Be­lle­za

NuevaMujer - - ÍNDICE - Por: Ca­ro­li­na Pal­ma Fuen­teal­ba.

EL 90% DE LOS SE­RES HU­MA­NOS TE­NE­MOS. SI QUIE­RES DIS­MI­NUIR­LA EXIS­TEN DI­VER­SAS OP­CIO­NES, PE­RO NIN­GU­NA FUN­CIO­NA SI NO REA­LI­ZA­MOS UN CAM­BIO PER­MA­NEN­TE DE Há­BI­TOS.

El otro día veía el pro­gra­ma “Pam­pi­ta Online” en You­Tu­be, y la mo­de­lo ar­gen­ti­na co­men­ta­ba que cir­cu­la­ba una fo­to don­de apa­re­cía ce­lu­li­tis en sus pier­nas cuan­do es­ta­ba sen­ta­da. “To­das te­ne­mos un po­co ce­lu­li­tis”, con­fe­sa­ba, y más si pre­sio­na­mos las pier­nas. Ni Pam­pi­ta se “salva” de es­tos ho­yi­tos que nos en­se­ña­ron que se veían mal. Pro­ble­mas hor­mo­na­les, ma­la ali­men­ta­ción y se­den­ta­ris­mo con­tri­bu­yen a su apa­ri­ción y per­ma­nen­cia. Sea­mos más com­pa­si­vas con no­so­tras y, a su vez, tra­te­mos de me­jo­rar­la. Si te­ne­mos po­qui­ta, se pue­de eli­mi­nar; pe­ro si el gra­do es ma­yor, po­dre­mos dis­mi­nuir­la no­ta­ble­men­te só­lo si so­mos es­tric­tas. De paso me­jo­ra­mos nues­tra sa­lud. Fi­nal­men­te, la ce­lu­li­tis se de­fi­ne co­mo la acu­mu­la­ción de te­ji­do adi­po­so en de­ter­mi­na­das zo­nas del cuer­po (mus­los, glú­teos y ab­do­men, prin­ci­pal­men­te), for­man­do nó­du­los de gra­sa que se trans­for­man en ho­yos en la piel. Si com­pras cre­mas an­ti­ce­lu­li­tis, ve­ri­fi­ca que con­ten­gan ca­feí­na, cen­te­lla asiá­ti­ca, re­ti­nol, vi­ta­mi­na E, Gink­go Bi­lo­ba, Aloe Ve­ra, L-car­ni­ti­na, áci­do sa­li­cí­li­co, gli­ce­ri­na o cu­pa­li­na, y aplí­ca­las to­dos los días. Ayu­dan bas­tan­te si ade­más su­mas un cho­rro de agua fría cuan­do ter­mi­nas la du­cha. Don­ka Av­da­loff, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la clí­ni­ca que lle­va su nom­bre, nos da tips para eli­mi­nar­la de for­ma na­tu­ral: • Re­du­cir o eli­mi­nar la sal. • Evi­tar los ali­men­tos pro­ce­sa­dos, em­pa­ca­dos y be­bi­das ga­si­fi­ca­das. • Usar pren­das de ves­tir hol­ga­das, que no com­pri­man ni al­te­ren la cir­cu­la­ción. • Au­men­tar el con­su­mo de zu­mo de fru­tas co­mo pa­pa­ya, pi­ña, man­go, to­ma­te de ár­bol,

man­za­na y ve­ge­ta­les co­mo le­chu­ga, es­pi­na­ca, rá­bano y apio. • Rea­li­zar ma­sa­jes con el gel re­duc­tor y an­ti ce­lu­li­tis de Ra­da Cas­sab que fa­vo­re­ce el dre­na­je lin­fá­ti­co y re­vier­te la for­ma­ción de adi­po­ci­tos. • Con­su­mir ha­bi­tual­men­te in­fu­sio­nes dre­na­do­ras con man­za­ni­lla, ca­lén­du­la y dien­te de león. • Rea­li­zar ejer­ci­cios que ac­ti­ven la cir­cu­la­ción co­mo su­bir y ba­jar es­ca­le­ras evi­tan­do el as­cen­sor. ¡La na­ta­ción es un ejer­ci­cio per­fec­to! • Evi­tar el al­cohol en ex­ce­so, los ali­men­tos fri­tos, el ci­ga­rri­llo, la co­mi­da cha­ta­rra con abun­dan­tes quí­mi­cos y con­ser­van­tes. • To­ma té ver­de. Pre­sen­te en ca­si to­das las die­tas sa­lu­da­bles, es­ta mul­ti­be­né­fi­ca in­fu­sión tam­bién es una fiel alia­da con­tra la ce­lu­li­tis. Es un ex­ce­len­te sus­ti­tu­to del ca­fé y ayu­da a per­der los lí­qui­dos so­bran­tes. • Pre­fie­re las car­nes ma­gras. Aves y pes­ca­dos sin piel tie­nen la pro­teí­na que ne­ce­si­tas para es­tar sa­na, pe­ro sin las gra­sas “ma­las” de las car­nes ro­jas. Es me­jor re­du­cir­la en tu die­ta si quie­res ate­nuar la ce­lu­li­tis.

