Sa­lud

NuevaMujer - - ÍNDICE -

Es di­fí­cil es­tar siem­pre aten­ta a una ac­ción que rea­li­za­mos sin pen­sar, co­mo res­pi­rar, pe­ro es ne­ce­sa­rio pres­tar­le más aten­ción por­que afec­ta nues­tro áni­mo, emo­cio­nes y has­ta la sa­lud. La res­pi­ra­ción, ¡es vi­da! La du­ra­ción de la vi­da es­tá ín­ti­ma­men­te vin­cu­la­da al có­mo res­pi­ra­mos; mien­tras res­pi­ra­mos lar­go y pau­sa­do, más años ten­dre­mos pa­ra vi­vir y de ma­ne­ra más sa­lu­da­ble. ¿Sa­bes cuál es el ma­yor error al res­pi­rar? La de­sigual­dad al in­ha­lar y ex­ha­lar. Am­bos de­bie- sen te­ner la mis­ma du­ra­ción. El res­pi­rar por la bo­ca no ha­ce bien, ya que no ac­ti­va el sis­te­ma ner­vio­so pa­ra­sim­pá­ti­co, por lo tan­to, nos ins­ta a es­tar en un es­ta­do siem­pre ac­ti­vo, sin po­der re­la­jar­nos. Cuan­do res­pi­ra­mos mal, sin lle­nar la ca­pa­ci­dad to­tal de nues­tros pul­mo­nes, pro­du­ci­mos an­sie­dad y te­mor, y no lo­gra­mos tam­po­co re­la­jar­nos. Es­to con­lle­va a no po­der pen­sar bien ni ser ca­pa­ces de to­mar bue­nas de­ci­sio­nes.

LA RES­PI­RA­CIÓN PER­FEC­TA

De­be­mos al­can­zar una in­ha­la­ción y ex­ha­la- ción de igual du­ra­ción, pau­san­do uno a dos se­gun­dos des­pués de la in­ha­la­ción y des­pués de la ex­ha­la­ción. Otra op­ción es ha­cer ejer­ci­cios res­pi­ra­to­rios del yo­ga pa­ra dis­tin­tos ob­je­ti­vos, co­mo lo­grar la re­la­ja­ción, otros es­ta­dos de con­cien­cia o ac­ti­var el cuer­po y la men­te. Por ejem­plo, el pra­na­ya­ma ka­pa­la­ba­ti ac­ti­va nues­tra ener­gía. Se in­ha­la y ex­ha­la fuer­te­men­te por la na­riz usan­do el ab­do­men, in­ha­la­cio­nes que de­ben ser rá­pi­das y fuer­tes. Se in­ha­la lle­nan­do el ab­do­men con 3/4 de su ca­pa­ci­dad y se ex­ha­la to­do el ai­re de una vez por la na­riz. Tra­di­cio­nal­men­te son 108 ron­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.