Es­ta­ción Makeup

NuevaMujer - - ÍNDICE -

Aun­que es­ta pri­ma­ve­ra es­tá al­go tí­mi­da aún, sin du­da, se sien­te por to­dos la­dos su pre­sen­cia. Mu­chas flo­res, más tem­pe­ra­tu­ra y no­ches más cor­tas. Es así que al sa­lir del tra­ba­jo ya no nos en­con­tra­mos con una no­che os­cu­ra y fría. Los go­rri­tos de la­na que­da­ron en la ca­sa para dar paso a ac­ce­so­rios más co­lo­ri­dos que lla­man al ve­rano y a la piel des­cu­bier­ta y pa­re­cie­ra que la ener­gía nos cun­de un po­qui­to más. Es mi tem­po­ra­da fa­vo­ri­ta; to­da­vía no su­fri­mos de un ca­lor extremo, pe­ro tam­po­co an­do con es­ta­lac­ti­tas en la na­riz. Una de las co­sas que más dis­fru­to es la reaper­tu­ra de la tem­po­ra­da de te­rra­zas y happy hours, pues con el frío si­nies­tro po­cas eran las ga­nas de sa­lir de mi ca­ma. Para es­tas te­rra­zas que apro­ve­chan tar­des y atar­de­ce­res (y por qué no, las no­ches tam­bién) me en­can­ta lo­grar looks bien ilu­mi­na­dos y ale­gres, para an­dar a tono con la épo­ca. Pri­me­ro que na­da, me gus­ta mezclar en mi ba­se una pe­que­ña can­ti­dad e ilu­mi­na­dor lí- qui­do para dar mu­cha luz a la piel. Me en­can­ta para es­to el Lu­mi Ma­gi­que de L’Oréal un BBB que, al ser de tex­tu­ra tan li­via­ni­ta, es muy fá­cil de mezclar y apli­car. Ojo que es­ta téc­ni­ca no la re­co­mien­do para al­guien que tie­ne pro­ble­mas de piel muy gra­sa o lu­cha cons­tan­te­men­te con el bri­llo. Co­mo soy una adic­ta al bri­llo, me en­can­ta apli­car­lo en los ojos tam­bién, sin de­li­nea­do, en to­do el pár­pa­do mó­vil con la ye­ma del de­do. Para ase­gu­rar­te bue­na ad­he­ren­cia te re­co­mien­do usar un pri­mer de ojos, así no se te acu­mu­la­rá en plie­gues del pár­pa­do y tu mi­ra­da re­sal­ta­rá to­do el tiem­po. Me gus­tan mu­cho los pri­mer de ojos de la mar­ca Ca­tri­ce y un clá­si­co de siem­pre es el Pri­mer Po­tion de Ur­ban De­cay, am­bas op­cio­nes te darán bue­nos re­sul­ta­dos. Si apli­cas uno de es­tos pro­duc­tos pue­des apro­ve­char y ju­gar con pig­men­tos. La mar­ca In­glot tie­ne unos con pur­pu­ri­nas muy pe­que­ñas que son un sue­ño. Ten cui­da­do de apli­car­lo en pe­que­ña can­ti­dad y mien­tras el pri­mer es­tá al­go hú­me­do, para lo­grar un me­jor re­sul­ta­do. Lue­go en­mar­co con mu­cha

más­ca­ra de pes­ta­ñas, MU­CHA, pues me gus­ta el dra­ma­tis­mo de lo­grar pes­ta­ñas bien grá­fi­cas y con un ai­re de mu­ñe­ca. Úl­ti­ma­men­te an­do me­dia enamo­ra­da de la más­ca­ra Mon­sieur Big de Lan­co­me, lar­ga du­ra­ción, muy ne­gras, ce­ro gru­mos y gran de­fi­ni­ción.¡No sé có­mo po­día vi­vir an­tes sin ella! Para la­bios y me­ji­llas uso el Mul­ti­ple de Nars, el co­lor or­gasm es el fa­vo­ri­to de mu­chas, con to­nos ro­sa­dos y du­raz­nos y un le­ve bri­llo, que, co­mo sa­ben, no pue­do de­jar pa­sar. La gra­cia es que al ser una ba­rra que una pue­de lle­var en la car­te­ra, y co­mo mu­chas de es­tas sa­li­das son di­rec­tas des­de el tra­ba­jo, es un sú­per alia­do para “re­no­var” la ca­ra. Pue­des usar­lo en las me­ji­llas y te da­rá co­lor e ilu­mi­na­ción, es muy fá­cil de apli­car y só­lo ne­ce­si­tas tus de­dos para di­fu­mi­nar. De igual ma­ne­ra úsa­lo en los la­bios y te da­rá un to­que su­til y her­mo­so, lo me­jor es que si quie­res has­ta en los pár­pa­dos pue­des uti­li­zar­lo. Es ca­si un look com­ple­to con só­lo un pro­duc­to, es un gran alia­do, sin du­da, y va­le su pe­so en oro. Y a un atar­de­cer pri­ma­ve­ral, con un ma­qui­lla­je tan bo­ni­to y tan­ta ale­gría en el co­ra­zón, no pue­de fal­tar­le un aro­ma que acom­pa­ñe y que de el to­que fi­nal al am­bien­te. Ha­ce un tiem­po pro­be The one de Dol­ce Gab­ba­na y es sin du­da adic­ti­vo. Con un ai­re exótico orien­tal que va in­creí­ble­men­te con las lu­ces do­ra­das de fin del día, un to­que de ber­ga­mo­ta que da ener­gía y de li­rio que te en­vuel­ve, con eso, só­lo fal­ta sol­tar­se el pe­lo, son­reír y dis­fru­tar la ve­la­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.