TEC­NO­LO­GÍA

Con res­pec­to a la apa­ra­to­lo­gía, Clí­ni­ca Don­ka Av­da­loff pre­sen­ta la Ve­las­ha­pe III Evo­lu­tion, tec­no­lo­gía is­rae­li­ta de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción desa­rro­lla­da por Sy­ne­ron y Can­de­la que con­si­gue re­du­cir sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te los de­pó­si­tos lo­ca­li­za­dos y la ce­lu­li­tis, que son las dos for­mas en las que se acu­mu­la la gra­sa en el or­ga­nis­mo. De es­ta for­ma, Ve­las­ha­pe III Evo­lu­tion per­mi­te re­du­cir y mol­dear la fi­gu­ra, dis­mi­nu­yen­do la ce­lu­li­tis y el con­torno en una for­ma al­ta­men­te efec­ti­va, rá­pi­da y no in­va­si­va. Con re­sul­ta­dos vi­si­bles des­de la pri­me­ra se­sión, uti­li­za la mis­ma com­bi­na­ción de ener­gía in­fra­rro­ja, ra­dio­fre­cuen­cia bi­po­lar, suc­ción y ma­sa­je sub­dér­mi­co de sus an­te­ce­so­ras, pe­ro tri­pli­can­do la po­ten­cia por ra­dio­fre­cuen­cia (has­ta 150W). Es­to per­mi­te al­can­zar al­tas tem­pe­ra­tu­ras con ma­yor ra­pi­dez, lo que tie­ne co­mo efec­to una ma­yor re­duc­ción del ta­ma­ño de las cé­lu­las gra­sas, me­jo­ran­do la fla­ci­dez, au­men­tan­do la irri­ga­ción san­guí­nea y el dre­na­je y ayu­dan­do a la dis­mi­nu­ción de la ce­lu­li­tis, to­do es­to en me­nor tiem­po de tra­ta­mien­to y me­nos se­sio­nes. Clí­ni­ca Mo­ren (www.cli­ni­ca­mo­ren.cl), tam­bién cuenta con mo­der­nos tra­ta­mien­tos, co­mo On­das de Cho­que que me­jo­ra la apa­rien­cia de la ce­lu­li­tis, au­men­ta la pro­duc­ción de co­lá­geno y me­jo­ra la cir­cu­la­ción de la san­gre; ade­más ge­ne­ra la for­ma­ción de nue­vo te­ji­do me­jo­ran­do el tono y tex­tu­ra y elas­ti­ci­dad de la piel. Tam­bién apa­re­ce la Ra­dio­fre­cuen­cia Tri­li­po Med Ma­xi­mus, tec­no­lo­gía com­bi­na­da de Ra­dio­fre­cuen­cia Tri­po­llar y Ac­ti­va­ción Mus­cu­lar Di­ná­mi­ca que reduce la gra­sa cor­po­ral, ce­lu­li­tis y la fla­ci­dez, me­jo­ra las es­trías, le­van­ta, to­ni­fi­ca y re­afir­ma los múscu­los, de­sin­to­xi­ca y me­jo­ra el dre­na­je lin­fá­ti­co, me­jo­ra la cir­cu­la­ción de la san­gre y oxi­ge­na­ción. Por úl­ti­mo, des­ta­can el Cools­cul­pting, un tra­ta­mien­to no qui­rúr­gi­co para el con­torno del cuer­po que con­ge­la la gra­sa per­sis­ten­te, eli­mi­nán­do­la de su cuer­po de for­ma na­tu­ral. Sin agu­jas, ni die­ta es­pe­cial, ni ci­ru­gía. Es se­gu­ro, au­to­ri­za­do para uso mé­di­co y efec­ti­vo. La tec­no­lo­gía comprobada de Cools­cul­pting, aho­ra tam­bién para la pa­pa­da y ce­lu­li­tis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.