que in­clu­ye el co­lor de piel, ojos y la ca­pa­ci­dad adap­ta­ti­va de bron­cear­se al ex­po­ner­se al sol; el da­ño so­lar acu­mu­la­do du­ran­te los años; el se­xo, por­que la piel de las mu­je­res se man­cha mu­cho más fá­cil y fre­cuen­te­men­te que la de los hom­bres; la ex­po­si­ción a los fo­to­nes de luz (ra­dia­ción UV, luz vi­si­ble, in­fra­ro­ja, en­tre otras); cam­bios hor­mo­na­les, em­ba­ra­zo o uso de an­ti­con­cep­ti­vos; fac­to­res in­fla­ma­to­rios lo­ca­les en la piel, co­mo la de­pi­la­ción, y por úl­ti­mo la con­ta­mi­na­ción y la po­lu­ción am­bien­tal. Es­té­ti­ca­men­te las manchas no se ven bien, sin em­bar­go, el fac­tor sa­lud es el más re­le­van­te. “Las manchas en la piel pro­vo­ca­das por la ex­ce­si­va ex­po­si­ción al sol ge­ne­ran un da­ño que pue­de aso­ciar­se, jun­to a otros fac­to­res, a al­gu­nas en­fer­me­da­des de la piel o del res­to del or­ga­nis­mo, den­tro de las cua­les es­tá el cán­cer de piel. Por eso se re­co­mien­da a las per­so­nas rea­li­zar che­queos pe­rió­di­cos con un der­ma­tó­lo­go es­pe­cia­lis­ta”, con­clu­ye Lou­bies.

TIPS DE PRO­TEC­CIóN

* Uti­li­zar un buen lim­pia­dor de piel y cre­mas que ayu­den a evi­tar la po­lu­ción, pa­ra pro­te­ger­se de los fac­to­res me­dioam­bien­ta­les * Usar fil­tro so­lar que no so­lo pro­te­ja de los ra­yos UV A y B, co­mo son la ma­yo­ría de los FPS ac­tua­les, sino tam­bién de los fo­to­nes de la luz vi­si­ble e in­fra­ro­ja. * Uti­li­zar pro­duc­tos tó­pi­cos que ayu­den a dis­mi­nuir el da­ño que ge­ne­ran los ra­di­ca­les li­bres en la piel, apli­can­do cre­mas que con­ten­gan an­ti­oxi­dan­tes. * Evi­tar el uso de an­ti­con­cep­ti­vos ora­les con al­tas do­sis de es­tró­geno, y los pro­ce­sos irri­ta­ti­vos en la piel que ge­ne­ran re­pa­ra­ción con hi­per­pig­men­ta­ción post in­fla­ma­to­ria, co­mo la de­pi­la­ción y apre­tar­se los gra­nos, en­tre otros.

1.- AVON, Anew Cli­ni­cal, To­tal Cla­rify, Cre­ma Fa­cial Acla­ra­do­ra, $18.990. 2.- ISIS PHARMA, Neo­to­ne Ra­dian­ce día spf 50+, $16.470. 3.- ISIS PHARMA, Neo­to­ne no­che, $18.350. 4.- BOBBI BROWN, Ex­tra Bright Mois­tu­re Cream, $78.000. 5.- DUCRAY, Me­las­creen UV50, $14.990. 6.- L’OREAL PARIS, Hi­dra-To­tal 5, cre­ma hu­mec­tan­te an­ti-manchas, $5.990. 7.- BIO-OIL, acei­te que ate­núa es­trías, manchas y ci­ca­tri­ces, $6.990. 8.- GA.MA, Pee­ling Ul­tra­só­ni­co, $89.990. 9.- AVON, Anew Cli­ni­cal, To­tal Cla­rifmy Se­rum Fa­cial Acla­ra­dorm $27.990. 10.- CELLSKINLAB, Sue­ro Phy­to Spot Co­rrect, $22.650. 11.- PAMELA GRANT, Ul­tra Skin Blan­ca No­va Acla­ran­te, $3.490. 12.- DR. WEIL FOR ORI­GI­NALS, Me­ga Bright Skin Illu­mi­na­ting UV30, $39.600. 13.- NATURA CHRONOS, Pharma Gel In­ten­si­vo Acla­ra­dor, $27.900. 4

9 11 13 10 12 19

7

3

2

5

6

1

8

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.